Pasar al contenido principal

Bugatti Baby II, homenaje eléctrico

Bugatti Baby II
Desde 30.000 euros.

No es el nuevo superdeportivo de Bugatti, aunque tampoco tiene un precio asequible para muchas más personas que las pocas que tienen acceso a la marca. El Bugatti Baby II se convierte finalmente en coche de producción, haciendo homenaje al coche que la marca fabricó a escala 1: 2 y que estaba indicado para niños. Este en cambio, no solo está limitado para los más pequeños.

Los mejores coches eléctricos de 2020

El nuevo modelo de Molsheim está inspirado en el Bugatti Baby de los años 20. Si bien, mientras que este último estaba fabricado a escala 1:2, este equivaldría al 75% del modelo Tipo 35 Gran Premio, uno de los coches de carrera más famosos de la marca. El Bugatti Baby original estaba indicado para niños de 8 años, pero el regreso del juguete sube esta edad hasta los 14 años.

El Bugatti Baby II es todo un coche eléctrico y de él se fabricarán tan solo 500 ejemplares. Cuenta con una carrocería que aloja una batería de capacidad de 1,4 kWh. El motor eléctrico cuenta con dos modos de conducción que ajustan su potencial final. El primero de ellos goza de unos 1,4 CV mientras que el segundo, el que encontramos en el nivel experto, llega a los 5,4 CV. Con esta energía firma una velocidad máxima de 20 km/h y 45 km/h respectivamente.

Pero no todo queda aquí, hay dos versiones más disponibles. La variante Vitesse, nombre conocido en la marca, cuenta con carrocería en fibra de carbono una batería de mayor capacidad que llega hasta los 2,8 kWh. El motor también tiene más potencia, el doble que el primero, declarando unos 10 kW o 13,4 caballos de potencia. Con esta energía llega hasta los 70 km/h.

El Bugatti Baby II Pur Sang se coloca como el tope de gama. A nivel mecánico contamos con el mismo motor que el Vitesse con unos 13,4 caballos de potencia, siendo la carrocería la clave del conjunto. La carrocería está fabricada a mano, a partir de aluminio, y se necesitan unas 200 horas de trabajo para completarla. Una versión que guarda toda la esencia de la marca y de la fabricación de sus coches.

La autonomía de este modelo arranca en 25 kilómetros y llega hasta los 50 kilómetros de la versión Vitesse y Pur Sang. Las baterías son intercambiables, la propulsión es en las ruedas traseras y los frenos cuentan con sistema de recuperación de energía. Este sistema es hidráulico, y se une al autoblocante con el que cuenta el eje trasero para completar un conjunto al que no le falta detalle.

Aunque claro, tener un coche así, aunque esté indicado para niños de 14 años, no es nada barato. Su precio arranca en 30.000 euros para llegar a los 58.500 euros de la variante Pur Sang, lo que cuesta un BMW M235i Gran Coupé. El Vitesse, el nivel medio, vale un poco menos, unos 43.500 euros.

Todo sobre Bugatti

Modelos de Bugatti más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches

Y además