Pasar al contenido principal

Cinco anécdotas que solo los verdaderos aficionados de Mercedes saben

Pruebas del ABS con un Mercedes-Benz Clase S de 1978

¿Y tú? ¿Las conocías?

La historia de Mercedes-Benz es ya muy larga, y en ese tiempo han sucedido muchas cosas. Hay muchos detalles que ya conocemos sobre esta marca alemana, pero hay otros que no son tan conocidos. Por ello, aquí están las cinco anécdotas que solo los verdaderos aficionados de Mercedes saben.

Te interesa: El BMW M5 E39 nació de rebote y otras curiosidades

El curioso origen de AMG

Mercedes-Benz 300 SE

Todo el mundo conoce modelos de AMG como el AMG GT, pero muchos no conocen el origen de esta división. A mediados de los años 60, Mercedes-Benz se retiró de la competición, pero los ingenieros Hans-Werner Aufrecht y Erhard Melcher decidieron no abandonar la idea de crear modelos deportivos y lo hicieron de forma independiente, con coches de la firma como base.

Mejoraron un Mercedes 300 SE, al que le agregaron unos 50 CV, y el coche ganó el Campeonato Alemán de Turismos de 1965. Aquello hizo que muchos se interesaran por el trabajo de ambos ingenieros quienes, tras abandonar la marca, fundaron la sociedad A.M.G -Acrónimo de Aufrecht, Melcher y Großaspach, lugar de nacimiento del primero-. El resto, como se suele decir, es historia.

El nacimiento de los frenos ABS

Pruebas del ABS con un Mercedes Clase S de 1978

Hoy en día, es complicado encontrar un coche sin ABS, pero la llegada de este sistema que impide el bloqueo de las ruedas cuando frenamos se remonta a unas décadas atrás. Concretamente, se introdujo por primera vez en 1978 y fue desarrollado por Bosch, quienes probaron su efectividad en un Mercedes Clase S de la época. Poco después, ese sería el primer coche de producción en serie en ofrecer este sistema.

Los primeros en hacer pruebas de choque sistemáticas

Crash Test de Mercedes

En la actualidad, las marcas deben probar la seguridad de sus coches mediante pruebas como las de Euro NCAP, pero no siempre fue así. Hace décadas, esto no se tenía en cuenta y en 1959, fue Mercedes la primera marca en realizar estos test de choque de forma sistemática. Para ello, se sirvieron de la tecnología más avanzada del momento y de maniquíes para conocer los daños a los ocupantes.

Carl Benz fue el primero en conducir legalmente

Carl Benz

En 1885, Carl Benz presentó el Benz Patent Motorwagen, que podría considerarse el primer coche moderno. Poco después hizo una prueba de conducción por las calles, pero para ello necesitaba un permiso oficial por escrito. Así, se convirtió en la primera persona en conducir de manera legal.

El Mercedes-Benz 300 ‘measuring car’

Mercedes-Benz 300 'measuring car'

Situado actualmente en el museo de la marca, este coche es la prueba de cómo realizaba las mediciones el fabricante alemán antes de que llegaran los ordenadores. Este Mercedes 300 circulaba tras el coche que se estaba probando mientras se encontraba conectado a él mediante un cable, de manera que recopilaba datos que eran útiles en el desarrollo de los coches nuevos. Era un método peculiar, pero lograba buenos resultados.

Y además

Nuestros mejores vídeos