Pasar al contenido principal

Tesla pide 22.000 dólares para arreglar una avería que un taller independiente soluciona por 5.000

Tesla Model S Plaid
Un taller independiente repara la batería de un Tesla de un famoso youtuber por 5.000 dólares

Un taller independiente ha arreglado por apenas 5.000 dólares un Tesla después de que la empresa cifrara la reparación en 22.500 dólares.

Se trata de un sobrecoste que explica los sistemáticos problemas que la empresa de Elon Musk ha puesto siempre a la reparación de sus vehículos eléctricos.

Estos, explican los expertos, son en teoría más fáciles de reparar que los coches de gasolina. A pesar de ello, los bloqueos de software de Tesla dificultan todo tipo de operaciones.

Todo empezó, cuenta Vice, cuando la batería del Tesla Model S P85 del youtuber Tyler Hoover dejó de admitir carga y este lo llevó a Tesla para que lo repararan. 

El coche estaba fuera de garantía y Tesla quería sustituir toda la batería por unos 22.500 dólares. En efecto, el valor oficial de esta ronda, según los documentos de Tesla, los 23.000 dólares.

Tras investigar, Hoover consiguió que un taller independiente reparara el Tesla por unos 5.000 dólares, es decir, un 75% más barato que lo que ofrecía Tesla.

"Pasé unas semanas estupendas con el coche, y el problema es algo que debería ser fácilmente solucionable, pero no lo es. Al menos, no lo es con Tesla", cuenta Hoover a Vice.

20 características que hacen que los coches Tesla sean diferentes a los demás

Las luces y todas las pantallas del interior funcionan, pero un mensaje en la interfaz de usuario decía que su capacidad máxima de batería se había reducido y que solo aguantaría una carga de 80 kilómetros. 

Entonces apareció Rich Benoit, también youtuber y firme defensor del derecho a la reparación que ha pirateado Teslas y construido sus propios vehículos eléctricos con piezas desechadas. 

Benoit fue capaz de encontrar un mecánico que pudo diagnosticar el problema y reparar el vehículo por unos 5.000 dólares, bastante menos de lo que Tesla quería para reemplazar la batería.

"Lo que intentamos hacer es dar a la gente opciones", ha contado Benoit a Vice por teléfono. "Ahora mismo, con Tesla, no hay alternativas".

Benoit relata que, según su experiencia, los coches de gasolina suelen ser más difíciles de reparar que los vehículos eléctricos.

Pero sigue siendo más fácil llevarlos al servicio técnico que los Tesla. "Estos coches no son algo especialmente complejo", cuenta. 

No lo es, sobre todo, teniendo en cuenta lo que sucede con los vehículos de gasolina.

"Hay adolescentes haciendo cambios de frenos y aceite en coches de 100.000 dólares, y el cliente se sube a estos coches y conduce a 100 kilómetros por hora por la autopista", recuerda Benoit.

5 antiguos ejecutivos de Tesla comparten las lecciones clave que aprendieron en la empresa de Elon Musk

Tesla, sin embargo, lleva años tratando de convencer a sus clientes de que sus coches son complejas maquinarias que necesitan técnicos certificados para hacer reparaciones. 

Muchas de esta son imposibles de hacer sencillamente debido a los bloqueos de software de la propia empresa. "Tesla, ante todo, es una empresa de software", explica Benoit.

Tesla ha lanzado recientemente Toolbox, un conjunto de software de diagnóstico que dirá a un taller de reparación o al propietario de un Tesla qué es lo que está mal en un coche.  Cualquiera puede comprar el acceso a la caja de herramientas, pero cuesta 3.000 dólares al año o 100 dólares por 24 horas. Pero el diagnóstico es solo la mitad de la cuestión. 

El antiguo gurú de las baterías de Elon Musk detalla su plan para convertir su startup en la próxima Tesla dentro de un sector emergente multimillonario

"Puedes sacar un motor trasero de Tesla en cuestión de 30 minutos", relata Benoit. "El problema viene cuando hay que volver a ponerlo". 

"Es entonces cuando tienes que utilizar el software de diagnóstico para decirle al coche que acepte de nuevo ese motor. Ahora mismo, eso no es posible".

Las piezas de repuesto de Tesla tienen que ser instaladas por un concesionario Tesla certificado. Teniendo en cuenta esto, ¿cómo Benoit y su equipo reemplazaron la batería de Hoover? 

"Tenemos medios alternativos. No necesitamos necesariamente la caja de herramientas en muchos casos, aunque nos haría la vida 10 veces más fácil", cuenta Benoit. 

"Tesla está bloqueando cada vez más el acceso a los coches. Hay muchas cosas que antes podías hacer y que ya no puedes. Definitivamente, están endureciendo las restricciones".

El uso de bloqueos de software por parte de Tesla es un reflejo de lo que hace Apple con el iPhone. 

Es bien conocida la actualización de software que mató la funcionalidad táctil en los iPhone 8 reparados con pantallas baratas no homologadas por Apple.

Se trata de prácticas que los órganos reguladores quieren dejar cada vez más en el pasado.

En Europa, como contó recientemente Business Insider, la UE se prepara ya para librar una encarnizada batalla contra las empresas para reivindicar el derecho a la reparación y acabar con la obsolescencia programada.

Una historia publicada originalmente en BUSINESSINSIDER.es

Etiquetas:

Motor

Y además

Buscador de coches