Prueba del nuevo Hyundai Ioniq híbrido. Alguien debería ponerse nervioso...

Ha llegado un nuevo rival para el mercado ecológico... ¿estará a la altura?

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Ver galería

¿Hyundai Ioniq? Tiene pinta de ser ecológico...

No te pierdas: El Hyundai RM16 de 300 CV que no sabías que existía...

Se trata de un nuevo vehículo del fabricante coreano Hyundai que quiere rivalizar con el Toyota Prius. Y también con el Nissan Leaf. Y con el VW Golf GTE... pero no con todos a la vez, ni con el mismo coche. 

¿Me lo expliquen?

Para ser claros: el Hyundai Ioniq está diseñado para poder albergar hasta tres tipos de motor distintos, para que puedas elegir el que se adapte a tus necesidades. ¿Mejor? Aquí tienes más datos del nuevo Ioniq.

Ahora sí. ¿Qué motores puede llevar?

El nuevo coche ecológico de Hyundai puede ser comprado en tres configuraciones distintas: totalmente eléctrico, híbrido e híbrido enchufable. Comencemos por el eléctrico: se trata del modelo que ves en la imagen principal del artículo, con el frontal en color gris en lugar de una parrilla y los detalles laterales en color cobre -porque cobre significa cableado, y cableado significa eléctrico. De toda la vida-. 

En su interior no hay lugar para esos detalles de color, pues está dominado por los plásticos grises de tacto duro. No me malinterpretes: la calidad de acabado no es mala y el ajuste entre piezas es más que correcto, pero el aspecto recuerda mucho a esos Hyundai de los años 90... 

El Ioniq EV envía a las ruedas delanteras un total de 120 CV que aprovechan al máximo los 28 kWh de su batería de ión-litio, capaz de dar al conductor una autonomía de 250 kilómetros de uso normal -lo que lo convierte en un rival directo del Nissan Leaf y el BMW i3-. Pero hay más cifras: en los modos Eco y Normal, puede acelerar de 0 a 100 en 10,2 segundos, que pueden quedarse en 9,9 si el modo de conducción seleccionado es Sport. Tranquilos, chicos de Tesla, el Ioniq no va a incorporar una configuración Ludicrous para morder vuestro pastel

¿Y va bien?

El nuevo Hyundai ioniq me ha gustado más que el Toyota Prius, su gran rival. ¿La razón? Pues está muy clara: un cambio de doble embrague y seis relaciones al que asocia su combinación mecánica, formada por un bloque 1,6 litros gasolina de 105 CV y un eléctrico de 43 CV. Juntos son capaces de entregar un máximo de 141 CV y 265 Nm de par, alcanzar una velocidad máxima de 185 km/h y declarar un consumo medio homologado de 3,8 l/100 km con unas emsiones de 79 g/km. Cifras que superan al Toyota Prius (que entrega 122 caballos), pero la gran diferencia con el japonés está en las sensaciones al volante. Con el ioniq sientes más lo que pasa bajo las ruedas y no tienes esa sensación de conducción artificial que suelen transmitir los híbridos.

¡No lo pierdas!: Nos damos una vuelta en el i20 WRC de Dani Sordo

Y ese cambio de doble embrague del Ioniq, que se opone al CVT del Prius, es el principal responsable de las buenas sensaciones. Junto a él, el comportamiento dinámico mejora a su gran rival gracias ala baja posición de las baterías que han logrado los ingenieros de Hyundai. Eso nos da dos ventajas: un centro de gravedad rebajado y la posibilidad de montar una suspensión trasera multi-link.

 

Ver galería

Y tiene una imagen simpática... 

Pues sí, me recuerda mucho al Toyota, al menos hasta que el Prius abandonó su cara amable en la última generación. No se puede negar a Toyota el haber cambiado para siempre el modo en que la gente concibe los coches ecológicos pensados para la ciudad, que es precisamente el segmento donde quiere introducir Hyundai a su Ioniq. El de los híbridos. 

Para ello, tiene dos versiones distintas: una híbrida y una híbrida enchufable que no llegará hasta 2017. Y lo mejor es su precio... con mejor equipamiento. Zas

Cuéntame más... 

El principal motivo -además del precio- para elegir el Ioniq antes que el Prius es su caja de cambios: el Ioniq tiene una. A pesar de que en Toyota creen firmemente que la mejor opción para asegurar una buena experiencia de conducción y fiabilidad del conjunto motriz es montar un cambio CVT, en Hyundai ven las cosas de otra manera y su híbrido llevará una caja automática de doble embrague, que además resultará más eficiente al tener un menor rozamiento interno. ¡Bien!

Pero no sólo mejora la eficiencia del coche, sino que maximiza el agrado de conducción al hacerlo más semejante a un modelo normal. Así, el motor de cuatro cilindros 1.6 que monta el Ioniq híbrido es capaz de entregar un total de 141 CV -17 CV más en el caso del enchufable- junto con el motor eléctrico, para acelerar al conjunto de 0 a 100 km/h en 10,8 segundos y alcanzar una velocidad punta de 185 km/h. Y con el motor térmico más eficiente del mercado junto con el del Prius. ¡Bien, bien!

Pero nadie va a comprar un híbrido para correr con él...

Eso es verdad. He conducido el Ioniq híbrido unos 65 kilómetros y la impresión general que me ha dejado es buena, con la sensación de que conducía un coche de verdad. ¿El consumo medio? Pues 3,69 litros a los 100 km, que no está nada mal -y vuelve a ser mejor que el que obtuve en la última prueba que realicé de un Prius-. Hyundai asegura que las emisiones de CO2 son de 79,2 g/km. 

El cambio de motor eléctrico a térmico es silencioso y prácticamente ni te das cuenta de cuando ocurre, pero es cierto que el Ioniq recurre al de combustible fósil más de lo que sería deseable -seguro que la versión encufable mejora en ese aspecto-. 

Suena como si el nuevo Hyundai Ioniq fuera el híbrido que hay que comprar

Desde el punto de vista técnico, sí. Y desde el económico, por supuesto que sí. Pero al acceder al interior podemos ver dónde ha recortado Hyundai para poder ofrecer un coche tan bueno en apariencia a ese pedazo de precio. El espacio para los ocupantes traseros no es tan amplio como cabría esperar debido a la caída del techo en esa zona, y en un coche cuyo éxito puede depender en gran medida de su practicidad para el día a día, ese puede ser tu talón de Aquiles. 

¿Sabemos precio del Hyundai Ioniq?

¡Por supuesto! 

El nuevo Ioniq se lanza en versión híbrida con tres acabados: Klass, Tecno y Style. Así que toma nota, porque así quedan los precios del Ioinq con sus distintos niveles:

-Hyundai ioniq Klass: 23.900 euros. De serie con llantas de aleación de 15'', airbag de rodilla, alerta de cambio de carril, control de crucero inteligente, sensor de parking trasero, sensor de luces, cuadro digital, climatizador automático, pantalla táctil de 5'' y camara de aparcamiento trasera.

-Hyundai ioniq Tecno: 26.900 euros. Añade al Klass llantas de aleación de 17'', cuadro digital de 7'', navegador con pantalla táctial, Apple Car Play, Android Auto, cargador móvil inalámbrico, luces de xenon HD, luces traseras LED, retrovisores eléctricos y llave inteligente con botón.

-Hyundai ioniq Style: 29.900 euros. Añade al Tecno sensor de ángulo muerto, techo solar, asientos delanteros calefactados, asientos de cuero, asiento del conductor con memoria, volante calefactado, sensor de parking delantero y alerta de tráfico trasero.

Con independencia del nivel escogido, todos los Hyundai ioniq ofrecen una garantía de 5 años sin límite de kilómetros, 8 años de asistencia en carretera y otros 8 (o 200.000 km) para las baterías. Y lo más importante, cuenta con un descuento promocional de ¡3.000 euros!

 

 

Tags

  • Hyundai
  • Hyundai IONIQ
  • Coches híbridos
  • Coches Eléctricos