Pasar al contenido principal

Ford Focus o Toyota Corolla, ¿cuál es mejor?

compactos cual comprar 2020
Dos compactos para perfiles muy distintos, ¿cuál de los dos se adapta mejor a ti?

El Ford Focus y el Toyota Corolla son dos de los coches compactos más vendidos del mundo. Y lo son por una o por varias razones, aquí nada pasa por casualidad. El Ford Focus lleva décadas siendo una referencia, mientras que el Toyota Corolla incluso tiene una historia más longeva. Hoy son dos coches que se pueden considerar de lo mejorcito en su campo, pero: ¿dónde destaca cada uno? Ford Focus o Toyota Corolla, ¿cuál debes comprar?

Diseño exterior

Toyota Corolla GR Sport

A nivel estético son dos coches tan parecidos como diferentes. Me explico: los dos son compactos de manual, los dos miden 4,37 metros de largo y los dos tienen una carrocería con dos volúmenes clásica. Ahora bien, en los detalles es donde surgen las diferencias. El Toyota Corolla busca una presencia más 'tecnológica' en su mirada, mientras que el Ford tiene un diseño más deportivo y agresivo. Ambos molan, solo una cuestión de gustos personales decidirá la contienda.

Japón contra América

Ford Focus Mild Hybrid

El interior del Toyota Corolla es minimalista y busca combinar un habitáculo donde el refinamiento es protagonista. Asientos cómodos, bien insonorizado, buenos materiales y tecnología de infoentretenimiento muy al gusto japonés: limpia, concisa y sin demasiadas florituras. Aséptico. 

El habitáculo del Ford Focus sigue la tendencia actual, con una pantalla situada en una posición elevada, donde destacan muchos mandos físicos (buena noticia para algunos). Es un interior más tradicional, con un buen nivel de calidad general y que opcionalmente puede llegar a tener un sabor bastante deportivo, incluso sin tener que acceder a las versiones firmadas por Ford Performance.

Comportamiento dinámico: ¡diferencias importantes!

Toyota Corolla Hybrid, interior

En el comportamiento dinámico es donde encontramos las diferencias más importantes, junto en el apartado de motores. El Ford Focus es una referencia a nivel dinámico, junto con el Seat León, y su compromiso con la eficacia y diversión al volante es incuestionable. Un coche que pisa muy bien sobre el asfalto.

El Toyota es un vehículo híbrido pensado para ir tranquilo y relajado, con un alto nivel de refinamiento general. Poco ruido, pocas vibraciones, mucho confort y relax cuando llegan las curvas. Si te quieres divertir al volante, el Ford es mejor. Si quieres comodidad y tranquilidad, el Toyota es tu opción.

¿Quieres un híbrido?

Con 280 gasolina y 190 diésel

Si te entusiasman los coches híbridos, deja de buscar: el Toyota Corolla es tu mejor opción. Cuenta con dos motores híbridos tradicionales (no enchufables) que se alimentan de sendos motores de cuatro cilindros combinados con un motor eléctrico de 72 o 109 CV. En conjunto, 122 o 184 CV, este segundo con unas prestaciones notables: acelera de cero a cien en 7,9 segundos.

La gama de motores del Ford Focus es mucho más completa. Cuenta con motores diésel de entre 95 y 150 CV y gasolina de entre 100 y 182 CV, a los que hay que sumar el motor del Focus ST con sus 280 CV. Destaca las versiones tricilíndricas EcoBoost micro-híbridas con 125 y 155 CV.

Precios similares

Toyota Corolla GR Sport trasera

Donde sí hay similitudes es en el precio, ambos tienen la mayor parte de su gama entre los 20 y los 25 mil euros, con excepciones como los poco más de 16.000 euros que cuesta la versión de acceso del Focus o los más de 32.000 euros del Focus ST. La buena noticia es que en Ford suelen hacer muchas ofertas atractivas, además de contar con un stock de vehículos muy amplio.

Conclusión: nunca una decisión ha sido tan sencilla

Con 280 gasolina y 190 diésel

Dos compactos muy similares por concepto pero con enormes e insalvables diferencias. Si buscas un coche híbrido con etiqueta ECO, tecnológico, con un diseño que grita modernidad a viva voz y mucho confort y refinamiento, el Toyota Corolla es de lo mejor que puedes comprar.

Si por el contrario quieres un compacto equilibrado, con muchas opciones mecánicas donde elegir, un diseño bonito y agresivo y un gran comportamiento dinámico, el Ford Focus es mejor, especialmente si lo que quieres es divertirte al volante. Además, ojo con Ford porque sus descuentos pueden llegar a ser legendarios.

Y además

Nuestros mejores vídeos