Pasar al contenido principal

Ford Edge o Hyundai Santa Fe, ¿cuál comprar?

cual comprar suv mediano grande generalista blancos
Dos SUV grandes, pretenciosos y con ganas de alcanzar el segmento premium.

Elegir entre el Ford Edge y el Hyundai Santa Fe es una cuestión solo al alcance de clientes que tengan personalidad y que busquen algo diferente a lo que tiene la mayoría. Son dos SUV diferentes, grandes y que se colocan en la cúspide de la gama de SUV en sus respectivas marcas. El Ford Edge y el Hyundai Santa Fe, además, tienen un diseño diferente a todo. ¡Y también diferente entre ellos! ¿Cuál es más recomendable?

Diseño exterior: dos estilos bien definidos

Ford Edge 2018

Ford e Hyundai son dos marcas bastante antagónicas en cuanto a diseño. Ford es la evolución de la tradición, con coches que a veces arriesgan más, pero en general la firma americana es bastante conservadora, con vehículos a veces que responden a una necesidad concreta de su público de cabecera: el de Estados Unidos.

Hyundai es una marca que arriesga más, porque puede, aunque con riesgo muy medido y estudiado. ¿Has visto el Hyundai Tucson 2021? Es una pasada ¿verdad? Su estética es arriesgada y en el Hyundai Santa Fe pasa un poco lo mismo, tiene personalidad pero después, en el fondo, es un riesgo atractivo. No es como hacer un Renault Avantime.

Interiores muy amplios

Nuevo Hyundai Santa Fe

El Ford Edge es un coche que mide 4,83 metros, con una batalla que alcanza los 2,85 metros, suficiente pues para que el espacio interior sea tremendamente amplio tanto en la fila delantera como en la trasera. Una de las particularidades es que no cuenta con siete plazas, por lo que ahí no puede luchar contra el Santa Fe. Compensa con un maletero de 602 litros, ampliable hasta los 1.847 litros.

El nuevo Hyundai Santa Fe todavía no ha desvelado todas sus cifras de dimensiones, pero teniendo en cuenta que la anterior generación partía en los 4,77 metros de largo, la nueva es posible que gane algún centímetro extra. La principal diferencia son sus siete plazas opcionales y un maletero algo más pequeño: 547 litros ampliable hasta los 1.625 litros. Su batalla es algo menor y quizás la sensación de desahogo no sea tan acusada como la del Ford.

Comportamiento dinámico

interior del Ford Edge

La principal diferencia en el comportamiento dinámico entre uno y otro es que el Ford Edge cuenta con tracción integral en toda la gama, desde su modelo más básico. El Hyundai Santa Fe no, aunque sí está disponible en las versiones más altas de gama. Hablamos de dos SUV con una clara orientación al asfalto y a los viajes en familia: grandes, prácticos. ¿Sustitutos de los monovolúmenes clásicos?

Pues sí, así es. Se podría decir que son sus sustitutos emocionales. En este sentido, el Ford me da la sensación de tener un chasis algo más afinado, consiguiendo un comportamiento dinámico muy equilibrado entre confort y eficacia en curva. El Hyundai Santa Fe es un coche pensado por y para viajar, tranquilo y más orientado al confort de marcha y a la comodidad de sus ocupantes. 

Gama de motores no muy amplia

lujo generalista tecnologia beige

Empiezo por el americano: la gama de motores del Ford Edge se basa únicamente en dos propulsores diésel. No nos quejaremos demasiado: en este segmento, dos motores diésel potentes y con mucho par me parecen los adecuados. Ambos son cuatro cilindros con dos litros y tecnología EcoBlue, que producen 190 o 238 CV: el primero siempre manual y el segundo siempre automático.

La gama de motores del Hyundai Santa Fe sí ofrece un motor gasolina de 185 CV, pero ya te digo yo que es muy poco recomendable, por lo que al final la gama no es tan diferente: arranca la gama con un motor diésel de 150 CV asociado al equipamiento básico, pero el verdadero protagonista es el motor 2.2 CRDi con 200 CV: de lejos la mejor opción sobre la mesa.

Precio: el Hyundai arrasa

Ford Edge 2018

Era de esperar, ¿verdad? El precio del Hyundai Santa Fe es una de sus grandes bazas y es de esperar que en esta nueva generación se mantenga como tal. El precio parte en el entorno de los 30.000 euros para la versión básica y en unos 36.000 euros para la versión diésel de 200 CV. El precio puede ir creciendo en función de la versión de equipamiento escogida, pero jamás superará los 50.000 euros.

El Ford Edge es otra historia. Su planteamiento es algo más premium y refinado, sus motores son algo mejores por entrega de potencia y eficiencia y tiene tracción 4x4 en toda la gama. El precio del Ford Edge parte en torno a los 42.000 euros y las versiones más caras no están lejos de los 60.000 euros. No es de extrañar que en Europa haya sido un fiasco bastante importante, ya que la gente dispuesta a gastar eso suele acabar en marcas premium alemanas. ¡Ya tu sabes!

Conclusión: dos SUV alternativos

Nuevo Hyundai Santa Fe

Creo que por concepción, el Hyundai Santa Fe tiene más sentido que el Ford Edge. Es un SUV relativamente compacto, con 7 plazas, un precio atractivo y pocas ambiciones premium, aunque no exento de calidad y tecnología. El Ford Edge intentó entrar a competir contra Audi, BMW y Mercedes, con un producto que para nada es malo, pero que en nuestro país, afectado de marquitis aguda, poco tenía que hacer. Ahora bien, el Ford Edge, si lo encuentras de km0 o en stock, con un buen descuento (puedes encontrarlo por poco más de 30.000 euros), creo que es un coche más completo e interesante que el Hyundai Santa Fe.


 

Y además

Nuestros mejores vídeos