Pasar al contenido principal

Emoción y adrenalina en el circuito de Monteblanco al volante de un Kia Stinger

No hay mejor manera de lucir un coche como el Kia Stinger que en un circuito. Nos adentramos en la pista de Monteblanco para exprimir sus mejores cualidades.

Imagen de perfil de BrandLab

Si en el anterior capítulo de nuestro fin de semana diferente a bordo de un Kia Stinger comprobamos la comodidad y versatilidad del coche coreano, esta vez vamos a ir más allá. Vamos a probar a fondo el coche en el circuito de Monteblanco (Huelva) antes de continuar nuestra ruta hacia el Algarve en la que también nos subiremos a bordo de un ferry para cruzar la frontera, dos experiencias únicas. 

La pista del circuito de Monteblanco tiene 4.430 metros de longitud, permite participar en tandas abiertas al público y sus instalaciones nos ponen todas las facilidades para exprimir al máximo el Kia Stinger. Comprobamos la potencia del motor 2.0 T-GDi de 245 CV del Kia Stinger en cada trazada y en cada curva.

El deportivo cuenta con un avanzado sistema dinámico de conducción, suspensión electrónica y relación de transmisión variable hasta el control de tracción. ¿Qué significa todo esto? Una experiencia de conducción en circuito extraordinaria que muestra precisión, contundencia y agilidad. 

Kia Stinger, un coche que despierta los sentidos en cada viaje 

Nos despedimos del circuito de Monteblanco y ponemos rumbo hacia Ayamonte (Huelva), allí nos espera un ferry para llevarnos directamente hasta Portugal. El Kia Stinger es un coche imponente en cuanto a tamaño, lo comprobamos al subirlo al pequeño barco en el que vemos perfectamente la forma del Kia Stinger desde todos sus ángulos. 

Kia Stinger

Llegamos a la costa del Algarve para iniciar nuestro último tramo del fin de semana Kia Stinger. Aún nos queda mucho por descubrir, las emociones y la diversión quedan aseguradas en el último capítulo de este fin de semana diferente.