Así suena el nuevo BMW M5 con el escape de titanio M Performance

Sube el volumen y llora de gloriosa alegría.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Escape de titanio M Performance en un BMW M5

El vídeo que puedes ver bajo estas líneas, encontrado por los chicos de Carscoops, no tiene desperdicio. Es la prueba de que el escape de titanio M Performance asociado al nuevo BMW M5 produce un sonido brutal, digno de los más de 600 CV que ofrece el modelo.

Hay que tener en cuenta que el turbo de los BMW M del pasado reciente no satisfacía del todo los canales auditivos de sus propietarios, especialmente si los comparabas con sus rivales de AMG. Así que escuchar el BMW M5 rugiendo otra vez como siempre debió hacer es muy agradable.

El motor biturbo V8 de 4,4 litros pasa de 0 a 100 en 3,4 segundos, mientras que el 0 a 200 llega en 11 segundos. La velocidad máxima puede alcanzar, opcionalmente (es decir, si eliges quitar el limitador), los 305 km/h. Y esa mecánica manda sus 750 Nm de par a cuatro ruedas motrices mediante una caja de cambios automática de ocho marchas.

 

 

Precisamente, esta tracción M xDrive es uno de los aspectos más destacados del nuevo BMW M5: emplea un diferencial activo de la división deportiva de la marca y, desde luego, ofrece la posibilidad de desconectar completamente el eje delantero si quieres marcarte la clásica sesión de drifting.

Este modelo es el primero en proponer a sus usuarios un listado de piezas M Performance, como una suspensión revisada y un sistema de escape de titanio dotado de silenciador y con salidas en fibra de carbono… que hace que el modelo bávaro suene más crudo y más alto. Cierto, esas notas nunca serán iguales a las de un propulsor de carburación, pero, en cualquier caso, nos emocionan. Mucho.

Lecturas recomendadas