Pasar al contenido principal

9 coches que las marcas han creado exclusivamente para sus clientes

Rolls-Royce Sweptail

Cosas típicas cuando te sobra el dinero...

Los superdeportivos ya son coches especiales de por sí, pero siempre hay alguien que va más allá, que quiere algo totalmente único. Hay muchos ejemplos de ello, así que hoy os traemos una lista de 9 coches que las marcas han creado exclusivamente para sus clientes.

McLaren X-1

McLaren X-1

Se dio a conocer en Pebble Beach, en 2012, y es un coche que no pasó en absoluto desapercibido. En esencia es un MP4-12C, pero fue un proyecto de McLaren Special Operations que necesitó de 18 meses para hacerse realidad. Con una carrocería de fibra de carbono y un alerón de aluminio, estamos ante un modelo cuyo valor supera los 7 millones de dólares.

Ferrari 458 MM Speciale

Ferrari 458 MM Speciale

Fabricado a partir de un 458 Speciale por el equipo Special Projects de Ferrari, este deportivo cautivó a muchos. Contaba con detalles sutiles como los interiores de los pilares A en negro para que las ventanillas y el parabrisas pareciesen estar unidos, nuevos paragolpes, nuevas llantas y un pequeño spoiler. Además, fue pintado en ‘Bianco Italia’, con la bandera italiana incluida.

Rolls-Royce Sweptail

Rolls-Royce Sweptail

Este es el resultado de una peculiar petición realizada en 2013 por un cliente que quería emular a los Rolls-Royce de los años 20 y 30. Tras cinco años, se creó un coche con una carrocería única, la parrilla moderna de la marca más grande y el techo panorámico de cristal más complejo jamás montado en un coche. Su valor era en 2017 de 12,8 millones de dólares.

Bugatti La Voiture Noire

Un homenaje al Type 57 SC Atlantic

Este es el coche que le arrebató al Sweptail el título de coche más caro del mundo en 2019. Se rumoreaba que Cristiano Ronaldo lo compró por 18 millones de dólares y es un homenaje al Type 57 Atlantic de Jean Bugatti. Tenía una base mayor que la del Chiron, seis salidas de escape, carrocería de fibra de carbono, llantas impresas en 3D y un motor de 16 cilindros de 8 litros con 1.500 CV.

Ferrari P4/5 by Pininfarina

Ferrari P4/5 by Pininfarina

En el 2005, Pininfarina preguntó al productor de cine James Glickenhaus si quería tener un Ferrari hecho a medida, y claro, no se pudo negar. La idea era emular al 330 P4 de 1967 y para ello se utilizó un Enzo, el cual fue despojado de su carrocería, pero no de su mecánica. Tras un año de trabajo, una carrocería hecha a medida y cuatro millones de dólares, este fue el resultado.

Aston Martin GT12 Roadster

Aston Martin GT12 Roadster

Aston Martin decidió en 2016 en crear algo especial de la mano de su ‘División Q’ ante la petición de un cliente. Por ello, nació este modelo a partir de un Vantage GT12 descapotable, que estaba limitado a 100 unidades. Montaba un V12 con 600 CV, escape de titanio y mejoras aerodinámicas y de suspensión. Jamás se desveló su precio, eso sí.

Rolls-Royce Boat Tail

Rolls-Royce Boat Tail

Este enorme descapotable de 5,8 metros de largo es una de las últimas creaciones únicas de la marca. Se dice que cuesta 28 millones de dólares y su idea era recordar a los coches con carrocería ‘Boat Tail’ de hace un siglo. Monta 1.813 piezas a medida y su detalle más curioso es la apertura de su parte trasera. Se dice que Jay-Z y Beyoncé pudieron comprarlo.

Ferrari SP12 EC

Ferrari SP12 EC

Este peculiar Ferrari fue construido para el famoso guitarrista Eric Clapton -de hecho, cuenta con sus iniciales- y se basó en su coche favorito de la marca: el 512BB. Se fabricó a partir de un 458 Italia, por lo que monta un V8 y no un V12, aunque sigue siendo un coche impresionante. Su precio fue de 3 millones de libras.

Lamborghini Aventador J

coches deportivos lujo altas prestaciones barchetta

Vale, esto no fue una petición de un cliente, pero fue algo especial. El entonces CEO de la marca, Stephan Winkelmann, pidió algo distinto para el Salón de Ginebra de 2012 y este fue el resultado. Además de los evidentes cambios en la carrocería, este Aventador recibió una mejora del chasis y se eliminaron componentes como el aire acondicionado. 

Además, ‘J’ era una referencia al Miura Jota, un coche único creado en los años 70. Sin duda, fue un modelo que dejó a todos boquiabiertos en su momento. Eso sí, no acabó a buen recaudo junto a otros deportivos emblemáticos de la marca, sino que fue vendido por 2,8 millones de dólares.

Y además

Nuestros mejores vídeos