Pasar al contenido principal

BMW M3 CS vs Audi RS4 Avant, ¿quién crees que gana?

El BMW M3 CS y el Audi RS4 Avant se enfrentan en una 'drag race' con el objetivo de ver quién manda. Por un lado tenemos el 3 litros Twin-Turbo del M3 con sus 460 CV, y por otro el V6 de 450 CV. ¿Por cuál apuestas?

Imagen de perfil de Jorge Morillo
BMW M3 CS

Vamos hoy con uno de esos vídeos que apetece ver y a la vez desechar. ¿Por qué? Porque a los 'quemados' del mundo de las cuatro ruedas siempre nos gusta ver enfrentamientos como el que protagonizan hoy el BMW M3 CS y el Audi RS4 Avant, aunque a la vez nos tiremos de los pelos por no ser nosotros los que estemos al volante. Bromas aparte, os dejamos con la filmación de una de esas carreras de aceleración que le pondría el pelo de punta a cualquiera.

A pesar de ser dos vehículos aparentemente muy similares, lo cierto es que tanto la apuesta de BMW como la de Audi tienen varios puntos discordantes que pueden hacerte pensar que uno es más rápido que el otro. Por ejemplo, en una prueba de aceleración pura y dura puede que el modelo de los cuatro aros haga valer su tracción total frente a la propulsión trasera de su rival. Sin embargo, para paliar esto la gente de CarWow, que son los autores del vídeo, han decidido realizar dos carreras diferentes, una partiendo desde parado y la otra con una salida lanzada.

La arquitectura del motor también es diferente, a pesar de que ofrezcan una cifra de potencia muy similar. Por un lado tenemos al BMW M3 CS, bajo cuyo capó luce imponente un 3 litros Twin-Turbo de 6 cilindros en línea que es capaz de desarrollar una potencia de 460 CV. Gracias a él este deportivo de origen teutón es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 3,9 segundos y de alcanzar una velocidad punta de 280 km/h.

 

 

En el caso del Audi RS4 Avant estamos hablando de un motor ligeramente más pequeño, con 2,9 litros de cilindrada, 6 cilindros en V, también Twin-Turbo y con 450 CV de potencia. En teoría emplea 4,1 segundos en alcanzar los 100 km/h desde parado, pero a la vista de éste y otros vídeos queda que la marca alemana ha sido bastante conservadora en la homologación de este baremo.

 

 

Como has podido ver en el vídeo, además de la carrera de aceleración, tanto el BMW M3 CS como el Audi RS4 Avant también tienen que hacer frente a una prueba de frenado, que ambos superan con nota. Como siempre decimos en estos casos, no nos importaría quedarnos con el que no queráis vosotros. ¡Qué dos máquinas!

 

Lecturas recomendadas