Prueba del Porsche Macan Turbo Performance Package: ahora mola más

¿Puede el Porsche Macan Turbo ser todavía mejor?

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

¿Prueba del Porsche Macan Turbo Performance Package? Habéis probado uno hace nada...

Nos alegra que estés tan pendiente de nuestra web, pero debes saber que el artículo del que hablas y que publicamos hace un par de meses era bien distinto al de hoy: se trataba de la prueba del Porsche Macan GTS. 

Oh, sí: es una gran diferencia

Denoto demasiado sarcasmo en tus palabras últimamente... pero sí: hay una gran diferencia. El Porsche Macan Turbo Performance Package es algo bien distinto. Y mejor: ahora tiene 440 CV y 600 Nm de par máximo. 

Haber empezado por ahí. Cuéntame más... 

La versión Performance Package -se han ahorrado denominarlo Turbo S por si en un futuro les diera el punto y quisieran lanzar una versión todavía más bestia- del Porsche Macan Turbo supone un peldaño más en la escalera hacia la locura gracias a un motor capaz de entregar 440 CV y 600 Nm de par máximo -eso ya te lo he dicho, ¿verdad?- que le sirven para poder realizar el 0 a 100 km/h en 4,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 272 que, teniendo en cuenta que el peso del conjunto es de unos nada desdeñables 1.925 kg, no está nada mal. 

Me gusta. ¿Muchas piezas nuevas?

Mmmm, pocas. Muy pocas: a nivel de hardware los únicos cambios que diferencian la unidad de nuestra prueba del Porsche Macan Turbo Performance Package del modelo normal son sus discos de freno delanteros 30 milímetros más grandes, la suspensión adaptativa PASM rebajada 15 mm, su tubo de escape con sonoridad variable y el Sport Chrono, que forma parte de su equipamiento de serie. 

Si te estás preguntando de dónde demonios viene el aumento de potencia debes saber que se debe única y exclusivamente a un remapeado del motor. Ni turbos más apretados, ni colectores cambiados, ni nada. 

¿Qué tal va?

Pues creemos que bien. Deja que me explique: el terreno donde llevamos a cabo la prueba del Porsche Macan Turbo Performance Package estaba situado en Finlandia, que en ésta época del año está un poco cubierto hasta los topes de nieve. Así que cualquier parecido con la realidad que te puedes encontrar en España es pura coincidencia. 

Las conclusiones que pudimos sacar tras pasar una alegre jornada derrapando con él fueron que suena muy bien, que el motor responde aún mejor que antes, y que todo lo demás sigue siendo tan genial como en el resto de modelos de la gama: siempre te hemos dicho que el Macan es el SUV compacto que mejor va... y lo seguimos manteniendo. Brutal trabajo el de Porsche. Ojo. 

¿Le puedo instalar el paquete a otro Macan?

¿Conoces a su hermano mayor? 8 cosas que no sabes del Porsche Cayenne

Nop. En realidad Porsche no lo vende como un paquete de mejoras para el coche, sino como un modelo en sí mismo. Como si fuera un Turbo S, pero sin ser un Turbo S. Y costando 8.430 euros más: para llevártelo a casa tendrás que soltar al menos 106.012 euros. 

Merece la pena si todo el mundo sabe que llevo uno... 

Pues... lamento decirte que en ese caso el PP no es tu coche: no existe ninguna diferencia externa que lo haga distinguirse de un vistazo del Turbo -como sí ocurriría en el Turbo S- salvo un par de paquetes estéticos exclusivos de esta versión, por lo que a ojos de una persona no experta, estarás conduciendo un Turbo normal... que tú dices que corre más. 

¿Debería comprarlo?

Si te gusta y tienes el dinero, corre. El coche va muy bien, tiene una imagen realmente atractiva y ahora anda más. ¿Necesitas más argumentos?

Texto: Tom Harrison

Lecturas recomendadas