Prueba fratricida: McLaren 570 GT ‘vs’ McLaren 650S

Mismo chasis de carbono, mismo V8 bi-turbo, pero: ¿cuál es el mejor? Sigue leyendo.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Ver galería

Desde el lanzamiento de McLaren como empresa dedicada a la fabricación en serie de superdeportivos, una cosa quedó clara: todos los coches compartirían muchos elementos para ahorrar costes. El McLaren 570 GT y el McLaren 650S son buenos ejemplos de esta máxima y en esta prueba vamos a ver si esta estrategia es una buena decisión o si, por el contrario, cada coche debería tener un carácter más diferenciado.

No te lo pierdas: al volante del McLaren 540C, el más barato de todos

Y es que todos los McLaren comparten chasis y mecánica, con variaciones, claro está, pero la base es la misma: no hay modelos con motor frontal o con opciones de seis y doce cilindros. El planteamiento es completamente diferente al que Luca di Montezemolo planteó para Ferrari: “un Ferrari diferente para cada ferrarista diferente”. A la marca del ‘cavallino’ no le va mal, ¿podrá McLaren alcanzar el éxito siendo tan poco generosa con las versiones o ha dado con la clave del éxito?

Para comprobarlo, hemos preparado esta comparativa entre el McLaren 570GT y el McLaren 650S, cara a cara, sin aderezos. Dejando de lado a los brutales y limitados McLaren P1 y McLaren 675LT, el 650S es la punta de lanza de la marca, su ejemplar más rápido y eficaz. Por su parte, el McLaren 570GT es la versión más utilizable, con suspensiones más blandas y un interior más lujoso para que pueda ser utilizar en distintas circunstancias. 

 

Ver galería

 

¿Y sabéis qué? Prefiero el McLaren 570GT. El más barato, el más lento. Y no por las razones que probablemente estés pensando. Non por su relación calidad-precio…¿qué más dan 70.000 euros más en estos niveles? No porque el 570GT sea más utilizable y confortable para el día a día que el 650S. ¡Qué va! Es mejor porque simplemente es más divertido en general y en aquellos apartados donde el McLaren 650S es mejor, la diferencia era realmente pequeña.

Sí, el McLaren 650S es más rápido, pero no mucho más. Nada mejor que unas cifras para poner las cosas claras: de cero a cien en 3 segundos, contra los 3,4 de su hermano. De cero a 200 en 8,4 segundos para el 650S y 9,8 segundos para el 570 GT. Ambos coches son increíblemente rápidos y en nuestros test, las diferencias son menores de las que asegura McLaren. 

Es cierto que el 650S suena algo mejor, pero en el GT el sonido entra de una manera más nítida en el habitáculo, gracias a un menos ruido de rodadura. El más caro de esta comparativa tiene más agarre, sus vueltas rápidas son mejores, pero una vez más, la diferencia no es muy grande. Ambos modelos cuentan con frenos cerámicos, por lo que la capacidad de frenada es impresionante. El alerón del 650S aporta algo más de aplomo a alta velocidad, además de una estética que es incuestionablemente racing.

El McLaren 570GT se siente sincero al volante, puedes sentir con más claridad lo que ocurre bajo tu trasero y sientes los límites del coche más previsibles en todo momento. Por supuesto, en carretera abierta y en el 99% de las veces que utilices el coche no podrás ni siquiera acercarte a estos, así que tampoco debes preocuparte en exceso porque el 650S sea algo más rápido en el 0-200.

 

 

Ahora bien, cuando abres las grandes puertas del McLaren 570GT la cosa cambia. El interior se siente más refinado, más cuidado y más moderno. Es una evolución, una evolución sensata y lógica, donde la deportividad y el lujo se combinan magistralmente. Cuando empiezas a andar, la suspensión inteligente del 650S no puede con la clásica del 570GT en términos de confort y refinamiento y, una vez más, el escandaloso ruido de rodadura tiene mucho que decir.

El sistema de entretenimiento del pequeño de los McLaren es más fácil de usar y eso es bueno porque ahora, desde la pantalla, también se deben controlar otros elementos como el climatizador. En el 650S este va en botones separados y la pantalla se reserva para poder configurar más elementos técnicos del coche: no siempre lo nuevo es lo mejor. Tras los asientos, el GT guarda un pequeño compartimento para poder guardar los palos de golf o cualquier pequeña mochila que necesites utilizar en el día a día, en el 650S no lo busques, solamente encontrarás el V8.

Así pues, el McLaren 570GT es más refinado, con un aspectos moderno y, de alguna manera, más moderno de conducir. Bajo mi punto de vista, su puesta a punto está mejor hecha y se puede disfrutar de una manera más sencilla. Pero, salvando las diferencias, el 570GT y el 650S parecen dos versiones distintas de un mismo coche (ambos increíblemente buenos, no lo olvides).

 

Ver galería

 

Son más parecidos de lo que son un Ferrari California y un Ferrari 488 GTB, un 911 Turbo de un GT3, un Huracán de un Aventador, un DB11 de un V12 Vantage. ¿Ves por dónde voy? McLaren ha decidido unificar su estrategia para reducir costes y el resultado no es malo, para nada. No obstante, aunque el recipiente sea similar, los cambios son evidentes desde que la marca lanzase su primer deportivo, el MP4-12C. ¡Y las cosas van rápidas en McLaren! La firma de Woking ya ha confirmado el lanzamiento de un nuevo hiperdeportivo con un chasis capaz de albergar a tres pasajeros, como en el McLaren F1.

El sustituto del McLaren 650S llegará el año que viene, actualmente lo conocemos bajo el nombre en clave, McLaren P14. Al parecer, contará con diferencias sustanciales y un nuevo desarrollo. Ahora bien, me pregunto si serán suficientemente grandes los cambios como para poner terreno de por medio entre este y el brillante y subestimado McLaren 570. “La misma idea pero más rápido” no es no suficiente.

 

Tags

  • McLaren
  • McLaren 650S
  • McLaren 570GT