Pasar al contenido principal

España tendrá una planta de reciclaje de baterías de coches eléctricos y estará en León

Baterías en estado sólido: Ford y BMW
Puede que sea el futuro de verdad

En unos meses, cuando teclees en Google Maps el nombre de Cubillos del Sil, en León, encontrarás como puntos de interés la primera planta de reciclaje de baterías de vehículos eléctricos de España.

Mientras Gobierno y entidades públicas y privadas debaten cuál es la ubicación perfecta para la construcción de un planta de fabricación de baterías, Endesa adelanta por la derecha y anuncia que, en breve, arrancarán los trabajos para la instalación de una planta de reciclaje.

La primera planta de reciclaje de baterías de España

La de León será la primera planta de reciclaje de baterías de España. Estará ubicada en las actuales instalaciones de la central térmica de Compostilla que, siguiendo el protocolo establecido por el Gobierno para el desmantelamiento de centrales nucleares, quedó inoperativa a finales de junio.

La construcción de la planta de reciclaje de baterías de León forma parte del plan Futur-e de Endesa. Se llevará a cabo en colaboración con Urbaser, especializada en gestión de residuos. Contará con un presupuesto de 13 millones de euros y se espera genere cerca de 50 empleos directos, a los que se sumarán los indirectos, todavía por cuantificar.

Aprende a mantener la batería en el confinamiento

Getty Images

El plan de Endesa apunta que la planta estará plenamente operativa en 2023, pero se prevé iniciar la actividad logística con antelación. "La recogida, el transporte y el almacenamiento de las baterías, en condiciones seguras, se adelantará para garantizar el volumen necesario que, en su momento, permita arrancar la planta a pleno rendimiento", afirman.

Economía circular para el reciclaje de baterías

La planta de León tendrá capacidad para tratar hasta ocho toneladas al año.

Siguiendo las premisas de la economía circular, las baterías serán analizadas y, en función de su estado, tratadas de diferente manera. 

Aquellas que admitan esta operación, serán adaptadas para su reutilización. Las restantes serán descargadas eléctricamente, desmontadas y sometidas a un proceso de separación y trituración que permitirá reciclar los materiales presentes, como plásticos, aluminio y cobre.

También se tratará el llamado black-mass, que constituye la fracción rica en metales estratégicos, de gran valor en Europa, como son el cobalto y el níquel, ambos esenciales para la fabricación de nuevas baterías.

Y además

Buscador de coches