Pasar al contenido principal

475.000 Tesla han sido llamados a revisión por errores en el maletero

Galería: Tesla Model 3 Autonomía Estándar Plus

Los fallos tienen que ver con un desgaste del cableado de componentes como la cámara trasera.

Tesla ha llamado a revisión a casi medio millón de coches Model 3 y Model S en Estados Unidos debido a un fallo de cableado en la cámara trasera en la primera berlina y del sistema de cierre del maletero en la segunda, que podría provocar que se abriese inesperadamente.

El anuncio ha sido realizado por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de EE.UU (NHTSA). Este tipo de llamadas a revisión de forma voluntaria son comunicadas por parte de la marca a NHTSA, que difiere de una posible investigación de la agencia a la marca con consecuencias más serias.

En el caso de los Tesla Model 3, parece que el uso continuado del maletero puede terminar deteriorando el cableado de conexión con la cámara trasera, produciendo fallos intermitentes antes de una probable desconexión total.

En el resumen de la llamada a inspección de la berlina de Tesla, se especifica que la compañía inspeccionará e instalará un protector guía o un nuevo conjunto de cables si fuese necesario, sin cargo adicional para los propietarios.

No es la primera vez que los maleteros de Tesla fallan

No es la primera vez que los maleteros del Model 3 sufren un fallo de diseño, como fue el caso de la versión 2019, que bajo la lluvia sufría filtraciones al abrirlo por la curvatura de la luna trasera. Error que fue solucionado con una simple goma de protección.

Por otro lado, los pestillos de seguridad en el cierre de los maleteros del Model S pueden no engancharse correctamente, lo que puede desembocar en que se abra el portón, bloqueando la visión del conductor y aumentando el riesgo de colisión.

Además, aunque la llamada a revisión se ha realizado en EE.UU, se presupone que el mismo fallo podría afectar a los modelos exportados a otras partes del mundo, como Europa. 

Este no es el primer fallo de Tesla con sus modelos, y en los últimos meses la marca se ha visto envuelta en muchos otros que han debido solucionar. El más reciente es la desactivación de la función "Passenger Play", que permitía a cualquier persona dentro del coche (incluido el conductor) jugar a videojuegos en el sistema de entretenimiento con el coche en marcha.

La decisión de deshabilitar esta opción es un movimiento previo a la investigación que, en ese caso, sí que está realizando la NHTSA y de la que se sabrá en los próximos meses.

Y además

Buscador de coches