Sistema Multietapa Híbrido de Lexus: así funciona

Cambio automático de cuatro marchas y variador continuo CVT. No parece muy novedoso… pero es lo que forma la base del nuevo sistema Multietapa Híbrido de Lexus.

Ver galería

El nuevo LC 500h estrena el sistema Multietapa Híbrido de Lexus. No parece que un cambio automático de cuatro marchas y un variador continuo CVT sean exactamente novedosos… pero el conjunto motor y transmisión es el más condenadamente complicado que la marca ha fabricado jamás (así lo admiten ellos mismos). Para que te hagas una idea, todos sabemos que la actual gama de híbridos de la marca no es precisamente dinámica. Pero el 500h es algo completamente distinto. Tanto, que si le das a elegir a Koji Sato, ingeniero jefe del nuevo Lexus LC, entre éste o la versión V8, responde: “Los dos son ‘mis pequeñines’, pero quizá compraría el híbrido”.

Vídeo: Lexus LC 500h

Al igual que el RX 450h, combina una mecánica V6 3.5 de 295 CV con un cambio automático de variador continuo, un propulsor que actúa como generador –y controla el ratio del CVT- y otro motor eléctrico. La suma total es de 354 CV y pasa de 0 a 100 km/h en menos de 5 segundos. Hasta aquí, todo nos resulta familiar. Pero hay más.

Para responder a las críticas que dicen que con un CVT las revoluciones de la mecánica rara vez se corresponden con la posición del acelerador, Lexus ha adosado una caja de cuatro marchas automática al final de la transmisión, con cuatro ratios reales ya fijados. Si cuatro te parece una cifra baja, no sufras. En modo manual, el conductor tiene hasta 10 pasos entre los que mover las levas tras el volante. Las primeras tres velocidades se combinan con tres proporciones elegidas de forma artificial en el CVT (lo que da como resultado nueve marchas), mientras que la cuarta es ‘la directa’, arrojando un total de diez. No es una coincidencia que sea el mismo número de relaciones que las de la caja del V8. Un ingeniero nos ha contado que “los estudios muestran que una caja automática de diez marchas ofrece la mejor respuesta dinámica”. Parece un poquito excesivo...

Además, simular una transmisión de 10 velocidades es mucho esfuerzo; ¿por qué no poner una que de verdad tenga este número y ya está? Debido a la eficiencia: con el CVT y la caja de cuatro relaciones, el LC 500h puede ofrecer un par de ‘truquitos’ muy interesantes.

Para empezar, un ratio tan alto para la primera marcha significa que este coche híbrido puede hacer patinar sus ruedas traseras sobre el asfalto seco. Estamos deseando comprobarlo. La variedad de proporciones significa que rodará hasta los 141 km/h sin conectar el motor (el RX 450h lo enciende a 100 km/h). Además, a velocidades de crucero altas, la mecánica puede mantenerse a revoluciones muy bajas, con el fin de ir recargando la batería.

Alain Uyttenhoven, director europeo de Lexus, comenta que puede “imaginar dos líneas de LC’s de alto rendimiento, aunque el objetivo es mejorar el V8, no el híbrido”. Interesante. Y tiene sentido, porque añadir más potencia a este último significaría un motor eléctrico y baterías más grandes para lidiar con la carga extra, añadiendo más peso inoportuno y mitigando la agilidad.

“Su precio estará entre el de un BMW Serie 6 y un Porsche 911”, comenta Uyttenhoven. Estamos ante el comienzo de una marca Lexus más valiente y emocional, añade. Lo compramos.

Tags

  • Lexus
  • Lexus LC 500h
  • Coches híbridos
  • Salón de Ginebra 2016