3 BMW gasolina son mejores que estos 3 BMW diésel equivalentes

¡Toma nota!

La duda es razonable: BMW gasolina o BMW diésel. La marca bávara siempre es un referente en lo que a motores se refiere, creando algunos de los mejores de todos los tiempos. ¿Quién hace mejores motores de seis cilindros en línea? Sin embargo, últimamente BMW está apostando por la eficiencia, dando protagonismo a pequeños motores de gasolina de tres y cuatro cilindros que están teniendo un buen rendimiento. Hoy te voy a dar algunos ejemplos: estos 3 BMW gasolina son mejores que estos 3 BMW diésel. ¡Atento a la jugada!

BMW 330i vs BMW 330d

El BMW Serie 3 puede considerarse como el mejor ejemplo de downsizing dentro de la marca. El BMW 330i deja de lado el mítico motor de seis cilindros para apostar por un nuevo motor de cuatro cilindros turbo de apenas dos litros que es capaz de generar 258 CV y 400 Nm de manera constante entre las 1.550 y las 4.400 vueltas. La potencia es constante desde las 5.000 hasta las 6.500 rpm. ¡Un motor súper elástico!

El BMW 330d equivalente mantiene un motor de seis cilindros, con algo más de potencia y par: 265 CV y 580 Nm. Ahora bien, una de las claves de la ecuación es el consumo: el motor de gasolina con un nivel de prestaciones muy similar apenas consume 0,9 litros más de media. Teniendo en cuenta que la diferencia de precio ronda los 6.000 euros, el BMW 330i es mejor que el BMW 330d equivalente.

BMW 840i xDrive Gran Coupé vs BMW 840d xDrive Gran Coupé

Muchas veces analizamos la eficiencia o las prestaciones a la hora de decidir entre dos motores. Ahora bien, creo que a la hora de elegir un BMW gasolina o un BMW diésel es relevante también tener en cuenta el segmento del vehículo a tratar. Por ejemplo: en el caso del BMW Serie 8 Gran Coupé creo que el extra de refinamiento y de agrado de marcha de un motor de gasolina puede marcar la diferencia.

El BMW 840i xDrive Gran Coupé incorpora el fantástico motor de seis cilindros en línea, doble turbo, tres litros de cilindrada y 340 CV. Tiene una fuerza tremenda: 500 Nm de par desde las 1.600 vueltas y entregado de manera constante hasta las 4.500 revoluciones. Acelera de cero a cien en 4,9 segundos y homologa un consumo real (WLTP) de 9 litros a los 100. Con estas cifras, simplemente por el tipo de coche que es, ni miraría el diésel. 

Ah, y si para ti la tracción integral no es necesaria, el 840i con tracción trasera es apenas tres décimas más lento en el cero a cien pero es capaz de reducir el consumo hasta los 8,4 litros. ¡Ojito!

BMW X3 xDrive30e vs BMW X3 xDrive30d

Por norma general un SUV o todoterreno, especialmente de lujo y con un peso próximo a las dos toneladas, es más recomendable con un motor diésel: su consumo está más contenido y su mayor par hace que tenga mayor fuerza en todas las condiciones. Ahora bien, los SUV híbridos han provocado que esta tendencia pueda cambiar. Son un nuevo actor en este juego y en casos como el BMW X3 o el BMW X5, sus versiones híbridas enchufables son más interesantes que las diésel, especialmente porque su precio es sumamente atractivo.

Suelen decir que el peso es un factor clave para dejar de lado a los híbridos. Y en parte es verdad. Pero en coches de este tamaño, ojo porque la diferencia no es determinante: en el caso del BMW X3 híbrido respecto al diésel es de apenas 125 kilos. Las prestaciones son similares, el motor de cuatro cilindros de gasolina es muy eficiente y su motor eléctrico le dota de 46 kilómetros de autonomía eléctrica real, para moverse en el día a día sin gastar un euro en combustible y sin contaminar.

Y lo mejor de todo: el precio es prácticamente idéntico. Este último factor parece determinante para descartar al diésel definitivamente.

Y además

Nuestros mejores vídeos