Pasar al contenido principal

¿Honda e o Fiat 500e? La batalla del urbano eléctrico

Fiat 500e vs Honda e

Al menos, para ver cuál es más chulo

Hay quien dice que la idea de un coche urbano está envejeciendo un poco. A los coches no les gustan las ciudades modernas y las ciudades modernas están felices de devolver el cumplido. Carriles para bicicletas y autobuses, VTC, restricciones, aparcamientos regulados... 

Los SUV eléctricos en los que hay que pensar en 2021

Aún así, si tienes que moverte en este terreno hostil, el mejor tipo de automóvil para hacer caso omiso de todas esas imposiciones es un coche eléctrico. A ser posible uno pequeño. 

El nuevo Fiat 500 eléctrico y Honda e se deslizan por espacios estrechos y espacios de estacionamiento reducidos. Evitan las restricciones en los centros de grandes ciudades y puedes aparcar sin pagar en muchas zonas reguladas. 

Y además la gente los mira con amabilidad y curiosidad, ya que aparte de ser algo exótico (por ahora), su diseño mejora el paisaje urbano. 

A los coches no les gustan las ciudades modernas y las ciudades modernas están felices de devolver el cumplido

Además, dentro de los confines de la ciudad y sus carreteras de circunvalación, proporcionan una diversión desenfrenada, aunque ambos lo hacen de formas sorprendentemente diferentes. 

Se suele decir que el Honda tiene estilo retro, pero lo cierto es que nadie sería capaz de decir que clase de revival supone. Se podría decir que el e es simplemente un coche moderno de aire un tanto retro. Por cu parte, Fiat busca un legado visual continuista.

Prueba: el Honda e es el eléctrico que probablemente vayas a querer en 2021

Volviendo al eléctrico japonés, el interior del Honda está formado por cinco pantallas, pero el diseño es bastante sencillo. Además es fácil de usar, ya que ciertas funciones importantes como el climatizador o la radio tienen botones físicos reales. 

Mientras tanto, en el Fiat, la superficie de las pantallas es menor, pero su usabilidad es igual de buena. Ambos interiores se sienten de primera calidad; a pesar de que el italiano tiene algunos plásticos poco aparentes  que recuerdan a un Bravo y el Honda hace lo propio con algunos acabados grises que desentonan con los geniales detalles de madera del interior.

En marcha, dos concepciones diferentes

Debajo de todo eso, la arquitectura de los dos difiere lo suficiente como para tener un efecto bastante profundo en la conducción de ellos. 

El Honda es bajo y de tracción trasera. Eso hace que su maletero, con el ubicado debajo, tiene la profundidad justa. Por la parte delantera esperaba, al abrir el capó, encontrar algún tipo de juguete. Pero no: está lleno de electrónica en un espacio donde el 500e logra colocar tanto la electrónica como el motor.

En términos generales, esto se debe a que las ruedas delanteras del Honda están más hacia adelante, por lo que los asientos delanteros también están más adelantados y tú te sientas más abajo y con las piernas más estiradas. Se podría decir que tienes cierto aire deportivo aquí. 

En el Fiat, el motor delantero empuja los pies del conductor hacia atrás. Además te sientas más alto y más erguido, en cierto modo más echado hacia el volante. También el asiento está más retrasado, por lo que hay menos espacio en el las plazas traseras. 

Honda, propulsión; Fiat, tracción delantera

La caída del techo en el Fiat 500e también roba el espacio para las cabezas. En resumen: Honda para humanos, Fiat para cosas.

El Honda e es un coche que se siente bien desde el principio. Te recibe un asiento cómodo y permite que piernas y brazos queden relajados. El volante y el acelerador reaccionan exactamente a tus intenciones. Todo se mueve contigo rápido, pero completamente estable. Entra en una rotonda con alegría y los neumáticos delanteros morderán el asfalto aunque tiene tendencia al subviraje. Pero si aprovechas todo su empuje, las traseras se unirán ordenadamente. No es rápido, pero es ágil.

Los neumáticos ruedan silenciosamente y la suspensión absorbe las típicas juntas, alcantarillas y demás imperfecciones urbanas sin problema. También va cómodo en una autovía. En cuanto a la autonomía.... bueno, volveremos a esto en un minuto.

Primero pasamos por el Fiat. No es tan rápido, pero la diferencia entre los dos es lo suficientemente pequeña como para no importar, a menos que el asfalto deslice: es más probable que el 500 tenga problemas de tracción. 

Honda para humanos, Fiat para cosas

Tampoco ofrece tanta sensación de fluir como el Honda: entra en la misma rotonda del Honda y después de un poco de inclinación de la carrocería y de chirriar de neumáticos, el ESP del 500 llega para verificar las cosas. Y bien podrías haber provocado tú eso al girar demasiado, porque el volante acciona una dirección muy ligera. 

Pero no está mal, en absoluto. Como su rival, es silencioso y progresivo para acelerar. Es relajante cuando la congestión urbana te vuelve loco y estimulante cuando se diluye el tráfico.

Y si la tienes que ir de una ciudad a otra por autopista, la batería del 500 lo tiene cubierto. Recorrerá entre 240 y 270 km en una autopista a unos 110 km/h.

Cargar coche eléctrico

Coches eléctricos e híbridos

No hay duda de que los coches eléctricos e híbridos son el futuro, nos guste o no. Aquí tienes información con lo que te interesa... aunque a veces no sea lo que quieres oír.

Y es que en conducción interurbana, en un día cálido, sin duda llegarás a los valores WLTP, al igual que Honda. Pero el e tiene unos 170 km de autonomía en este terreno. 

La autonomía más larga del Fiat lo convierte en un coche más utilizable, así como en una opción para el tránsito urbano. Pero en muchos hogares, los viajes grandes no son el trabajo de los coches pequeños. Es complicado hacer más de 100 km en una ciudad y sus alrededores en un día y Honda es la mejor y más feliz herramienta para hacerlo...

Un texto de Paul Horrell con fotos de Jonny Fleetwood

Todo sobre Honda

Buscador de coches

Y además