Comparativa SUV: Volkswagen Tiguan contra Ford Edge

¿Cuál de estos SUV es más SUV?

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Ver galería

¿Volkswagen Tiguan contra Ford Edge?

Ojo al rival español: 5 cosas que hemos aprendido del SEAT Ateca

Sí, en la prueba que te traemos hoy hemos enfrentado al nuevo Volkswagen Tiguan contra el nuevo Ford Edge, dos vehículos muy atractivos que acaban de desembarcar en el inmenso y competido segmento SUV

Háblame de ellos...

El Volkswagen Tiguan que estás viendo en las imágenes es la segunda generación de este SUV compacto del gigante alemán que, para nuestra prueba, luce sus mejores galas: equipa el paquete estético R-Line que lo adorna con una suspensión más baja, algunos detalles estéticos y unas enormes llantas de 20 pulgadas. Y por si estás tan loco o loca como para querer salir al campo con un todocamino, también puede tener tracción total. Estás fatal...

El Ford Edge, por su parte, es la nueva apuesta de la marca del óvalo para convencer a aquellos clientes que necesiten algo más que un Kuga. Tiene llantas de 20 pulgadas, una estética bastante lograda y en todas sus versiones está asociado con una tracción total que no va nada mal. 

SUV con suspensiones rebajadas, ¿como un hot hatch?

Mmmmm, no. Aunque pueda parecer que unos cuantos retoques en la suspensión hagan posible cualquier cosa, la realidad es que los kilos extra y un centro de gravedad más alto que el del un vehículo compacto se dejan notar, y en ambos casos su comportamiento nunca será parecido al de un Volkswagen Golf 2017, por poner un ejemplo. Sí, el Tiguan comparte plataforma con él -MQB-, pero las diferencias son apreciables. 

Ver galería

¿Qué hay de los motores? 

En el caso del alemán su gama está compuesta por motores diésel y gasolina de potencias comprendidas entre los 125 y los 190 CV y asociables a cajas de cambio manuales o automáticas DSG. ¿Necesitas más tracción? También puedes comprarlo en su variante 4Motion... 

El Ford Edge sólo tiene dos opciones mecánicas, ambas son diésel y sus potencias son de 180 -con cambio manual de seis relaciones- y 210 CV -cambio automático de doble embrague-. Ambas con tracción total. 

¿Cuál es mejor? 

Lo cierto es que el bloque TDI de dos litros del Volkswagen Tiguan con 150 CV basta y sobra para mover realmente bien al conjunto del coche, con unas prestaciones más que aceptables y una alegría que empaña un poco el rendimiento del Edge... 

Vamos, que ya sabemos quién pierde...

No te pierdas: 7 SUV para subir al Everest como un marqués

No corramos tanto: aunque es cierto que la oferta mecánica de VW parece más lógica y solvente, existen otros aspectos a valorar en la compra de un coche, como son el espacio. Y en este territorio el Edge gana al Tiguan por unos cuantos puntos. 

¿Veredicto? 

Ambas opciones son realmente buenas y, salvo en el caso de que estés buscando un vehículo de gasolina -recuerda que el Ford Edge sólo puede ser diésel-, no se puede descartar ninguna de las dos sin valorar en profundidad distintos puntos. Vale, el Volkswagen Tiguan tiene una imagen más atractiva gracias al paquete R-Line y su interior parece más cuidado y de mayor calidad que el de su rival, pero en favor del modelo americano hay que señalar que dispone de un mayor espacio interior y una insonorización que lo convierten en una burbuja entre el tráfico. Una burbuja bastante grande, que también hay que aparcar... 

Ver galería

Texto: Stephen Dobie

Tags

  • SUV
  • Comparativa
  • Volkswagen Tiguan
  • Ford Edge