Renault Clio 2016: ¿cambios? Los justos

Tampoco los necesitaba...

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Ver galería

El Renault Clio 2016, ¿nuevo?

Bueno, sí. Se trata básicamente del restyling que todos los coches reciben a mitad de su vida comercial. El Clio 4 ya ha llegado a ese momento y... bueno, el lifting le ha dejado prácticamente igual que antes.

Y es que el nuevo Renault Clio tiene mejoras sutiles: los faros, por ejemplo. Y los paragolpes, colores de carrocería... No busques mucho, porque la verdad es que Renault no ha tenido que hacer grandes esfuerzos: al fin y al cabo, es el utilitario más vendido de Europa.

Entonces ¿qué tiene de nuevo el Clio 2016?

Para empezar, las luces de LED del nuevo Clio están diseñadas para no desentonar con el resto de hermanos de marca, mientras que en el interior se han utilizado algunos materiales diferentes para aumentar la calidad percibida. Los asierntos delanteros sjetan mejor el cuerpo y aparecen detalles como la radio digital.

¿Y sigue siendo tan francés?

El Renault Clio 2016 es como el anterior. Es decir, un modelo bien rematado y sólido. Si por francés se refieres a blando como solo un Renault 21 sabía ser, la respuesta es no. Pero tampoco se puede negar ese carácter de confort frente a todo que modelos como el Seat Ibiza o el Ford Fiesta, más dinámicos, no tienen.

O sea, la calidad de conducción, ¿KO?

Para nada. El nuevo Renault Clio tiene seis motores para elegir, aunque sin duda el más interesante de todos es el 1.2 TCe de 120 CV. Hasta ahora estaba disponible en el acabado GT, pero su carácter se quedaba bastante difuminado por una caja de cambios de doble embrague un tanto... poco dinámica para llevar el apellido GT. Si quieres más deportividad, llegarán las versiones Renault Clio RS 2016 con 200 o 220 CV. Bueno, también puedes echar un vistazo a la historia de los Renault Clio Sport resumida en 11 píldoras.

Ahora el nuevo Renault Clio sí se puede asociar a una caja manual. Sin grandes pretensiones, sí que recobra el espíritu vivaracho de un coche de este estilo. Y es que ojo: baja de los 10 segundos en el 0 a 100 km/h.

Al ser un bloque de cuatro cilindros, la suavidad está fuera de toda duda. Le falta la personalidad que han demostrado tener los tres en línea turbo como el que utiliza por ejemplo el Seat Ibiza EcoTSI de 95 CV, pero, de nuevo, es hora de volver al espíritu tranquilo del francés.

¿Y hay algo más?

Si fuiste un tunero de pro, siempre puedes revivir esa época de graves (va sin doble sentido) y 'tirar' a por el equipo de sonido Bose con subwoofer en el maletero. Además, como ocurre con muchos rivales, puedes personalizarlo con vinilos en el techo de diversos colores y tapas de retrovisor.

Bueno, y luego está 'eso' que estas pensando: el Renault Clio RS16. No, aún no sabemos nada nuevo, pero no pierdas la oportunidad de leer la prueba que hicimos...

Tags

  • Renault