Pasar al contenido principal

Usar un SUV eléctrico es un 37% más barato que uno de gasolina, según un estudio

Prueba del Volvo XC40 Recharge, el SUV eléctrico de Volvo

La subida del combustible es la causa principal

El aumento del precio de los combustibles está teniendo muchas consecuencias y una de ellas se ha hecho evidente en un estudio reciente realizado por la compañía especializada en renting Arval. Según han comprobado, ya es un 37% más barato usar un SUV eléctrico que uno de gasolina.

Según se detalla en el documento, el coste total de propiedad de un coche de gasolina ha subido notablemente en los últimos meses, dada la crecida del precio de los combustibles. El incremento se ha traducido en unos 60 euros más de gasto mensual en gasolina para un SUV de tamaño medio.

Eso sí, este no es el único factor que ha propiciado esta situación para los coches de combustión. En este 2022 finaliza la moratoria del incremento del Impuesto de Matriculación con la entrada de la normativa WLTP. Así, esta subida se notará específicamente en los modelos nuevos.

No te pierdas: Los SUV eléctricos con más autonomía

Estos factores complican la situación para los coches de combustión, pero el estudio destaca además que la electricidad no ha subido en tanta medida, aunque también haya experimentado una crecida. Tal y como detalla Arval, las tarifas especiales para cargar un coche eléctrico mantienen el precio del kWh entre 0,10 euros y 0,45 euros de media.

Por supuesto, esto depende de los puntos de carga, pero las mediciones dan una idea más o menos clara. De media, un SUV de gasolina que recorre 50 km a diario supone un gasto de 7 euros al día, mientras que uno eléctrico puede suponer un coste de entre 1 y 3,5 euros al día en función de las horas en las que realicemos la carga o el punto de carga en sí.

De la misma forma, se han extrapolado estos datos a un periodo mensual. Al mes, un SUV de gasolina que recorre unos 20.000 km al año, supone un gasto de 530 euros al mes. El eléctrico, por su parte, se sitúa en unos 404 euros al mes. Eso sí, esto dependerá de si contamos con los hasta 7.000 euros de ayuda del Plan Moves III.

Aun así, es evidente que los modelos de combustión están sufriendo por la escalada de los precios de los carburantes, aunque las recientes medidas gubernamentales podrían ser de ayuda. No obstante, con cuestiones como el Impuesto de Matriculación, parece que los eléctricos siguen ganando ventaja, aunque esta ya no sea tan grande como la de hace algunos años.

Etiquetas:

Motor

Y además

Buscador de coches