Pasar al contenido principal

Hyundai i30 o VW Golf, ¿se pueden empezar a comparar?

coches compactos cual comprar
¿Golpe de estado en el segmento de los compactos?

Que el Volkswagen Golf es el rey de los compactos nadie lo discute. Otra cosa es que sea la opción más recomendable en ese segmento. Obviamente tiene tres cosas buenas: un comportamiento equilibrado, una buena relación entre calidad y tecnología y una imagen muy potente a un precio razonable. ¿El Hyundai i30 se puede comparar con el Volkswagen Golf? ¿Ha dado un salto suficientemente grande?

No te lo pierdas: prueba del Volkswagen Golf GTI 2020

El Hyundai i30 es un fiel reflejo de la evolución de Hyundai. Hace pocos años esta comparativa no habría tenido sentido pero lo tiene, ¡vaya si lo tiene! El Hyundai i30 es un compacto que bebe de la inspiración del Golf, ¿en qué compacto inspirarte si no? Equilibrado en sus formas, su comportamiento y con una relación calidad/precio incuestionable.

Diseño: el Golf es un Golf

Volkswagen Golf 8

Siempre he dicho que el Hyundai es una marca que sabe observar lo que le rodea para avanzar. No digo que copien, digo que se inspiran en lo mejor. Y eso no creo que sea algo malo. El i30 es el Golf asiático: equilibrado estéticamente, con una potente imagen de marca y que, sin estridencias, consigue ser atractivo y proporcionado.

El Golf es un Golf. Su evolución más importante se puede ver en el frontal, con faros más afilados y agresivos. Pero su línea lateral o trasera evoluciona poco. ¡Ni falta que le hace! Es el compacto conservador por excelencia, un coche que no pasa de moda con el tiempo pero que quizás puede aburrir a los que buscan algo más de personalidad.

El Volkswagen Golf es más tecnológico

Hyundai i30 2020

Obviamente, el Volkswagen Golf es un referente durante el último medio siglo en el segmento de los compactos y su evolución es más importante. Tiene un interior digital que destaca por sus dos pantallas desde las cuales se controla todo. Buena calidad y espacio interior. Un Golf no suele destacar en mucho pero no falla en nada. Es su filosofía.

El Hyundai i30 hay que decir que es un modelo algo más viejo que el Volkswagen y es se nota en su interior. Sin embargo, por calidad o por tecnología no está tan lejos como puede parecer. Además, tener mandos físicos es un alivio en los tiempos que corren. El maletero del Hyundai i30 es 15 litros mayor que el del Golf, con 395 y 380 litros respectivamente.

Dos comportamientos similares

Prueba del Volkswagen Golf

Tanto el Hyundai i30 como el Volkswagen Golf tienen comportamientos similares en cuanto a concepción. Es decir, están desarrollados a nivel dinámico para ser equilibrados y buenos en todos los aspectos. Obviamente, creo que el Golf está un peldaño por encima en cuanto a refinamiento: se siente más fino sobre el asfalto, filtra con algo más de gracia y está mejor insonorizado. Pero el i30 no está lejos: en una generación le pueden pillar si no espabilan.

Gama de motores

Hyundai i30 2020

Una de las grandes novedades del Volkswagen Golf 8 es la electrificación de la gama. El alemán cuenta con dos versiones micro-híbridas, dos híbridos enchufadles y el Volkswagen ID.3 como la opción 100% eléctrica. El Hyundai también tiene una gama electrificada pero en este caso apostando por la tecnología micro-híbrida de 48v. Ambos modelos tienen atractivas versiones dentro del segmento de los coches compactos deportivos: el Golf cuenta con el GTI y el GTI Clubsport mientras que el Hyundai tiene al espectacular i30 N.

Precio

Prueba del Volkswagen Golf

Hasta ahora hemos visto que el Golf es algo más refinado, con un interior más moderno y tecnológico pero en lo importante, no hay diferencias abismales que puedan justificar los 8.000 euros de diferencia entre uno y otro. Volvemos a lo mismo de siempre y que ya comentamos con el Seat León: el Volkswagen Golf ha querido dar el salto hacia lo premium en cuanto al precio pero manteniendo elementos comunes con la anterior generación. ¿Se han pasado con el precio?

Conclusión

Hyundai i30 2020

Yo creo que sí, el Volkswagen Golf se ha encarecido demasiado y hace que cualquier lucha con compactos generalistas de calidad esté descompensada. Otra cosa es que a nivel comercial puedan hacer descuentos jugosos, pero que el Golf sea, de media, unos 6.000 euros más caro que un Seat León, un Hyundai i30 o un Renault Mégane, no tiene mucho sentido. Y esto lo puede aprovechar una marca como Hyundai para posicionar mucho mejor al i30 en la lucha del segmento C.

Y además

Nuestros mejores vídeos