Pasar al contenido principal

Ares ha escondido un Corvette en su nuevo S Project

Imagen de perfil de Luis Guisado

200 CV más que el C8 con el mismo motor...

Dany Bahar es el ‘número 1’ de Ares, empresa carrocera artesanal con sede en Módena, que acaba de presentar el Ares S Project

Alfa Romeo Giulia GTA

Coches deportivos

Los coches deportivos nos hacen soñar despiertos: grandes prestaciones, promesa de sensaciones al volante, de una conducción sin igual. Los hay grandes, pequeños, bonitos, feos, caros y baratos. Pero todos ellos tienen en común una cosa: si merecen la pena, están aquí. ¡Sigue el link!

Sin duda, cambio notable para Bahar, que hace apenas cinco años era el CEO de Lotus y anunció una ofensiva con cinco nuevos modelos. Ahora está rodeado de creaciones únicas de su serie denominada ‘Legends Reborn’: deportivos modernos inspirados en iconos del pasado, como el Ares ProgettoUno, que bebe de la historia del DeTomaso Pantera.

Hemos tenido la oportunidad de hablar con Bahar sobre su último proyecto, el audaz S Project, un superdeportivo que no mira al pasado en busca de ideas. 

Hemos probado el Land Rover Defender de Ares Design. Sus 475 CV son lo de menos

La carrocería de carbono y el interior son obra del equipo de diseño interno de Ares, mientras que el chasis de aluminio, el motor V8, la caja de cambios de doble embrague y la arquitectura electrónica son todos del Corvette C8.

"No somos una empresa que necesite desarrollar tecnología si ya hay artículos mucho mejores para comprar", dice Bahar. "Tomas algo y simplemente trabajas como un cirujano plástico y cambias todo lo que puedes tocar y ver, cada botón; nuestro objetivo es que no tengas idea de que hay un C8 debajo".

Con el Ares S Project se podría decir que misión cumplida. Y antes de descartar esto como un intento rápido y sucio de sacar provecho de una élite con mucho dinero y desesperada por su próxima dosis de novedad, se ha reflexionado bastante detenidamente sobre cómo se presenta.

“Investigamos mucho sobre el mercado y todos quieren ser los más rápidos, los más livianos, los más ruidosos, bla, bla, bla. Queríamos un coche sencillo de conducir, un coche que fuera divertido ”, explica Bahar. "Muchos de los clientes con los que hablamos tenían miedo de conducir sus LaFerrari, Nio EP9, Koenigsegg y demás porque son tan poderosos que conducirlos ya no es un placer". 

Ares utiliza un motor clásico

El Project S no cuenta con un motor híbrido ni ninguna solución, digamos, “diferente”. "Regresamos a los orígenes, a un motor V8 de aspiración natural y altas revoluciones con una transmisión de doble embrague; no es necesario ser un piloto de carreras para manejar un coche deportivo como este".

Un Porsche GT3 RS... ¿Targa? Ares lo tiene

El V8 de 6,2 litros produce unos 705 CV a 6.450rpm y sube hasta las 9.000rpm. La fuerza pasa a las ruedas trasera a través de una caja de cambios de doble embrague de ocho velocidades y un diferencial de deslizamiento limitado. Aún no hay una cifra de velocidad máxima, pero Bahar apunta a que el 0 a 100 km/h puede ser de 2,6 segundos según sus simulaciones.

Un GTC4 Lusso disfrazado del Ferrari 412 de los 80. Ares lo ha hecho

Pero un momento: 700 CV en el Ares Project S son 200 CV más que el Corvette normal y no han utilizado un turbo o un supercargador. ¿Cómo lo han hecho? 

“Eso sigue siendo un secreto entre nuestro proveedor en EE. UU. y nosotros. Sin embargo, son todas modificaciones mecánicas, no se puede hacer esto a través del software", dice Bahar. Y añade: "El sonido que produce se inspira en los viejos F1 V10, con una tonalidad muy alta". Todo lo cual apunta a que este es el nuevo bloque V8 de la versión Z06... ¿Ha revelado Ares inadvertidamente las especificaciones del Z06 antes de que GM estuviera listo? El tiempo dirá.

Corvette C8 2020 en Rapid Blue
Chasis y motor provienen del Corvette C8 2020. Aquí, en color Rapid Blue. Foto: Chevrolet

La creación de este coche partió de la premisa "Diseño de hipercoche, rendimiento de superdeportivo, precio de coche deportivo". Y, bueno, digamos que al menos han logrado dos de tres, porque si bien 500.000 euros puede ser menos que el resto de modelos que salen de la fábrica de Ares (la visitamos; es alucinante), es muchísimo más que cualquier "coche deportivo" que hayamos visto. 

Sin embargo, el Ares Project S tendrá la rareza de su lado, ya que solo se construirán 24 modelos en los próximos dos años con las primeras entregas a finales de 2020. Y aparecerán versiones derivadas del S, junto con otros dos modelos únicos, más asequibles "en el ámbito de los coches deportivos". Quizás la ambición de Bahar no haya disminuido después de todo, simplemente ha aprendido a controlar su ritmo...

Buscador de coches

Y además