Prueba Opel Mokka X: SUV-perconectado

El nuevo SUV alemán ya está aquí. Descubre en esta prueba del Opel Mokka X cómo se comporta este modelo que conserva las dimensiones de su predecesor.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Ver galería

En esta prueba del Opel Mokka X quiero comentarte cómo va el nuevo todocamino presentado por la marca de Rüsselsheim, que en realidad es una renovación del que hasta ahora se conocía simplemente como Opel Mokka. Añade ahora esa terminación X como seña de identidad de la familia de modelos SUV y crossover de la marca alemana que vayan saliendo a partir de este momento.

No te pierdas: Los 11 SUV más rápidos

Este Mokka X mantiene las dimensiones del modelo precedente, tanto en el exterior como en el interior y también en el maletero, que sigue siendo de 356 litros de capacidad. Con sus 4,2 metros de largo se posiciona como un SUV urbano que rivaliza con modelos de la talla del Nissan Juke, el Mitsubishi ASX o el Renault Captur. Su estética exterior es bastante continuista, aunque si se aprecia enseguida que ha actualizado el frontal con nueva calandra y grupos ópticos con tecnología LED.

Mucho más evidentes son los cambios en el interior, ya que deja atrás esa consola central tan abarrotada de botones y en la que ni el propio Sherlock Holmes daba con la clave... Ahora apuesta por el sistema IntelliLink con pantalla de ocho pulgadas, que es el mismo que estrenó hace unos meses el Opel Astra. Gracias a él y a las funciones de conectividad Android Auto y Apple Car Play, así como al asistente de ayuda telemática OnStar, los de Opel no se cortan un pelo y ni se les quiebra la voz al afirmar que es "el SUV del segmento B mejor conectado". Ahí queda eso...

¿La tecnología te la sopla? No deberías, pero te cuento las novedades mecánicas que igual son las que más te ponen de esta prueba del Opel Mokka X... Cuenta con dos bloques CDTi de 110 y 136 CV, así como con dos gasolina 1.4 de 140 CV y 1.4 ECOTEC de 152 CV que llegará algo más tarde.

Prueba del Opel Mokka X

Hemos tenido ocasión de exprimir las cualidades del 1.6 CDTi de 136 CV, un motor que ronca como una morsa al arrancar, pero que suaviza su malhumor cuando va cogiendo temperatura. Es un poco (bastante, en realidad) por debajo de las 2.000 rpm, así que es tu candidato si te gusta tomarte las cosas en plan británico: de forma sosegada y con una entrega progresiva. Lo justo para llegar al té de las cinco sin agobios...

Puedes optar por tracción delantera, la que merece la pena si la mayor parte de tus recorridos van a ser entre semáforos y atascos. Aunque también se ofrece con sistema 4x4. Una opción que solo aconsejo a quienes escapen de la ciudad o vivan en zonas de temperaturas bajas, donde la lluvia o la nieve sea habitual, ya que aporta un plus de tracción y seguridad que sí van a agradecer.

Si tuviéramos que poner alguna pega a su comportamiento, al margen de un quizás excesivo ruido de rodadura, habría que apuntar un radio de giro demasiado amplio (11,5 metros entre bordillos) para un coche se debe jugar los cuartos en calles estrechas.

De partida, el precio de Opel Mokka X sin descuentos promocionales es de 21.837 euros.

Ver galería

Texto: Enrique Trillo.

Tags

  • Opel
  • SUV