El nuevo Autopilot de Tesla estará disponible en diciembre

La conducción autónoma, cada día más cerca...

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Piloto automático del Tesla Model S

Si creías que el fabricante norteamericano de vehículos no podría sorprenderte de nuevo, te equivocabas: el nuevo Autopilot de Tesla estará disponible en diciembre y gracias a él todos los automóviles fabricados en su Gigafactory de Nevada podrán ser completamente autónomos en el futuro. Sí, ya puedes correr... 

No te pierdas: La segunda parte del plan maestro de Tesla

A pesar de los mediáticos sucesos asociados a su controvertido piloto automático -¿recuerdas el fallecido por un accidente en un Tesla mientras veía una película?-, lo cierto es que el sistema en permanente desarrollo del gigante eléctrico estadounidense sigue teniendo más luces que sombras, e incluso ha llegado a salvar a más de un conductor de sufrir un aparatoso accidente. Ahora Elon Musk ha decidido dar el siguiente paso y todos los vehículos ensamblados en su fábrica tendrán todo el material necesario para poder ser completamente autónomos llegado el momento. 

"Los vehículos autónomos tendrán un papel crucial en la mejora de la seguridad vial y la aceleración de la llegada de un futuro sostenible", afirman en su página web oficial. "La autonomía total aportaría a nuestros coches la posibilidad de ser mucho más seguros que un conductor humano ordinario, una reducción importante de costes para quienes tienen un coche en la actualidad y una solución de movilidad muy interesante para los que no". 

¿Cómo se consigue que todos los vehículos eléctricos del fabricante estadounidense puedan ser vehículos autónomos en el futuro? El nuevo Autopilot de Tesla que estará disponible en diciembre funcionará gracias a la incorporación de todo el hardware necesario para la implementación de los sistemas de conducción automática: a partir de este momento, cualquier coche que salga por la puerta de la fábrica norteamericana estará dotado de de hasta ocho cámaras que pueden ofrecer una visión de 360º y hasta 250 metros de alcance, 12 sensores de ultrasonidos complementarios y un radar delantero para detectar posibles obstáculos incluso a través de la lluvia, la niebla, el polvo y... otros vehículos. Sí. 

Pero no creas que se han vuelto locos: en Tesla se han cubierto las espaldas y, aunque todos sus coches podrían ser autónomos ya mismo, han preferido limitar las funcionalidades de sus sistemas para evitar accidentes derivados de un fallo o un mal uso de los mismos -como éstos chavales, que los emplean para gastar bromas con el piloto automático de Tesla-. Por esta razón, el nuevo Autopilot de Tesla estará disponible en diciembre a pesar de que aún se encuentra en continua fase de desarrollo y nunca deja de tomar datos gracias a los miles de kilómetros realizados por sus mejores probadores, que son sus propios clientes, quienes podrán comenzar a disfrutar de las nuevas funciones de sus coches de modo progresivo a partir del mes próximo.

Prueba del Tesla Model X: un SUV eléctrico para que sigas la corriente

Desde luego, no se le puede negar a Tesla el mérito de haber abierto el camino para la introducción de los coches eléctricos con soluciones reales en el mercado -soluciones tan reales como el Model S P100D, el coche más rápido en la actualidad que ahora será aún más veloz gracias a su última actualización-, y estoy seguro de que su aportación a la conducción sin la intervención del ser humano será tan definitoria como definitiva. Bien por ellos. 

Voy a dar una vuelta en mi coche de 1985. Si veo a McFly, ¡le doy recuerdos de vuestra parte!

Ver galería

Tags

  • Tesla
  • Coches autónomos