Pasar al contenido principal

Medio millón de Tesla llamados a revisión por el BoomBox

rivales Tesla Model X

Por ser demasiado ruidosos.

Uno de los problemas que tienen los coches eléctricos es que son demasiado silenciosos, algo a priori bueno pero que en realidad puede llevar a atropellos. Se ha trabajado para cambiar eso y, precisamente por ello no deja de ser gracioso que la NHTSA llame a revisión a más de medio millón de Tesla precisamente por lo opuesto, por ser demasiado ruidosos.

El foco del problema se encuentra en el BoomBox y en como interactúa con el Sistema de Advertencia de Peatones.

Vayamos por partes, este sistema abreviado como PWS por sus siglas en inglés (Pedestrian Warning System) es obligatorio en todos los coches de cero emisiones y también está presente en algunos híbridos, y se encarga de emitir una señal acústica cuando el vehículo circula a bajas velocidades para que los peatones le oigan venir.

Ahora bien, el BoomBox es una aplicación en Toybox que utiliza los altavoces del sistema PWS para reproducir música de manera externa en el Tesla Model X ya sea cuando éste está parado, en movimiento o mientras se usa la función de llamamiento remoto (Summon) del vehículo.

Básicamente, el BoomBox emplea la estructura de PWS para hacer un ruido exterior mayor que el del propio PWS, lo que significa que los peatones escucharán todavía mejor al coche acercarse. Esto, que debería verse como una solución al problema es visto como una fuente de conflicto para la NHTSA.

Es por eso que el organismo ha obligado a Tesla a hacer una llamada a revisión para los más de medio millón de modelos que disponen del sistema (578.607 unidades, para ser concretos), con el objetivo de eliminar esta función.

La marca estadounidense ha accedido y avisará por carta a todos los afectados… aunque en realidad va a solucionar el problema de manera remota con una actualización OTA en la que se desactivará el BoomBox cuando el coche esté en movimiento.

Y además

Buscador de coches