Pasar al contenido principal

Ford Focus ST o Renault Mégane RS, ¿qué compacto deportivo comprar?

Actualizado
compactos deportivos cual comprar trasera
280 CV y una puesta a punto deliciosa. ¡Qué elección!

El Ford Focus ST y el Renault Mégane RS son dos de los compactos más interesantes del mercado. Equilibrados, divertidos, con un diseño discreto pero deportivo y con potencia suficiente para conseguir dejar atrás a prácticamente cualquiera. Tanto en el caso del Renault como el Ford, el precio también es interesante y sin duda suponen una alternativa muy atractiva a los compactos deportivos más premium y también mucho más caros. 

Elegir entre el Ford Focus ST y el Renault Mégane RS no es tarea fácil. Pero como siempre, en Top Gear nos gusta analizar lo que proponen, sobre el papel, uno y otro y ver a quién se puede adaptar mejor cada una de las propuestas. ¿Empezamos?

Ford Focus ST o Renault Mégane RS: diseño

Ford Focus ST 2019

¡Vaya dos bellezas con un toque deportivo súper atractivo! La verdad es que tanto el Ford Focus ST como el Renault Mégane RS son dos compactos deportivos que entran por los ojos. El Renault luce un aspecto llamativo, especialmente si optas por el color naranja. Cuenta con nuevos paragolpes y un espectacular difusor trasero con una salida de escape central. Se siente deportivo a más no poder, al fin y al cabo, hablamos de la versión más deportiva y radical del compacto francés.

Te interesa: prueba Seat León

Por su parte, el Ford creo que es ligeramente más discreto, aunque no por ello menos atractivo. El Ford Focus de la actual generación me parece muy proporcionado de líneas, con una estética elegante y en esta versión, con los detalles deportivos justos para hacerlo más atractivo. Pero no hay que olvidar que no es la versión más deportiva, ya que pronto conoceremos al Focus RS, mucho más salvaje y radical. Creo que el Mégane está ligeramente por delante en detalles deportivos, mientras que el Focus convencerá a los que busquen algo más de discreción. 

Ford Focus ST o Renault Mégane RS: interior

Con sus 280 CV y su cambio de doble embrague

En ambos casos tenemos un interior moderno y con una calidad aceptable. También contamos con equipamiento propiamente deportivo, como los asientos y pedales deportivos, volante específico y ciertos detalles que les dan un toque especial. Me gustan mucho los asientos de serie del Renault Mégane más deportivo, tapizados en alcántara y con grandes riñones, que recuerdan a los asientos de los Renault deportivos de los 80.

El interior del Ford Focus ST se vuelve a quedar algo por detrás en cuanto a espectacularidad, pero creo que vuelve a ser por lo mismo: no hablamos de la versión más deportiva de la gama. Tiene asientos deportivos, pero con un diseño más conservador, y tanto volante, pomo o pedales son de un diseño más clásico. En ambos casos el diseño es moderno, minimalista y protagonizado por grandes pantallas. ¡Ambos están a la última en tecnología!

Ford Focus ST o Renault Mégane RS: motor

Con 280 gasolina y 190 diésel

Ford lleva muchos años apostando por motores muy pequeños: fue el primer fabricante en popularizar un tres cilindros y de hecho, incluso funciona bien en versiones deportivas como en el Ford Fiesta ST. Sin embargo, en el Focus ST han optado por un motor mucho más grande, un 4 cilindros de 2,3 litros con 280 CV y un generoso par de 420 Nm desde las 3.000 vueltas.

El motor del Renault Mégane RS es más pequeño, hablamos de un bloque tetracilíndrico de 1.8 litros con 279 CV y 390 Nm de par desde las 2.400 vueltas. El motor del Renault es ligeramente más elástico, mientras que el del Ford es algo más contundente. Esto se traduce en unas prestaciones muy similares, con un cero a cien prácticamente calcado (5,7s en el Ford, 5,8s en el Renault) y una velocidad máxima que ronda en ambos casos los 250 km/h. ¡Más que de sobras!

Ford Focus ST o Renault Mégane RS: comportamiento

Un compacto deportivo de armas tomar

Hablamos de dos compactos deportivos con tracción delantera, pero en ambos casos consiguen transmitir un feeling muy deportivo sin suponer una incomodidad en el día a día. Creo que en estos casos el resultado es similar: no son tan cómodos como el Seat León Cupra ni tan radicales como un Honda Civic Type R, creo que han conseguido, en ambos casos, un compromiso muy interesante entre deportividad y confort. Un equilibrio que sin duda será interesante para los que busquen un coche deportivo y eficaz, pero también perfectamente utilizable para viajar o para moverse entre semana.

Ford Focus ST o Renault Mégane RS: precio

Con 280 gasolina y 190 diésel

No hay duda que el precio del Ford Focus ST es una de las principales razones de compra. Ford ofrece el ST por unos 31.000 euros, aunque siempre es fácil rascar algo más en forma de descuento. Por su parte, el Renault Mégane RS parte en los 34.000 euros, un dinero extra que no será fácil de justificar, más allá de por su estética algo más agresiva y un equipamiento ligerísimamente más interesante, con unos asientos deportivos, por ejemplo, más chulos y exclusivos.

Ford Focus ST o Renault Mégane RS: conclusión

Con sus 280 CV y su cambio de doble embrague

La verdad es que elegir entre uno y otro con la cabeza fría no es fácil. Creo que el Ford Focus ST es más interesante por su motor explosivo y su comportamiento dinámico muy eficaz, pero sobretodo por su precio. Es más barato y en esta categoría es algo clave. El Renault Mégane RS es más exclusivo a nivel de imagen y eso, en este segmento, también es fundamental. Así que yo creo que la clave en este caso sería apretar el precio al máximo en Renault. Si la diferencia de precio ronda los 2.000 o 3.000 euros a favor del Ford, me decantaría por él. Si no, creo que el Mégane RS es un mito que se ha sabido actualizar con gracia, ofreciendo una experiencia más especial.

Y además