Pasar al contenido principal

Renault 5 GT Turbo vs Ford Fiesta XR2i. ¡Dos mini conquistadores!

utilitarios deportivos compactos 80 90 clasicos antiguos
Te diría diversión a buen precio, pero tampoco son gangas.

El Renault 5 GT Turbo y el Ford Fiesta XR2i son dos de los utilitarios deportivos más divertidos de los 80. Creados para ser versiones de altas prestaciones dentro de su gama, ambos modelos son coches deportivos muy queridos y muy apreciados por aquellos que simplemente buscan sensaciones de la vieja escuela. Hoy vamos a echar un vistazo a estos dos pequeños pero matones utilitarios deportivos de los años 80 para saber cuál te interesa más. 

Sobre el papel no hay enormes diferencias: menos de cuatro metros de largo, motores sobre los 100 CV y una puesta a punto específica. Por supuesto, también un diseño específico, con detalles únicos dentro de su gama para conseguir un punto más picante también a nivel estético. Elegir entre el Renault 5 GT Turbo y el Ford Fiesta XR2i no será fácil y quizás en el precio esté el factor decisivo.
 

Un diseño deportivo

compacto deportivo 80 90 utilitario

No hay duda que tanto el Renault 5 GT Turbo como el Ford Fiesta XR2i son dos utilitarios deportivos con un diseño muy interesante. Cuatro toques aquí y allá, de una manera discreta y elegante, permiten mejorar el aspecto del conjunto. Ambos modelos contaban con cambios similares: nuevo paragolpes, llantas específicas y una decoración con más carácter.

Algo interesante de los coches compactos deportivos de esa época es que los cambios eran bastante discretos. Quizás el Ford Fiesta con sus cuatro antinieblas delantero tenía un rollo más de rally, aunque el R5 no se quedaba atrás con detalles chulos como las llantas o el escape. Quizás uno de los problemas del R5 Turbo es que muchos ejemplares sufrieron modificaciones a posteriori: encontrar un ejemplar 100% original quizás no será todo lo fácil que debería ser.

Elegir a nivel estético entre uno y otro me parece atrevido. Ambos tienen un rollo muy similar, igual que el Volkswagen Golf GTI o el Peugeot 205 GTi de su tiempo. El Renault tiene un diseño más llamativo y en España más reconocible, el Ford es quizás algo más conservador, con unas formas más ligeras. Para gustos colores.

Un interior espartano

utilitario deportivo compacto 80 90 altas prestaciones

Estos son coches divertidos, emocionantes y con un diseño exterior deportivo que se ha convertido casi en icono. Pero seamos honestos: sus interiores son simples a más no poder. Mucho plástico, un diseño sencillo y ciertos detalles deportivos como los asientos que ponen su granito de arena. En el interior creo que la fórmula se repite respecto al diseño exterior: el Renault tiene un salpicadero con una forma más exagerada y con más personalidad, mientras que el del Ford es más sencillo y enfocado a la practicidad.

En cualquier caso, creo que el interior en estos coches es algo completamente secundario. Lo más importante aquí es tener unos asientos deportivos que te agarren bien: si son insuficientes para ti, siempre puedes instalar unos asientos tipo bucket, aunque eso sí, perderás su originalidad y eso es una pena.

Comportamiento dinámico: empiezan las diferencias

compacto deportivo 80 90 utilitario

La fórmula en ambos casos es muy similar: un pequeño motor con unos 100 CV, un chasis con una buena puesta a punto, frenos más eficaces y mucha agilidad gracias a un peso que no superaba la tonelada de peso. El Renault GT 5 Turbo ofrecía una respuesta muy interesante cuando hablamos de motor, con más nervio que el del Ford. El francés también contaba con discos de freno en las cuatro ruedas, ventilados en el eje delantero.

Algo más ligero, el Renault ofrecía un comportamiento más directo y explosivo, emocionante. La fórmula del Ford era la de un buen equilibrio en su comportamiento, con una puesta a punto del chasis y suspensión casi perfecta. El motor atmosférico poco tenía que hacer con el turbo de su rival y esa diferencia de carácter era clave también en su comportamiento y en la manera de conducir uno y otro.

Quizás el resumen puede ser este: el R5 GT Turbo era más exigente debido principalmente a la respuesta brutal de su mecánica sobrealimentada. El Fiesta XR2i es más equilibrado y algo más fácil de conducir a la hora de extraer todo su jugo.

El motor es la clave

utilitario deportivo compacto 80 90 altas prestaciones

Obviamente, la principal diferencia entre el Renault 5 GT Turbo y el Ford Fiesta XR2i era su motor. En el caso del Renault hablamos de un cuatro cilindros de 1.4 litros y turbocompresor, con 8 válvulas y capaz de rendir 120 CV y 165 Nm de par desde las 3.750 vueltas. Gracias a él, conseguía unas prestaciones muy serias, aunque también con un comportamiento más explosivo: acelera de cero a cien en 7,8 segundos y era capaz de superar los 200 km/h.

Por su parte el Ford monta un motor de cuatro cilindros atmosférico con 1.6 litros, 110 CV y 138 Nm de par a 2.800 revoluciones. Un motor más elástico y progresivo, muy agradable de conducir y de llevarlo a altos regímenes de vuelta, pero obviamente no tan contundente en su respuesta: su aceleración de cero a cien es notablemente inferior, en 9,4 segundos, mientras que su velocidad máxima es de 190 km/h.

Precio

compacto deportivo 80 90 utilitario

Una de las cosas buenas de ambos modelos es que se pueden encontrar ejemplares en el mercado de ocasión, no es un coche extremadamente raro, aunque como en todos los coches con 30 años a sus espaldas, encontrar el adecuado no será tarea fácil. Lo que está claro es que la cotización del R5 GT Turbo es más alta que la del Ford, principalmente por su motor turbo y ese comportamiento tan explosivo y exigente.

El Renault parte en torno a los 6.500 o 7.000 euros, de ahí para arriba en función de su estado, originalidad y kilometraje. Una buena unidad puede rondar los 10.000 euros, así que hablamos de un clásico con una cotización claramente al alza. ¡Y ni mencionamos a su hermano mayor, el R5 Maxi Turbo, que ya roza o supera los 100.000 euros! 

El Ford Fiesta XR2i es un coche mucho más accesible. Primero porque su imagen no es tan potente: el R5 tiene una esencia especial y su palmarés en el mundo de la competición le ha hecho tener un nombre que el Ford no tiene. Y es que por menos de 4.000 euros puedes encontrar el Fiesta XR2i con relativa facilidad, un coche que no está nada, pero que nada mal por ese precio. 

Conclusión

utilitario deportivo compacto 80 90 altas prestaciones

Es evidente que su motor turbo explosivo y la imagen derivada de la competición del R5 GT Turbo le hace ser el más atractivo de este duo. Es más exigente, más radical y más emocionante y eso se paga. Ahora bien, creo que el Fiesta 1.6i XR2 es un coche muy interesante: su chasis es muy equilibrado, su motor progresivo y muy disfrutable y todo ello con un precio que es como para pensárselo. Ambos coches proporcionan mucho por poco dinero, aunque quizás el Renault 5 GT Turbo ya se ha convertido en un capricho algo inaccesible. Y ojo: ¡más que pueden subir!

Y además

Nuestros mejores vídeos