Prueba del Porsche Macan GTS: abSUVrdamente rápido...

Un SUV que sí nos ha gustado...

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Ver galería

¿Porsche Macan GTS? 

Sí, se trata de una de las versiones más potentes dentro de la gama Macan, sólo superada por los modelos Turbo y Turbo con el Performance Package. ¿Alguna vez imaginaste un futuro donde los vehículos sucesores del concepto de monovolumen llevarían volantes tapizados en alcántara y ofrecerían prestaciones de deportivos? Lo normal es que no, porque aún no estás para que te encierren. El mundo está loco, queridos lectores... 

Ver galería

Vamos, que no tiene ningún sentido... 

Error. Casi podríamos decir que es el SUV con más sentido de cuantos inundan este saturado segmento del mercado. Se trata de un Sport Utility Vehicle donde la palabra deportivo debe escribirse con mayúsculas... 

No entiendo nada

Es normal, no te preocupes: lo que quiero decir es que se trata del SUV compacto más orientado a la conducción deportiva que puedes encontrar ahora mismo, con una calidad general y un comportamiento sobresalientes que serán capaces de convencer al más escéptico con respecto a este tipo de coches. Como nosotros. 

Mejor ahora. ¿Y dices que no es el Macan más potente?

No. Los modelos Turbo y Turbo con paquete Performance están un poco por encima gracias a los 400 y 440 CV que ofrecen, respectivamente, sus motores. Pero el V6 turbo de tres litros que anima al Porsche Macan GTS es más que suficiente como para permitirle alcanzar los 100 km/h desde parado en 5,2 segundos y tener una velocidad máxima de 256. Claro, que con 360 CV y 500 Nm de par bien puede... 

Y las mejoras del GTS con respecto al S -modelo precedente en la escalera hacia el cielo- no se limitan sólo a un motor brutalmente poderoso: su chasis también tiene una puesta a punto específica con una altura al suelo rebajada 15 milímetros y una configuración de las suspensiones adaptativas algo más deportiva. 

¿Y cómo va?

Rápido. Muy rápido. Y además sabe adaptarse perfectamente al terreno: date una vuelta por la autopista y podrá darte todos los mimos que necesites; afronta una carretera con curvas y prepárate para quedar con la boca abierta al ver el paso por curva que es capaz de darte teniendo en cuenta su peso -que no es poco: 1.970 kg-. Su motor es voluntarioso y siempre tiene disponible para ti una buena dosis de potencia que, gestionada de un modo exquisito por el cambio PDK de siete relaciones, harán de su conducción toda una experiencia. Y si necesitas más, siempre puedes activar el botón que modifica el sonido del escape para darle un toque aún más deportivo al coche. 

¿Qué tal es su interior?

Adorable. La calidad percibida es muy buena y ahora incorpora la nueva pantalla táctil de la gama Porsche, que es una delicia. ¿Un punto negativo? Quizá la presencia de demasiados botones en la consola central. Hemos visto cabinas de Boeing más sencillas. En serio. 

¿Y de consumos? 

Ah... has hecho la pregunta clave. Y dolorosa. Porsche promete que el Macan GTS es capaz de conseguir conformarse con sólo 8,8 litros cada 100 km... pero la realidad es que nosotros no lo hemos conseguido bajar de 10. Pero también es cierto que el comportamiento del coche no te incita precisamente a ser cuidadoso con el consumo, y no resulta nada sencillo mantener el pedal del acelerador sin pisar sabiendo la caballería que tienes cajo el capó...

Eso es cierto. ¿Debería comprar uno? 

¿Necesitas ideas? Los 10 SUV más rápidos

Los 85.823 euros que cuesta -sin extras- el Porsche Macan GTS puede que te echen un poco hacia atrás, pero debo decirte que se trata de uno de los mejores SUV del mercado si lo que necesitas es un coche lujoso que sepa desenvolverse con soltura cuando decides conducir con un ritmo alegre. Sí, muchos compradores verán en el modelo diésel -68.541 euros- una alternativa más que razonable para ellos, pero no deberías seguir a la masa. ¿Buscas un todocamino que te aporte las mismas sensaciones que un gran turismo alemán a la hora de viajar? No lo dudes demasiado... 

Ver galería

Texto: Sam Philip

Tags

  • Porsche Macan GTS
  • Prueba