Pasar al contenido principal

El aire acondicionado del Bugatti Chiron podría enfriar tu casa

Y no precisamente una demasiado pequeña...
Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Aire acondicionado Bugatti Chiron

Al hablar del aire acondicionado del Bugatti Chiron, al igual que hablar del coche en sí mismo, se nos viene una palabra a la mente: sofisticación. Aunque supongo que a nadie le sorprende ya que estamos hablando de Bugatti y las expectativas son altas. Sin embargo, ¿esperabas que te dijera que sería capaz de enfriar tu casa? Y no necesariamente una demasiado pequeña.

No te pierdas: Otros datos del Bugatti Chiron que te dejarán loco

Al probar diferentes coches, rápidamente notas que aunque el aire acondicionado parece algo muy estándar, no todos están igual de logrados. Algunos son tan explosivos que convierten el habitáculo en una nevera, golpeándote en la cara con un chorro de aire frío de dudoso bienestar y otros se toman su tiempo para aclimatarlo, a veces con escaso éxito. 

Marcas como Bugatti no se pueden permitir que se den situaciones así en su coches deportivos. La precisión es su máxima. Pero, ¿cómo lograr también la perfección en elementos como este? El climatizador del Bugatti Chiron cuenta con un compresor de aire acondicionado y dos condensadores. ¡Ah! Y 9,5 metros de conductos de aire acondicionado. 

Además, es capaz de comprimir hasta 3 kg de refrigerante, con una presión de entre 2 a 30 bar por minuto; es decir, se trata de un sistema lo suficientemente potente como para poder enfriar un apartamento de hasta 80 metros cuadrados. Magnífico, ¿no crees? Pues sí, pero su trabajo les ha costado. 

 

 

Y es que el Bugatti Chiron no está exento de retos y complicaciones. Por ejemplo, su gran parabrisas de 1,31 metros cuadrados (es decir, que dobla el tamaño del que lleva un compacto) hace que el interior se caliente más rápido de lo normal; y si eliges el techo solar Sky View, más aún. ¡Problemas del primer mundo!

Julia Lemke, ingeniera de Bugatti, señala además que “en los coches convencionales, el aire es redirigido hacia el interior a través del extremo inferior del parabrisas, pero en un Bugatti esto solo ocurre hasta aproximadamente 250 km/h”. Por tanto, la compañía tuvo que innovar para mejorar las condiciones a partir de esa velocidad. Para ello, crearon un sistema de control con una aleta de aire adicional y un ventilador optimizado, que garantiza que el aire continúe entrando a la cabina incluso cuando se le está exprimiendo a fondo. Porque, ¿quién podría resistirse a ello? 

Todo sobre Bugatti

Modelos de Bugatti más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches

Y además