Probamos el Tesla Model S 60D: la puerta de entrada al futuro

Movilidad alternativa... de verdad.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Ver galería

Texto: Ollie Kew

Justo cuando Tesla anuncia su Model S más potente, probáis el que menos anda... ¿y eso?

El Tesla Model S P100D es el coche más rápido actualmente

Muy sencillo: el Tesla Model S 60D que ves en las imágenes es la primera unidad que hemos podido probar del nuevo modelo, que acaba de pasar por un proceso de maquillaje para actualizar algo sus líneas. ¿En qué cambia? Pues en que le han eliminado el frontal en terminación negra que tenía antes y le han añadido luces LED adaptativas. Y ya. Además, el 60D mola casi lo mismo que un P100D. Bueno, no. 

Ver galería

¿En serio?

Tesla necesitaba -urgentemente- un modelo de entrada a la gama mientras que el nuevo Model 3 -que ya tiene más de 400.000 pedidos realizados- llega al mercado, algo que está previsto que suceda en 2018. Así que el 60 es una buena respuesta para seguir manteniendo fresca la oferta del fabricante norteamericano y permitir a más clientes entrar en el mundo de los coches eléctricos. De los coches eléctricos molones

Su batería es de 60 kWh -de ahí su nombre- pero es sustituible en cualquier momento de la vida del coche por la de 75 kWh si estás dispuesto a gastar los casi 10.000 euros que cuesta incorporarla. 

Qué dolor. En cualquier caso, ¿cómo de asequible es? Porque no deja de ser una berlina de lujo...

El Tesla Model S 60D no ser irá contigo a casa por menos de 78.600 euros, una cifra que te permitirá realizar el 0 a 100 en 5,2 segundos y alcanzar una velocidad punta de 210 km/h con una autonomía de más de 400 kilómetros. 

El Tesla Model S logra el récord de eléctricos en Pikes Peak

Puede parecerte caro -en realidad, no lo es tanto si comparas todo lo que ofrece-, y por ello Tesla ha puesto en marcha un sistema de funcionamiento similar a un renting mensual que sirve para aliviar un poco la carga económica de tener uno de sus modelos en tu garaje. Si te paras a pensar un poco y miras más allá del precio de compra, comprobarás que no es tan caro una vez empiezas a sumar costes de mantenimiento -en el Tesla son reducidos- y, sobre todo, repostajes -sale tirado de precio recargar un coche eléctrico... de momento-. Un BMW 530d es más costoso, a la larga, si haces un uso coherente del Model S. 

El Tesla Model S conquista Pikes Peak

No está mal. ¿Por qué debería comprarme el Tesla más lento?

Porque no es lento. De hecho, es sorprendentemente rápido. Hasta ahora hemos probado prácticamente todos los modelos que componen -y compusieron- la gama del Model S: P85, P85D e incluso el P90D con el modo Ludicrous -que es el único coche en el que he tenido que dejar de acelerar a fondo porque empecé a sentir náuseas- y no esperábamos demasiado del 60D, sobre todo teniendo en cuenta que sólo tiene 332 CV para mover más de dos toneladas. 

Ver galería

Pero el Tesla Model S 60D es increíblemente rápido. Y no porque tenga una potencia descomunal, sino por la instantaneidad con la que la entrega: seguro que estás hasta las narices de escuchar a todo el mundo hablar acerca de la patada que tiene un coche eléctrico al arrancar, pero es que este 60D podría dejar clavado a todo un M5 en el 0-50 km/h sin ningún problema. Es el amo de los semáforos. Y lo sabes. 

Vale, tiene un buen precio, es confortable y rápido. ¿Qué más?

Su interior es de coche de lujo de los buenos. A Tesla le dolieron mucho las críticas acerca del diseño de sus interiores y, sobre todo, de la calidad de materiales empleada teniendo en cuenta el precio y público al que iban dirigidos sus coches. Y se han puesto al día: se trata del Model S mejor terminado que hemos probado jamás. 

Y trae juguetes nuevos como el Bioweapon Defense Mode. 

Bio... ¿qué?

Según afirman en Tesla "el filtro BDM -Bioweapon Defense Mode- es 100 veces más efectivo que cualquier otro filtro de habitáculo visto en otros coches de lujo, siendo capaz de impedir la entrada al interior del Model S hasta el 99,97% de las partículas contaminantes del exterior, así como bacterias y otros alérgenos". 

Básicamente es un superfiltro que impide que los malos humos de la furgoneta de reparto de hace 30 años que tienes delante de ti en un atasco -o un VW con software malicioso- puedan enturbiar el limpio ambiente de tu coche eléctrico de lujo. Nosotros no hemos notado la diferencia, pero si los propietarios de Tesla comienzan a incrementar su esperanza de vida hasta los 150 años, editaremos este punto. 

Por cierto, el P100D no necesita ese filtro. Porque es literalmente imposible que nada se te ponga por delante. 

Para resumir... ¿es buen coche?

Salva su vida gracias al piloto automático de Tesla

Absolutamente. Ahora el Model S está comenzando a ser un vehículo completo de verdad, aunque es necesario seguir puliendo detalles como la información innecesaria mostrada a veces en su pantalla principal o su piloto automático. 

Pero el Tesla Model S 60D tiene todo lo que necesitas en un coche para utilizarlo a diario: calidad de sobra, una buena autonomía y prestaciones más que suficientes para moverte entre el tráfico... y dejar en ridículo a más de un gañán en los semáforos. Vale, no es tan espectacular como un P100D, pero -sé que mis seres queridos dejarán de hablarme por decir esto- es el Tesla más redondo que existe ahora mismo. Y es así. 

Tags

  • Tesla
  • Tesla Model S