Pasar al contenido principal

Renault Morphoz: mañana tu coche eléctrico se estirará 40 centímetros

Seguramente, vas a recordar este Renault Morphoz mucho tiempo, y no solo por las circunstancias insólitas de su presentación, solamente online y por streaming tras la cancelación del Salón de Ginebra ante el riesgo de contagio por el coronavirus. Por suerte, TOPGEAR.ES estuvo entre los medios invitados a una exclusiva presentación de las novedades de Renault para el evento, hace justo dos semanas, en París. 

De allí, volvimos importados por el Morphoz, más que nada porque hasta ahora no habíamos visto jamás un coche capaz de cambiar de tamaño para responder a las distintas necesidades de sus propietarios. Esto es, precisamente, lo que propone Renault pensando que, en realidad, solo se usa el total de las baterías de un coche eléctrico alrededor del 2% de los viajes. 

Así, el Morphoz de Renault es un coche eléctrico de diseño futurista pero sin pasarse que propone una configuración urbana de 4,40 metros con baterías de 40 kWh para recorrer unos 300 km. En cuanto sus propietarios tuvieran necesidad de más espacio y autonomía, acudirían a un centro de la marca, donde el vehículo se estiraría para ganar 40 centímetros más y de paso acoger en su chasis 50 kWh de pilas adicionales con las que podría llegar a recorrer hasta 700 km. 

Te interesa Renault Twingo ZE: ¿Mejor que el Smart ForFour?

“Tener un jefe holandés nos ayudó con la idea, porque visitamos un coffee shop de Amsterdam justo antes de tenerla...”, bromea François Leboine, director de concept cars de Renault. Más allá de chistes, el Morphoz es la demostración de hasta dónde se podrá llegar con la nueva plataforma de Renault CMF-EV dedicada en exclusiva a coches eléctricos, desarrollada conjuntamente con Nissan y que también se iba a presentar a bombo y platillos en este salón. 

Así, aseguran desde la marca que, ya desde el año que viene veremos una nueva hornada de modelos a pilas de Renault, Nissan y quizá Mitsubishi con tamaños entre 4,40 y 4,80 m, por lo menos. Y que alguno de ellos se parezca a este Renault Z36 -nombre en clave del proyecto del Morphoz- es más que probable: “aparte de su capacidad de estirarse, desde 2021, veremos algunas de las características de este concept en coches eléctricos de producción”, asegura Leboine. Así, veamos cuáles son las innovaciones que aporta este concepto.   

Las innovaciones del Renault Morphoz

Renault Morphoz concept
Las baterías van alojadas a lo largo de todo el suelo del vehículo.

Desde luego, si por algo se recordará al Morphoz será por su capacidad de pasar del tamaño de un Renault Mégane al de un Renault Espace. Sin embargo, como concepto de coche eléctrico familiar, este prototipo llega con un puñado de ideas bastante sugerentes además de aportar un diseño del que seguro beberán futuros modelos de la marca. 

Te interesa Esto es lo que promete el Dacia eléctrico

Hablando del Espace, el monovolumen fue uno de los primeros automóviles de la historia en plantear asientos rotatorios, pero este Morphoz concept consigue dar una vuelta a esa idea con un asiento del acompañante diseñado en forma de concha que es capaz de rotar sobre su eje vertical en sentido contrario a las agujas del reloj para convertir el habitáculo en un espacio compartido por sus pasajeros. 

Solo los pasajeros porque este coche eléctrico estirable ha sido pensado solo con un nivel 3 de autonomía, lo que únicamente posibilita que su conductor se distraiga del volante en escenarios de conducción muy específicos, como en un atasco por ejemplo. “Hemos hecho otros coches con nivel 4 como el Symbioz, pero con este queríamos hacer algo más cercano. Además, la conducción autónoma total tardará quizá 10 años o más en llegar y este vehículo tiende puentes con modelos de producción de Renault que veremos a partir del año que viene”, advierte François Leboine.

El diseño del Renault Morphoz

Renault Morphoz concept
El túnel central es telescópico para poder ampliar el maletero.

El interfaz del Renault Morphoz, como el resto del coche, también dispone de dos configuraciones distintas. En la más sencilla, el conductor recibe la información básica para la conducción desde un pequeño display situado en el interior del volante. En la más completa, una pantalla panorámica sale de debajo del salpicadero y se extiende ante el conductor y el acompañante. 

Sin embargo, desde Renault especula que quizá este tipo de interfaces protagonizados por pantallas gigantes tengan los días contados, ya que en realidad, en este Morphoz y quizá en los coches de un futuro a medio plazo sea la inteligencia artificial el elemento de conexión entre conductor y pasajeros con el vehículo. En este sentido, los diseñadores de la marca francesa proponen una superficie flexible sobre la que acoplar el teléfono móvil mientras el coche absorbe todos sus datos. 

Te interesa El motivo del último accidente mortal de un Tesla en autopilot

Así, por medio de las entradas del calendario de tu teléfono, el concept car extensible de Renalt crearía un mapa 3D de tu ciudad con todo tu día para proponerte el trayecto más eficiente para realizar tus tareas. Como ya proponía el Renault Symbioz, a la hora de viajar, el Morphoz te ofrecería la posibilidad de rutas alternativas para descubrir rincones con arreglo a tus preferencias. 

Renault Morphoz concept
Los led amarillos dentro del volante simbolizan la voz de la IA del coche.

“Gastamos una gran cantidad de tiempo desarrollando el material de la consola central donde se deja el teléfono móvil; está hecho de una combinación de una capa de madera finísima y de látex y el resultado es que cuando dejas el smartphone sobre ella, esta se hunde un poco de una forma muy orgánica mientras el coche absorbe todos los datos del teléfono”, asegura uno de los diseñadores del interior. 

Y es que el diseño de este Renault Morphoz es a la vez futurista y próximo, y una cosa que me ha gustado mucho: no solo sigue claramente algunos de los códigos de diseño clásicos en la marca, de paso rinde un homenaje muy especial Víctor Vasarely, creador del logo de Renault en 1972. De esa misma década, concretamente de una película de Kubrick, parece haber salido la psicodélica retroiluminación del volante que representa la IA del coche y que se comunicaría con el conductor no solo con voz, sino con cambios en la composición de sus luces. ¿Te acuerdas de HAL en '2001'?

Más:

Concept Cars

Todo sobre Renault

Modelos de Renault más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches

Y además