Prueba: Porsche 718 Cayman

El Porsche más barato nos ha encandilado.

Ver galería
8 10

Nuestro veredicto

Texto: Stephen Dobie/Fotos: Adam Shorrock

Así que… ¿éste es el Cayman básico, el Porsche más barato?

Sí. En esta prueba del Porsche 718 Cayman te diremos que tiene un precio que comienza en los 58.148 euros. Pero ahora que todos los modelos para uso diario de la marca se asocian a un motor turbo, cuenta con 299 CV y alcanza una velocidad máxima de 275 km/h. La potencia viene de una mecánica 2.0 con cuatro cilindros, incluso más pequeña que la 2.5 que se ha ganado tantas críticas en los Cayman S y Boxster S.

¿Por su ruido?

Efectivamente. El sonido es un aspecto fundamental en un coche deportivo, pero deberían haberle dado más importancia. Gira la llave del Porsche 718 Cayman y sus pulsaciones en reposo te recordarán a las de un VW Beetle antiguo o las de un Subaru Impreza con modificaciones torpes. Elige la comparación que mejor se ajuste a tu experiencia.

Si estás en la ciudad, atascado en el tráfico, su rumor te hará apagar el escape deportivo (ahórrate ese extra… un consejo triste para un Porsche) y asegurarte de que el sistema stop/start está activado.

Pero cuando supera el paso de tortuga y gana velocidad, el sonido mejora mucho, es más musculoso y natural. Nunca llegará a las notas altas del Cayman de seis cilindros, es imposible para un turbo de cuatro cilindros. Sobreponte a la pérdida de calidad auditiva y te deleitarás con el que sigue siendo el pequeño deportivo mejor puesto a punto que puedes comprar.

¿Tan bueno es el Porsche 718 Cayman?

No es bueno, es brillante. Lo han afinado de forma tan majestuosa como siempre; si te gustan los coches simplemente por el placer de conducirlos, te aseguro que hace que sus rivales más cercanos (el Audi TT, con su dirección que vela por tu seguridad, o el ligeramente más tosco BMW Serie 2) se avergüencen, ya que su comportamiento está justo entre ambos, es muy equilibrado.

¿Un Porsche 718 Boxster o Cayman menos potentes? Sí, en China.

La dirección ofrece un peso tan perfecto en tus manos y te da tanta información como la que puedes esperar de un sistema eléctrico moderno, mientras que el cambio manual de seis marchas sólo tiene una desventaja: que hayas probado la transmisión más afilada del inalcanzable Porsche 911 R. Y además de una postura de conducción que no admite tacha, cuentas con controles para sacar lo mejor de un chasis ejemplar. 

A la vista de su maravilloso dinamismo, está claro que un propulsor pensado para aplacar las emisiones no va a dar la talla. Pero este 2.0 es feliz cuando lo estiras hasta las 7.000 rpm (esto es digno de mención, porque no todas las mecánicas turbo están tan cómodas en este caso). Y para ser el Porsche más barato, es muy rápido. Las cifras oficiales hablan de un 0 a 100 en 5,1 segundos y creo que son pesimistas.

Ver galería

La clave es la siguiente: si nunca has conducido un Cayman con seis cilindros y experimentado su maravilloso frenesí en las marchas más altas, no tendrás problema con este sustituto de cuatro cilindros.

Además, gracias a unas relaciones de cambio absurdamente largas -en las que la marca sigue insistiendo-, las velocidades que se alcanzaban eran absurdas. Aún lo son, de hecho, pero el turbo provoca que no necesites tener el motor aullando para que haga efecto sobre el chasis. Consigues más diversión a un ritmo menor y en un vehículo cuya propulsión trasera es más patente que nunca.

¿Qué más es nuevo en el 718 Cayman?

Cuenta con un sistema de infoentretenimiento mucho más vivo y con Apple CarPlay, que permite escuchar lo que lleves en el móvil de forma más segura y sencilla que antes. Se trata de un coche muy habitable, con maleteros de buen tamaño (tanto el delantero como el trasero) y una posición al volante tan bien resuelta que podrás conducir durante horas sin sentirte incómodo.

La parte negativa del nuevo Porsche 718 Cayman viene del excesivo rumor que provocan las ruedas sobre el asfalto -si has elegido las llantas de 20”- y del gasto de combustible: 7,4 l/100 km en un uso mixto sólo mejora un poco la cifra que ofrecía el anterior motor de 2,7 litros (y sí, seis cilindros) del Cayman en una utilización real. De todas formas, es un dato muy bueno para un coche deportivo.

Ver galería

Parece complicado criticarlo adecuadamente

Lo es. El Porsche 718 Cayman es, innegablemente, un modelo menos brillante con un motor rebajado, pero su conducción todavía es chispeante… y es más rápido que nunca.

Aun así… habría comprado uno de los anteriores Cayman antes que un 911, debido a mi presupuesto. Pero restando dos cilindros a su mecánica, en posición central, la marca ha establecido una separación entre ambos coches y ha provocado que el más barato te parezca… más barato. Ahora iría a por el 911 si pudiera permitírmelo. Es un apunte sutil (y completamente hipotético), pero importante.

Aunque debo decir que cada modificación tecnológica introducida por la marca –refrigeración, transmisiones PDK, dirección eléctrica- ha causado controversia y a la larga ha resultado una mejora. Así que quizá la tibia acogida de los propulsores de cuatro cilindros esté a punto de finalizar.

Sus rivales

Audi TT Coupé

Audi TT Coupé

De 37.060 a 47.880 euros

La marca da en el clavo cuando remite al Audi TT Coupé, pero olvida cambiar su imagen.

BMW M3/M4/M4 GTS

BMW M3

De 89.950 a 166.900 euros

Los BMW M3 y M4 han perdido carisma. Pero el M4 GTS la recupera… si sueltas una pasta.

Tags

  • Coches deportivos
  • porsche