La NASCAR presenta su primer coche eléctrico con 1.341 CV

coche eléctrico de la NASCAR

Con la intención de ir allanando el camino para que la huella de carbono sea cero en 2035, la competición estadounidense ha lanzado su primer prototipo eléctrico. Se trata de un crossover que se presentó el pasado 4 de julio en Chicago. Pero que no se asusten los amantes de esta competición que seguirá teniendo su versión de motores de combustión.

El mundo del automovilismo está poniendo su granito de arena para limpiar el planeta y la NASCAR es la última división que ha dado el paso adelante y ha mostrado un adelanto de cómo podría lucir su futuro coche de competición totalmente eléctrico. Y sí, se trata de una carrocería crossover, por si te lo preguntabas. En principio, centrémonos en los detalles mecánicos.

El sistema de propulsión está formado por un triunvirato de motores de seis fases (uno en la parte delantera y dos en la trasera) que trabajan en tándem con una batería refrigerada por líquido de 78 kWh para enviar una potencia estimada de 1.341 CV a los cuatro neumáticos Goodyear Racing Eagle. El frenado regenerativo también desempeñará un papel importante en estos prototipos. 

Es cierto que será extraño ver una carrera de NASCAR en la que el sonido de las discusiones de los pilotos sea más fuerte que el de los propios coches. Pero bueno.

Bien, ahora podemos hablar del diseño exterior, que podría hacer que la clase crossover sea más atractiva desde un punto de vista general. Desde los clips del capó y las ruedas bien ubicadas dentro de los arcos, hasta el enorme alerón trasero y la posición baja de la carrocería, es difícil negar su atractivo.

La decoración también es bastante salvaje, con los diversos logotipos de patrocinio trabajados en torno a un tema blanco y negro que incorpora rayos rojos de electricidad para romper la pintura.

La carrocería está hecha de un "compuesto sostenible a base de lino" que tiene mucho en común con los actuales modelos de carreras Next Gen. Sin embargo, estos nuevos prototipos contarán con versiones modificadas del chasis, la dirección y la suspensión. Debería ser relativamente rápido, entonces.

La NASCAR oficializó este anuncio durante el fin de semana de carreras del pasado 4 de julio en Chicago. ABB, compañía líder en electrificación y automatismos, se convierte en el primer partner oficial de NASCAR IMPACT, la plataforma que se encargará de reforzar sus comunidades de seguidores y contribuir a un planeta más limpio.

Además, se da la curiosa circunstancia de que el descubrimiento de coche de carreras eléctrico ha coincidido en el mismo fin de semana en que la IndyCar estrenaba sus series híbridas, en la competición que tuvo lugar en Mid-Ohio.

Esta competición llevaba años planeando la idea de realizar un coche de carreras eléctrico que, en principio, se iba a presentar a principios de año en la Busch Clash que se disputó en el Coliseum de Los Ángeles, pero no se pudo hacer porque diluvió en aquella zona y se retrasó la carrera, con lo que el evento perdió relevancia.

Que no se asusten los amantes de esta competición porque la NASCAR no va a dejar de lado los motores térmicos (al menos, de momento). La tradición manda y sería un dislate en USA abandonar este sistema de propulsión, si bien se espera que para 2035 este campeonato descarbonice sus coches para reducir su huella de carbono para esa fecha.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: Coches de competicióncoches deportivos eléctricos, NASCAR,