En Nueva York van a prohibir vender coches de gasolina y diésel a partir de 2035

Ciudad de Nueva Yopk con el Nissan GT-R50
Foto del redactor Luis I. GuisadoFoto del redactor Luis I. Guisado

El Estado de Nueva York prohibirá los coches de combustión interna en 12 años. Un movimiento importante en uno de los estados más potentes de EEUU...

Otro día, otro clavo en el ataúd de la tecnología que puso nuestro mundo entero en un ataúd y nos hizo pagar por los clavos: Nueva York (bueno, sus gobernantes) está decidida a poner el punto final a los motores de combustión interna (ICE) en 2035. 

Eso son 12 años: poco más de una década en la que todos los automóviles de pasajeros, pick-up y SUV nuevos vendidos allí debe tener cero emisiones.

Por Nueva York nos referimos a todo el estado, no solo a la ciudad, y estas regulaciones encajan con el objetivo estatal de una reducción del 85 por ciento en las emisiones de gases de efecto invernadero en todo el estado para 2050, así como con el objetivo más general de reducir la contaminación del aire, especialmente en las comunidades desfavorecidas que a menudo son las más afectadas. 

Opinión Kia Soul eléctrico

El impulso de los coches eléctricos funcionará junto con esfuerzos similares para reducir las emisiones más allá del sector del transporte, como una inversión multimillonaria en energía renovable y una red eléctrica libre de emisiones obligatoria para 2040.

Como corresponde a cualquier cosa legislativa, es tan denso y fácil de analizar como una novela de William Faulkner, por lo que desmenuzar hasta el último fragmento probablemente sería complicadillo. 

Pero a grandes rasgos (hay otros tamaños de pincel disponibles, según cómo se te dé leer en inglés textos legales), es un plan que más bien favorece la zanahoria (infraestructura de carga, descuentos, subvenciones municipales) sobre el palo. 

De particular interés es el reembolso en el punto de venta de 2.000 dólares (es decir, descuento inmediato) en vehículos de cero emisiones, que se suma al reembolso federal de 7.500, algo parecido a nuestro plan MOVES.

Un apoyo adicional al impulso de los eléctricos de Nueva York será nada menos que 175.000.000 millones en fondos federales "para establecer una red de carga de vehículos eléctricos", que parece algo que debería haber sido una prioridad para el gobierno de los EE.UU.

Dicho esto, damos a entender que la mayoría de los neoyorquinos que aprovechan este esquema pronto supondrán que cargar en casa es más barato, más simple y capaz de cubrir su viaje, de la misma manera que lo hicimos nosotros los europeos.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.