Pasar al contenido principal

La fábrica de Nissan en Barcelona, ¿en peligro?

Se queda con una utilización por debajo del 20 por ciento

Imagen de perfil de Luis Guisado
La producción de la eNV200 pasa de 103 a 60 unidades

La planta de Nissan en Barcelona está pasando momento difíciles. Hace una semana supimos que el pick-up de Mercedes, el Clase X, se va de la Zona Franca por decisión de los alemanes, y así se lo comunicó el Presidente de Nissan Europa a los trabajadores, aunque no va a ser inmediado: será en mayo cuando en la línea de producción se queden el Nissan Navara y el Renault Alaskan como los dos únicos 'habitantes'.

Ayer nuestros compañeros de Business Insider publicaban que Nissan podría cerrar la fábrica si se produce un Brexit duro que imponga aranceles a las exportaciones, recogiendo una información del Financial Times. En cuanto a esto último, desde la marca en Barcelona me han negado rotundamente que vayan a cerrar. "Desmiento totalmente este rumor", han sido las palabras de uno de los responsables con los que he hablado por teléfono.

Nissan e-NV200
La Nissan e-NV200 pasa de 103 a 60 unidades diarias después de Semana Santa

Menos Nissan eNV200, sí, pero relativamente

Pero los nubarrones no paran ahí. Hoy la noticia que ha saltado es que se va a reducir la producción de la furgoneta eNV200 y que van a pasar de ensamblar 103 unidades diarias a solo 60 después de Semana Santa, con lo que, según los sindicatos, se deja la fábrica con una utilización del 20 por ciento. Se da la circunstancia de que, según un comunicado oficial del 18 de diciembre, se anunciaba un aumento de producción, que en ese momento estaba situado en 79 unidades el día.

Fuentes internas de la compañía me han comentado, también por teléfono, que en Nissan el año fiscal va de abril a marzo y que ahora están terminándolo. "No es extraño que al acabar el año fiscal haya excedente de vehículos y que [la fabricación] se ajuste la demanda y al stock", aseguran. En todo caso, también inciden en que vienen de un año muy bueno y que la reducción se produce en un pico muy alto, especialmente comparado con 2018.

De hecho, en una información fechada el 7 de enero, en Nissan anunciaban que se habían matriculado 681 unidades de la e-NV200, lo que supuso un aumento del 45% con respecto al año anterior, y una cuota de mercado del 36 por ciento: una de cada tres furgonetas eléctricas matriculadas eran de este modelo.

Volviendo a la disminución de la producción, en CCOO se lamentan de que la empresa no les dice la verdad y que la falta de fabricación de la furgoneta va a generar un exceso de personal, que hoy por hoy está en torno a los 2.400 empleados directos, más otros 25.000 indirectos.

En Nissan las mismas fuentes dicen que al menos hasta principios de verano no se producirán (si es que llega a ocurrir) ajustes en la plantilla. "Hasta la presentación del próximo Plan Industrial no veremos medidas de ajuste". 

Y es precisamente a ese Plan Industrial al que remiten ante la pregunta de si llegará algún modelo nuevo que llene el vacío dejado por el pick-up de Mercedes.

Y además