Pasar al contenido principal

10 coches que fueron un sonado fracaso comercial

10 coches que fueron un fracaso comercial

Para todos los gustos, segmentos y fabricantes. Ninguno funcionó como se esperaba, lo que no quiere decir que fueran malos coches.

Seguro que al entrar a este contenido llegas con ciertos modelos en tu cabeza y vienes dispuesto a confirmar si justo esos son los que aquí te presentamos y, probablemente, también confías en descubrir alguna otra opción que ni siquiera habías valorado, para ampliar tu biblioteca de conocimientos de motor. No me enrollo más, vamos con los 10 coches que fueron un sonado fracaso comercial.

VÍDEO: ¡Qué fracaso de rescate! Si te quedas atrapado no llames a este tipo

Eso sí, antes deja que te avise que sólo tenemos en cuenta aquí coches relativamente modernos y que el orden en el que aparecen no representa mayor o menor éxito por parte de ninguno de ellos, ni tampoco que le tenga yo especial inquina a unos u otros. Todos estos coches son fracasos comerciales, pero el orden en que aparecen es completamente aleatorio.

Volkswagen Phaeton

Fue un empeño de los directivos del Grupo Volkswagen a principios de este siglo XXI. La idea, como puedes suponer, era rivalizar en el segmento de lujo con modelos como el BMW Serie 7 y el Mercedes Clase S. De hecho, en algunos aspectos era incluso mejor que su hermano el Audi A8, pero cuando alguien piensa en comprar un coche del máximo lujo no sólo tiene en mente que tenga los mejores acabados y lo último en tecnología, sino que le aporte el máximo prestigio y hay que reconocer que en esto Volkswagen está un escalón por debajo de las tradicionales marcas premium.

10 coches que fueron un fracaso comercial

Cuando el Volkswagen Phaeton se puso a la venta en España allá por el año 2003 la tarifa de precios oficial comprendía modelos entre 66.00 y 136.000 euros, con motores diésel y gasolina entre 224 y 450 CV. Tuvo un restyling en el año 2010, pero nunca terminó de funcionar en ventas y se decidió no darle contnuidad.

Renault Avantime

10 coches que fueron un fracaso comercial

Como su propio nombre indica, el Renault Avantime era un adelantado a su tiempo y esto, como tantas y tantas veces suele ocurrir suele ser sinónimo de incomprensión y, por tanto, acabar en un sonado fracaso comercial, como así ocurrió.

Renault lo puso a la venta en el año 2001, una época en la que los compradores bastante tenían con hacerse una idea de lo que costaban los coches en euros, porque todos seguíamos pensando en pesetas. Así que como para entender el concepto de este coche con carrocería de monovolumen, pero con sólo dos puertas y que se ofrecía con motores bastante potentes: un diésel 2.2 dCi de 150 CV y dos gasolina: un 2.0T de 163 CV y un 3.0 V6 de 207 CV. 

¿A quién se dirigía Renault con este modelo? Puedes que la marca del rombo lo tuviera muy claro, pero lo que es seguro es que los clientes no se sintieron identificados con este modelo y en ningún momento encontró una masa importante de ventas y eso que el objetivo de ventas para el primer año en España era de sólo 500 unidades, así que enseguida se optó por dejar de comercializarlo.

Este modelo se desarrolló junto con Matra y su precio estaba entre los 32.00 y los 43.000 euros.

Nissan Pulsar

10 coches que fueron un fracaso comercial

Desde que Nissan dejara de fabricar el Almera en el año 2004 y tras el fracaso del Nissan Tiida, que podría ser perfectamente otro de los modelos de esta lista, el fabricante japonés dejó el segmento de los compactos sin ningún representante en su gama hasta el año 2015, momento en que llegó este Nissan Pulsar, que consideramos un fracaso mayor que el Tiida porque había más esperanzas e inversión puestas en él, ya que el Tiida era un modelo que se producía para América Latina y se decidió poner a la venta en España con poco éxito, pero que tampoco suponía una gran inversión. 

En cambio, el Nissan Pulsar era un modelo que llegaba con objetivos más ambiciosos y hacerse su hueco en el competido segmento C. Tenía argumentos de sobra, porque es un coche que pude probar y recuerdo que su respuesta en marcha era muy equilibrada y también que ofrecía un interior muy espacioso. El problema es que coincidió en el mercado con su hermano el Nissan Qashqai, cuyo éxito no se esperaba ni la propia marca japonesa y dado que ambos pertenecían al mismo segmento, el Pulsar acabó siendo devorado por el SUV.

Tenía motores de 110 a 190 CV y su preció estaba entre los 19.000 y los 27.000 euros.

Audi A2

10 coches que fueron un fracaso comercial

El caso del Audi A2 es muy similar al del Renault Avantime. También llegó a comienzos de siglo y su concepto era totalmente novedoso para aquella época. Era un monovolumen de menos de cuatro metros de largo, con carrocería de aluminio y un gran equipamiento de seguridad.

Yo tuve ocasión de conducirlo y su pisada, pese a la altura de su carrocería, era sorprendentemente buena. Su interior, para lo pequeño que era por fuera, era muy habitable y ofrecía una calidad de acabados propia de Audi. Su problema es que era caro y su diseño no terminó de gustar.

Contaba con motores diésel y gasolina entre 60 y 110 CV. ¿Quizás demasiado poco para los clientes de una marca premium? Y su precio partía de los 19.000 euros. Demasiado si lo comparamos con otros modelos de la época. Dejó de fabricarse en el año 2005.

Honda FR-V

10 coches que fueron un fracaso comercial

Año 2005, el segmento de los monovolúmenes es uno de los más exitosos. Todavía, por decirlo de alguna manera, no se ha oído hablar de lo que es un SUV y modelos como el Citroën Xsara o el Renault Scénic son un bombazo comercial. Todas las familias querían tener en sus garajes un coche amplio y modulable por dentro. Entonces aparece en escena este Honda FR-V, que quiere revolucionar con su interior de seis plazas (dos filas de tres asientos), igual que el Fiat Multipla, que luego veremos.

El modelo de Honda era más ancho que todos sus rivales e inicialmente se ofrecía con motores de gasolina de 125 CV y 150 CV, así como un 2.2 diésel de 140 CV. Y su precio estaba entre los 20.000 y los 28.000 euros.

No es fácil encontrar los motivos de su fracaso, puede que fuera su diseño, porque tecnológicamente era muy avanzado. No obstante, lo cierto es que en apenas cinco años dejó de estar a la venta y que apenas se ven unidades por la calle, lo que quiere decir que no se vendió como se esperaba.

Suzuki Kizashi

10 coches que fueron un fracaso comercial

El Suzuki Kizashi estuvo a la venta en España desde finales de 2010 hasta el año 2015. La verdad es que el segmento de los compactos sedán de cuatro puertas nunca ha funcionado demasiado bien en España, pero si encima pretendes hacerte un hueco con un único motor de gasolina de 180 CV, pues lo normal es que no encuentres demasiados conductores a los que les encaje esa fórmula, independientemente de que también estuviera disponible con tracción a las cuatro ruedas y con cambio automático tipo CVT.

Suzuki lo ofrecía desde 29.100 euros, así que el precio tampoco ayudaba...

 

Peugeot 1007

10 coches que fueron un fracaso comercial

Otro ejemplo de concepto diferente a lo establecido es el del Peugeot 1007, un coche que llegó a España en el año 2005 y permaneció a la venta hasta finales de esa década. Era un coche urbano de menos de cuatro metros de largo y que destaca por su prácticas puertas correderas. La verdad es que no había muchas críticas que hacerle, era realmente práctico, pero no funcionó. Alternativas más convencionales en su mismo segmento funcionaron mejor en ventas.

Peugeot lo puso a la venta con motores diésel y gasolina entre 70 y 110 CV y el abanico de precios estaba entre los 11.000 y los 17.000 euros.

Renault Vel Satis

10 coches que fueron un fracaso comercial

Poco después de que el Avantime apareciera en el mercado, Renault puso a la venta un modelo que también se salía de lo convencional, el Renault Vel Satis, como sustituto del Safrane, en un intento de la marca francesa por rivalizar con las berlinas premium alemanas

En 2005 recibió un ligero restyling y en 2007 se actualizó ligeramente su gama mecánica. Pero, pese a todo, no terminó de gustar a una amplia mayoría de conductores y en 2009 se dejó de comercializar.

Se ofrecía con motores diésel dCi de 150 CV y 177 CV, así como gasolina de 163 y 241 CV. Sí, una oferta mecánica muy pretenciosa y prestacional, que apuntaba a clientes de alto poder adquisitivo, ya que su precio arrancaba en los 32.000 euros y llegaba a los 46.000 euros.

¿Demasiado aspiracional para un fabricante generalista? Puede ser. Pero una cosa es segura: era un gran coche y lo pocos clientes que optaron por él estaban realmente contentos, tanto por distinción (desde luego se sentían diferentes al resto), como por calidad y prestaciones.

Lexus IS Sportcross

10 coches que fueron un fracaso comercial

No esperes encontrar comentarios negativos del Lexus IS Sportcross por mi parte. La versión familiar del IS me parece un coche muy completo y que no dudaría en comprar para viajar. Su estética te puede gustar o no, ya sabemos que los familiares nunca han gustado demasiado a los españoles (aunque eso está cambiando), pero al margen de eso es un coche bien hecho, con un buen comportamiento, bien equipado y con la calidad típica de Lexus.

No obstante, es cierto que apenas se vendieron unidades familiares del Lexus IS en España y por eso lo incluímos en este listado de los 10 coches que fueron un fracaso comercial.

Estaba disponible como IS 200 Sportcross con motor de 155 CV e IS 300 Sportcross con 213 CV. Sus prespectivos precios eran de 29.000 y 39.000 euros.

Fiat Multipla

10 coches que fueron un fracaso comercial

Quizás el mayor éxito del Fiat Multipla es que es un modelo que todo el mundo conoce y tiene perfectamente ubicado, aunque no por los motivos que a Fiat le hubiera gustado. Suele estar en todos los listados de los coches más feos jamás fabricados y a mí, personalmente, tampoco me parece que su diseño sea acertado...

No obstante, el Fiat Multipla era un gran incomprendido, un modelo que tenía su lógica práctica. Como ya te he adelantado antes, cuando se lanzó en el año 1998 destacaba por su amplio habitáculo apto para siete pasajeros. Equipaba motores diésel y gasolina de 103 a 116 CV y su precio estaba entre los 14.000 y los 20.000 euros.

En el año 2004 llegó la segunda generación del Multipla, con un diseño mucho más convencional. Pero cuando un modelo cae en desgracia cualquier intento por reflotarlo es en vano, así que los italianos dejaron de fabricarlo en el año 2010.

Y además

Nuestros mejores vídeos