9 coches de Fórmula 1 para la carretera

Yamaha OX99-11

Legales para circular, por increíble que parezca

Hay varios ejemplos de coches deportivos -y no deportivos- que cuentan con elementos derivados del mundo de la competición. Al fin y al cabo, algunas disciplinas sirven como terreno de pruebas de algunas tecnologías. Sin embargo, hay quienes van más allá, con modelos que parecen sacados de un circuito… Aquí van 9 coches de Fórmula 1 para la carretera.

Texto original de Ollie Kew

Yamaha OX99-11

Yamaha OX99-11

Como la mayoría de los coches de F1 para la carretera, el OX99 surgió como una especie de valla publicitaria rodante para la participación de una empresa en la Fórmula 1. Yamaha suministraba motores 1989, por lo que en 1992 quiso fabricar un coche de calle para celebrarlo. El OX99 era básicamente un alerón, un volante y un motor V12 de 6 litros con 400 CV capaz de ir a más de 10.000 rpm.

El ruido era bíblico y también lo fueron los costes de desarrollo. Así, debido a una recesión en su tierra natal, lo que podría haber sido el primer hipercoche de Japón se quedó en tres prototipos producidos.

BAC Mono

BAC Mono

El deportivo más decidido y gloriosamente egoísta que se fabrica hoy en día es el Briggs Automotive Company Mono. Su hoja de especificaciones dice algo como esto: un asiento, tomas de aire laterales, un volante con botones codificados por colores, palancas de cambio diminutas y una de las mejores pantallas de instrumentos en todo el automovilismo.

Ponle un alerón y el patrocinio de un gigante petrolero y parecerá listo para la parrilla de Mónaco. Apuesto a que te mantendrías al ritmo del Williams de este año…

Ferrari F50

Ferrari F50

Más feo y lento que el icónico F40, durante un tiempo la historia no fue amable con el Ferrari F50. Pero, a medida que esas líneas radicales de los noventa se van viendo más clásicas y empezamos a apreciar la locura de su motor derivado de la F1, está teniendo su momento de gloria.

En caso de que no lo sepas, su V12 de 4,7 litros compartió su bloque base con el V12 de 3,5 litros que Ferrari usó en su 641, cinco años antes del nacimiento del F50. Además, manejabas esas revoluciones no con una transmisión primitiva de levas, sino con una manual de seis velocidades. Al igual que un coche de Fórmula 1 de los viejos tiempos.

McLaren F1

McLaren F1 de 1995

Ya que estamos con hipercoches de los noventa, el McLaren F1 necesita una mención. ¿No te parece suficiente? Bueno, te sientas en el medio, está hecho de fibra de carbono y usa tecnología prohibida en las carreras de la Fórmula 1, como un ventilador de efecto suelo y aerodinámica activa. 

Si bien el F1 fue concebido para ser el mejor deportivo para disfrutar, en lugar de ser un coche de competición absoluto para la carretera, debe su composición al escalón más alto de la competición de monoplaza. Solo por eso, se merece estar en esta lista. 

Tramontana R

Tramontana R

El proveedor más importante de España de las locuras sobre ruedas con asiento central y motores V12 dice, y citamos, que el Tramontana es un cruce entre un Fórmula 1 y un avión de combate. Tiene las alas, las ruedas descubiertas y la cúpula. Lamentablemente, no tiene armas y solo puede volar en distancias cortas.

Tampoco es sigiloso, así que no es como un avión de combate... A menos que estés hablando de la aceleración. Además, han anunciado una versión 'XTR' con 890 CV provenientes de su motor Mercedes biturbo. Las gafas de sol Top Gun se venden por separado, eso sí.

Caparo T1

Caparo T1

¿Lo recuerdas? El T1 lo tenía todo sobre el papel: aportes de ingeniería de los creadores del McLaren F1, rendimiento para superar al Bugatti Veyron y una apariencia que combinaba insectos, coches de carreras y naves espaciales. Podía ir de 0 a 100 km/h en 2,5 segundos y a 160 km/h en menos de 5. Además, podía girar a 3G de fuerza y era legal para la carretera.

Lo tenía todo, pero una serie de averías públicas -incluido un incendio mientras estaba siendo grabado en Fifth Gear-, y el manejo complicado destrozaron la reputación del T1, antes de que su empresa matriz quebrara en 2014. Aparentemente, hasta 16 se vendieron a pesar de su precio: cada uno costaba 230.000 libras -272.000 euros-.

Mercedes-AMG One

Mercedes-Benz AMG One

Concebido en el Paleolítico, probado a lo largo de la Edad Media y ensamblado tras la caída de Constantinopla, el hiperdeportivo de AMG ha llegado. Tras una espera aparentemente interminable, ya está aquí el Mercedes-AMG One: un coche de Fórmula 1 para la carretera. Y no es una forma de hablar: monta el motor V6 turbo de 1,6 litros del F1 de Lewis Hamilton de 2017.

AMG trabajó en estrecha colaboración con el equipo de F1 para crear un motor de combustión turbo asociado a cuatro eléctricos: uno en el turbo, otro en el motor y dos para las ruedas delanteras. Cada uno puede girar hasta a 50.000 rpm, mientras que el V6 se coloca en el medio y es capaz de revolucionarse más rápido que un V8 atmosférico gracias a la tecnología de la Fórmula 1.

Aston Martin Valkyrie

Aston Martin Valkyrie.
Aston Martin Valkyrie.

El Aston Martin Valkyrie ha sido diseñado en parte por el genio aerodinámico de Red Bull, Adrian Newey. Su V12 capaz de ir a 11.000 rpm es cortesía de Cosworth, mientras que su interior parece sacado de un coche de Fórmula 1 de estilo steampunk traído del futuro. 

Aston Martin dice que establecerá tiempos de vuelta comparables a los de un monoplaza de Red Bull Racing. Y lo mejor de todo, sonará como un ejemplar de los de la década de 1990, cuando todo era mejor....

Lanzante Tag Heuer Porsche 930 

Lanzante Tag Heuer Porsche 930

En la década de 1980, Porsche suministró a McLaren algunos motores turbo V6 de 1,5 litros que generaban casi 1.000 CV. Al requerir de una mula de pruebas, McLaren colocó uno en la parte trasera de un Porsche 911 Turbo. ¿El resultado? Un deportivo-fabricante de viudas con un motor F1 colgando de la parte trasera.

Lanzante, los que ganaron su fama con el McLaren F1 ganador de Le Mans y son capaces de convertir al P1 GTR en un coche de carretera, han dicho que construirán 11 unidades más. Y solo lo harán con motores de F1 de la época de buena fe. Solo los valientes deben atreverse a comprar uno.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: MotorFórmula 1