Pasar al contenido principal

¿Está Ferrari preparando un eléctrico biplaza?

¿A por el Tesla Roadster?

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
deportivo lujo altas prestaciones tecnologia elegancia

Un Ferrari eléctrico biplaza podría ser el mejor ejemplo de ‘nunca digas nunca’, porque aunque Ferrari se mostraba en un principio reticente a todo esto de los coches eléctricos, parece que unas patentes podrían decir justo lo contrario.

No te pierdas: ¿Qué me compro, un Ferrari o un Porsche?

Según el ‘Taycan EV Forum’, el pasado mes de julio entraron en la 'Oficina de Patentes Europea' unas imágenes muy misteriosas: en ellas se veía a un vehículo de dos asientos y con cuatro motores eléctricos, uno en cada rueda. 

Además, gracias a la descripción que acompaña a las patentes, sabemos que estos motores eléctricos podrían operar independientemente para ofrecer un rendimiento excepcional en cualquier condición que se tercie. 

 

Ferrari eléctrico patente

 

Y también queda reflejado en el texto cómo pueden ser configurados los cuatro motores del supuesto Ferrari eléctrico de dos plazas junto al motor de combustión: con la posibilidad de que un solo eje eléctrico ofrezca potencia suplementaria a un propulsor.

Está claro que el Tesla Roadster ha marcado su territorio y quizá Ferrari esté pensando que no debe quedarse atrás. Vale, me puedes decir que, por los principios de los de Maranello, comparar a Tesla con Ferrari puede ser lo mismo que buscar parecidos entre un huevo y una castaña, pero hay que pensar en todas las opciones posibles y más en los tiempos que corren.

 

Ferrari eléctrico, biplaza o no: ¿dónde está el límite?

En realidad, pensar que Ferrari pueda estar pensando en un biplaza eléctrico con más potencia y rendimiento que cualquiera de sus coches deportivos -a los que aún les queda mucha vida por delante junto a los motores más tradicionales- es complicado. 

Pero todo llega. Quizá no veamos un Ferrari eléctrico en un futuro muy cercano, debido a las limitaciones que todavía sufren las baterías. Ferrari siempre quiere ofrecer lo mejor a los clientes y entendemos que no quieran ofrecer un producto eléctrico del que no se vaya a poder exprimir todo el jugo sin miedos ni restricciones. Por eso dijeron que no antes de 2025...

Pero las patentes están ahí y el futuro puede poner en bandeja un montón de oportunidades. Entonces, más vale prevenir que curar.

Y además