Pasar al contenido principal

Coches eléctricos al precio de gasolina en tres años. ¿Pero eso quiere decir barato?

Opel corsa-e cargando enchufe

Volvo prevé igualar precios para 2025

Qué tiempos aquellos en los que te podías comprar un coche nuevo con un amplio abanico de precios asequibles. La franja entre 10.000 y 20.000 euros te daba múltiples opciones de elección, pero desde la llegada de los vehículos eléctricos, unido a la pandemia y a la guerra de Rusia ha disparado los precios, tanto de los EV como de los de combustión interna.

Y lo que es peor, impera el pesimismo cuando hablamos de igualar precios entre los eléctricos y los de gasolina o diésel. Pero igualar no es sinónimo de bajar su coste, ojo. Voces autorizadas de Volvo aseguran que en tres años esa coyuntura es posible. Igualar, sí, rebajar, no.

Según los expertos, los coches eléctricos bajarán mínimamente su precio, ya que las baterías serán más pequeñas y tendrán más autonomía. 

Jim Rowan, CEO de Volvo, considera que en 2025 los precios de ambos automóviles deberían igualarse, pues los costes en la fabricación de las baterías serán menores. Pero no apunta a que los precios del litio puedan bajar, el punto clave será que con menos kWh se puedan ofrecer más kilómetros para los conductores.

Se estableció la cifra de 100 dólares por kWh como barrera para que los precios de los coches de gasolina y los eléctricos tengan paridad, según los analistas. Se han hecho estudios que reflejan que por encima de la barrera de los 100 dólares por kWh de coste para los fabricantes, no se podrán cruzar los caminos de la combustión y la electricidad.

Los especialistas argumentaron en su día que esos 100 dólares por kWh deberían haberse alcanzado en el actual año 2022. Pero no. De igual manera, también se alertó de que era posible que este precio de coste no se alcanzara hasta 2024. Si nos ceñimos al día de hoy, lo único que podemos decir con certeza es que estamos muy lejos de esta cifra, con medias de 120 dólares por kWh.

La cifra en la que gasolina y electricidad alcanzarán la paridad ha sido puesta en duda en los últimos tiempos. En primer lugar porque la frontera de los 100 dólares por kWh para construir coches eléctricos al precio de los gasolina ya empieza a diluirse. 

El mercado necesita que los costes de esta pieza clave sean inferiores y, además, parece que sólo podrán acceder a estos precios aquellas empresas que se asocien con empresas mineras. 

La subida del precio del litio ha sido insultante en los últimos dos años. Ha llegado a dispararse por encima del 700% y ha puesto en duda la viabilidad de modelos exitosos como el Ford Mustang Mach E, cuyo precio en España ha subido más de 16.000 euros. 

Los fabricantes ya han tomado cartas en el asunto y se están asociando con empresas mineras:  Stellantis ya ha tomado posiciones con una inversión de 50 millones de euros, pero no es la única. BMW trabaja en Argentina, General Motors en California y Volkswagen también llegó un acuerdo en 2021 con Vulcan Energy.

Y además

Buscador de coches