Prueba del Mercedes-AMG C43 4Matic Estate: cabe todo. También 367 CV

Con mucha Clase...

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Ver galería

Texto: Ollie Kew

Menuda pinta tiene para ser un coche familiar... 

Es bonito, ¿verdad? El Mercedes-AMG C43 4Matic Estate no tiene la brutal potencia de su hermano mayor del gama el C63 -con 476 CV en su versión sencilla y 510 en la variante S-, pero los 367 CV que ofrece tampoco están nada mal. Y además tiene tracción total, con lo cual el establo es más aprovechable. 

Entonces, ¿no es abrumador y escandaloso? Es la gracia de AMG...

No te apures: es un coche que suena muy bien y, gracias a un generoso bloque V6 de tres litros tiene suficientes prestaciones para que puedas terminar en la cárcel antes de lo que crees. Un catador de vinos diría de él que tiene un aroma afrutado, pero puede dar fuerte en el paladar. 

El motor no empieza a empujar de verdad hasta las 4.500 revoluciones y la línea roja está en las 6.500... pero el coche te cortará antes, sobre las 6.200. No, nosotros tampoco lo entendemos. Pero no va nada mal, todo sea dicho. 

Dame cifras, porque no me convence demasiado

Ahí van: su motor V6 3.0 entrega un total de 367 CV y 520 Nm de par que se transmiten a las cuatro ruedas a través de una caja de cambios automática de nueve relaciones. Sólo necesita 4,7 segundos para alcanzar los 100 km/h desde parado y su velocidad punta es de 250 km/h, con un consumo medio -no a 250, lógicamente- de 7,9 litros. ¿Su precio? 70.550 euros -más los extras que quieras añadir-. 

Puede que prefieras el Mercedes Clase C Cabrio, pero si estás dudando entre un modelo u otro es que no tienes muy claro el coche que necesitas... 

Ver galería

Bueno, imagino que el Mercedes-AMG C43 4Matic Estate tiene más maletero, ¿no?

¿Viajas con niños? Los coches con los que harás muy felices a tus hijos

Bien visto, Einstein. Pero las diferencias entre el Clase C Estate y las versiones Coupé o Cabrio van más allá de una simple cuestión de medidas. A la hora de ponerse en marcha, no tienen nada que ver: mientras que las versiones más egoístas del coche tienen un comportamiento sin tacha, el más familiar de todos acusa -y mucho- su peso extra. Y su preferencia por la comodidad a bordo antes que por maximizar al placer de la conducción... 

Ver galería

¿Tiene distintos modos de conducción?

A eso iba, que te adelantas: puedes escoger entre las configuraciones Comfort -en la que el coche es blando, pero muy blando-, Sport y Sport Plus. Sí, los parámetros que afectan a la dirección, suspensiones y respuesta del motor van cambiando a medida que jugueteas con el selector, pero el resultado nunca termina de ser del todo satisfactorio: no está pensado para ser deportivo y se nota. Es el precio a pagar si necesitas más espacio. Haberlo pensado antes de ampliar la familia. Un poco de previsión...

Vaya... ¿es rápido, al menos?

Sí, eso sí. Su motor es generoso y la transmisión de nueve relaciones no se comporta nada mal si no le exiges la respuesta de un GT. Y con la tracción total nunca tendrás pérdidas de adherencia graves -salvo que las busques tú, y ahí es cuando tendrás que tener en cuenta que pesa 1.735 kg-, con lo cual parece confirmarse como un buen aliado para el invierno. 

Entonces, ¿me lo recomiendas?

Ya que te pones... los 5 mejores coches para track days

Sí y no. Todo depende de lo que de verdad estés buscando en un coche. Por unos 25.000 euros extra tienes disponible el C63, que tiene sólo un eje motriz pero es mucho más espectacular que el C43. Pero claro, con esa diferencia de precios puedes gastar muchos litros de combustible yendo a fondo en el hermano pequeño... o comprarte un coche para track days y dejar el Mercedes para llevar los repuestos. Tú decides. 

Ver galería

Tags

  • pruebas de coches
  • Mercedes-AMG