Pasar al contenido principal

Renault Clio Sport u Opel Corsa OPC. ¿Qué utilitario deportivo era mejor?

utilitarios deportivos 2000 divertido coches
Dos cohetes en tamaño mini.

El Renault Clio Sport y el Opel Corsa OPC fueron en su momento dos de los compactos deportivos más emocionantes y eficaces de su tiempo. Renault experto en crear pequeños cohetes y Opel, con ganas de demostrar la valía del departamento OPC, crearon dos pequeños utilitarios que rondaban los 200 CV y los 1.250 kilos de peso. ¡Dos karts para cuatro pasajeros y a un precio razonable! Renault Clio Sport y Opel Corsa OPC, ¿cuál era mejor?

Renault Clio Sport y Opel Corsa OPC: deportividad ¿discreta?

Renault Clio Sport 2006

Estéticamente ambos modelos dejaban claro que estábamos ante coches deportivos. Los dos tenían colores chillones, paragolpes específicos y grandes llantas. Por supuesto no renunciaban a sistemas de escape más sonoros y a un interior con buckets y pedales de aluminio. Sí, los dos tenían una estéticamente claramente racing, incluso más que los modelos que podemos encontrar hoy en día en los concesionarios.

Te interesa: los 5 mejores Renault Clio Sport

Y es que a mediados de los 2000, los utilitarios deportivos alcanzaron su cenit, al menos en cuanto a deportividad se refiere. Coches llamativos y atractivos que cautivaron a muchos jóvenes de su tiempo. ¿Renault Clio u Opel Corsa? ¿Cuál era más molón? Creo que el Clio, con su kit de ensanche, era algo más espectacular: especialmente en el color amarillo de la escudería Renault F1.

Rondando los 200 CV

utilitario deportivo altas prestaciones compacto

El Renault Clio Sport empezó con 197 CV, mientras que el Opel Corsa OPC se conformaba con 192 CV. Eran dos motores muy diferentes: el del Renault Clio era un cuatro cilindros atmosférico que daba sus 215 Nm de par a 5.550 vueltas. El motor turbo del Opel era algo más pequeño, 1,6 litros respecto a los 2 litros del francés, pero gracias a la sobrealimentación conseguía algo más de par (230 Nm) y a un mayor régimen de revoluciones, entre las 1.980 y las 5.850 vueltas.

En cuanto a prestaciones, ambos iban bastante parejos. El Renault Clio Sport aceleraba de cero a cien en 6,9 segundos y alcanzaba los 215 km/h, mientras que el Opel Corsa OPC aceleraba en 7,2 segundos y la velocidad máxima era de 225 km/h. En cuanto a consumos no había color: el motor 'downsizing' turbo del Corsa era mucho más eficiente, con un consumo medio homologado (NEDC) de 7,3 litros, por los 8,9 litros a los 100 km del Renault.

El Renault tenía mejor chasis

2006 RS F1 trasera curva compacto utilitario deportivo

Pero sin duda, lo mejor del Renault Clio Sport era su chasis, puesto a punto por los ingenieros de Renault Sport con la ayuda de la mismísima escudería de Fórmula 1. Era un chasis espectacular, que tragaba con absolutamente todo y que le permitía conseguir un paso por curva demencial. El Opel Corsa era más torpe y eso que pesaba algo menos, pero su chasis no era tan excelso, sin ser mal, claro está. Sí, giraba en las curvas.

Con el chasis Cup, el Renault Clio Sport no tenía rival en su segmento y podía poner en apuros a más de un superdeportivo en un tramo revirado. En este sentido estamos ante uno de los mejores coches compactos deportivos de los últimos tiempos. En Hockenheim, el Clio le sacaba 1 segundo y medio por vuelta al Opel.

Cotización y conclusión

utilitario deportivo altas prestaciones compacto

El precio del Renault Clio Sport de 2007 se encuentra entre los 8.000 y los 13.000 euros, en función de los kilómetros y las posibles chucherías que pueda incorporar. Un coche que mantiene muy bien su precio y cuya cotización se pueden mantener muy bien con el paso del tiempo: ¡incluso se pueden revalorizar!

El precio del Opel Corsa OPC es algo inferior y su cotización, en modelos del año 2007 y 2008, ronda entre los 6.000 y los 10.000 euros. Es un coche menos cotizado pese a sus buenas prestaciones y un consumo bastante ajustado.

En definitiva: el chasis cup del Renault Clio Sport del año 2007 era una auténtica maravilla. Si encuentras un ejemplar en buen estado y con pocos kilómetros, cómpralo, porque muy probablemente será un clásico cotizado. El Opel Corsa es un buen coche pero no tiene ese encanto ni el prestigio del Clio, con una saga a sus espaldas más importante.

Y además