Prueba Porsche Panamera Turbo 2016: ¡a más de 300 km/h!

Ahora sí: el Panamera se convierte en un 911 XXL para convertirse en el vehículo deportivo de cuatro puertas a batir.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

¿Qué tenemos aquí?

Se trata del nuevo Porsche Panamera Turbo y ya lo hemos podido poner a prueba en su presentación internacional.

Es grande, mide más de cinco metros de largo y dos de ancho, es potente, su V8 produce 550 CV, y es caro: su precio roza los antiguos 30 millones de pesetas. Eso sí, es un cambio que le sienta muy bien y no es un remake, es un coche completamente nuevo. Tiene buena pinta, ¡ponte cómodo y descubre conmigo de qué es capaz este deportivo de cuatro puertas!

 

Parece algo más atractivo, ¿no?

No te lo voy a negar: el primer Panamera era un gran coche, pero no terminaba de ser redondo en el apartado estético. El nuevo Porsche Panamera Turbo tiene un diseño más limpio, mejor terminado, especialmente en la parte trasera. Ahora, por fin, sí recuerda a un Porsche 911 alargado hasta los extremos, especialmente en la parte trasera, donde los pilotos son realmente parecidos a los del mítico ‘nueveonce’.

No te lo pierdas: las 10 cosas que hemos aprendido del nuevo Porsche Panamera

Una mayor batalla, una línea del techo más baja y una separación más evidente entre en eje delantero y el pilar A hacen que las proporciones del coche sean más agradables a la vista. En el interior, el concepto no varía, pero esta nueva disposición del espacio no penaliza su habitabilidad y el nuevo Porsche Panamera Turbo cuenta con unas amplias plazas traseras, suficientes para que cuatro adultos viajen con total comodidad. El maletero no mejora su capacidad, pero sí su forma, lo que permite que pueda ser mejor aprovechado.

 

¿Hay cambios también en términos de velocidad?

No te preocupes por eso: el anterior ya era rápido, este lo es más. Su ocho cilindros coloca el doble turbocompresor dentro de la ‘V’, tal como ocurre en el AMG GT. Las cifras te van a convencer: cuatro litros, 550 CV y 770 Nm de par. Así que no debes preocuparte en exceso por su tamaño de yate de recreo y sus más de dos toneladas de peso: es capaz de acelerar de cero a cien en 3,6 segundos y supera los 300 km/h. ¡Wow! 

Podría estar horas hablando de la nueva mecánica, pero deja que te cuente algunos detalles interesantes: la desactivación de cilindros permite que el Panamera Turbo ruede con cuatro entre las 950 y 3.500 rpm y siempre que no requieras más de 250 Nm de par. Vamos, si circulas relajadamente, es probable que te muevas habitualmente como su fueses en un Volkswagen Golf de dos toneladas y eso hace que el consumo sea casi inverosímil para un coche con estas características: 7,7 litros a los cien. Eso sí, si este dato resulta fundamental para ti, no te lo compres.

Pero la tecnología no termina aquí. Otro detalle que mola: una finísima capa de hierro de 150 micras se pulveriza en el interior de los cilindros para reducir la fricción interna, el desgaste y el consumo de aceite. No te puedo decir lo ancho que es una micra, tampoco te puedo asegurar cuántos dueños del Panamera vayan a meter su berlina en circuito para hacer que este recubrimiento haga su función, pero oye: detalles como estos son oro para los frikis. ¿O no?

 

¿Qué tal se conduce?

Teniendo en cuenta las cifras de auténtico superdeportivo que arroja el nuevo Porsche Panamera Turbo, hay que reconocer que gracias a su tracción integral y a su caja de cambios PDK de ocho velocidades, el refinamiento es protagonista en este vehículo. Es efectivo en todo momento, tanto cuando quieres ir relajado como cuando quieres matar del susto a tu copiloto: utiliza el sistema ‘launch control’ para unas arrancadas fulgurantes y lo lograrás. A veces incluso puede parecer aburrido y puede llegar a ser tan refinado que te olvidas del machete que lleva bajo el capó.

No te lo pierdas: prueba Porsche Panamera 4S Diésel: 850 razones para comprarlo

Esto es un arma de doble filo: es perfecto para recorrer las Autobahn a toda pastilla pero un riesgo gigantesco de que en nuestras vías te puedan cazar a la mínima; Pegasus adorará al nuevo Panamera, seguro. Eso sí, es cuando llevas la mecánica a su límite de vueltas cuando el deportivo que se esconde en sus entrañas (sí, el nuevo Porsche 911) aparece de sopetón: el sonido y el comportamiento del motor es apabullante y los escapes deportivos (3.516 euros) aseguran un concierto de petardazos cada vez que ahuecas. Puede llegar a ser tremendamente adictivo, ¡aviso!

 

¿Es divertido entonces?

En las carreteras más reviradas (e interesantes), el Porsche Panamera Turbo 2016 se muestra tremendamente talentoso pese a su gran tara. Con la suspensión neumática de serie en su modo más deportivo y las ruedas traseras direcciones (2.335 euros) es absolutamente increíble lo rápido y preciso que es capaz de tomar las curvas. Para encontrar el límite de tracción de este coche te aseguro que tendrás que ir a algún circuito ‘de la vieja escuela’.

No obstante, sus dimensiones son las que son y es imposible que llegue a ser tan divertido como un auténtico deportivo. Pero este Porsche Panamera 2017 no pretende ser un Porsche 911 R de cuatro puertas. Lo realmente alucinante es mantener ese nivel de velocidad y efectividad en algo tan grande y pesado. Conseguirá que tu sonrisa no desaparezca de tu cara, mientras que el resto de pasajeros mantendrán inevitablemente una cara de perplejidad.

Estoy en Alemania con un coche de 550 CV y no voy a desaprovechar la ocasión de desfogarme de tanto radar en la Autobahn. Tengo suerte: un tramo de tres carriles completamente vacío se abre ante mi y no dudo en hundir el pedal derecho. El ruido es espectacular, a cada cambio, un pequeño petardazo te pone todavía más cach***o. 150-200-220-250, el velocímetro sube a una velocidad endiablada mientras que en el interior te sientes completamente seguro: parece que estas en el AVE. 280-290-300. De repente y poco después de empezar a acelerar voy a tal velocidad que podría quitar las pegatinas a la mayor parte de trenes de alta velocidad. 308 km/h. Brutal.

 

¿Qué pasa en el interior?

Revolución. En el interior del Porsche Panamera 2016 encontramos cambios profundos que a buen seguro veremos próximamente en otros modelos de la marca. La mayor parte de los botones se sustituyen por displays que realmente tienen un funcionamiento muy agradable: no son táctiles, son más bien botones camuflados. El resultado es convincente. La pantalla de 12,3 pulgadas aglutina buena parte de los controles del coche y destaca por su buen funcionamiento y su calidad visual. El cuadro de mandos incorpora mucha tecnología digital, pero para mantener la confianza de los más ‘puristas’, el cuentarrevoluciones central se mantiene analógico. Mola y lo sabes.

No te lo pierdas: Cazado por primera vez el Porsche Panamera Shooting Brake

Por supuesto, en el interior del nuevo Porsche Panamera se respira lujo por los cuatro costados. Equipo de audio Burmester capaz también de ponerte los pelos de punta, algunos elementos de conducción autónoma como un control de velocidad adaptativo que analiza los tres kilómetros que están frente a ti para adecuar la velocidad y la marcha a la que circulas o un sistema de visión nocturna cuya efectividad no pude comprobar. Última tecnología pero también lujo clásico: cuero, aluminio y distintos tipos de inserciones (también de fibra de carbono) con un nivel de calidad que se podría calificar como artesanal. 

Dinámicamente, cada conductor podrá elegir desde el interior los distintos modos de funcionamiento del coche mediante un dial situado en el volante y heredado directamente del nuevo Porsche 911. Normal, Sport y Sport Plus son las opciones disponibles, con el primero tendrás activo el sistema ’Start&Stop’, mientras que con el último esta berlina será capaz de completar Nürburgring en 7 minutos y 38 segundos. Para poner en contexto: es tan rápido como un Lexus LFA y solamente diez segundos más lento que un Porsche Carrera GT con Walter Rohrl al volante. ¡Fli-pan-te!

 

Volvamos al precio, ¿lo peor?

Sin duda. Los 176.775 euros que cuesta pueden asustar, pero créeme que esta cifra te puede parecer hasta correcta: empieza a incluir el numerosísimo equipamiento opcional y prepárate para llevarte un buen susto. Me acabo de configurar un Porsche Panamera Turbo con TODOS los extras y su precio es de 243.947 euros. Asusta, ¿no te parece? Por un poco más casi puedes plantearte ir a por un Ferrari GTC4Lusso.

Si no quieres dejarte semejante fortuna, Porsche comienza la comercialización del nuevo Porsche Panamera con otras dos versiones, otro gasolina y un diésel, ambos con tracción integral. El Porsche Panamera 4S utiliza un V6 biturbo de 440 CV (seguro que más que suficiente) y se conforma con un precio de 126.085 euros. Por su parte, quien quiera la fuerza brutal de un V8 diésel con 850 Nm de par, podrá optar por el Porsche Panamera 4S Diésel. Las cifras de esta versión asustan y cuidado que puede acelerar de cero a cien en 4,3 segundos. Cuesta 132.747 euros.

En definitiva, el nuevo Porsche Panamera Turbo es una máquina absolutamente fantástica, un misil tierra-tierra capaz de ser tan refinado como un Bentley y ‘casi’ tan eficaz como un 911. Lo mejor es que el nuevo Panamera abre la lata para futuras versiones que estoy seguro que nos van a encantar, como por ejemplo la futura versión Shooting Brake con la que quieren poner las cosas muy difíciles al Audi RS6. ¿Nuestro sueño? Una berlina de cuatro plazas algo más pequeña y ligera, sería un arma definitiva.

 

Tags

  • Porsche Panamera 2016
  • Porsche Panamera Turbo
  • Prueba
  • porsche

Lecturas recomendadas