Pasar al contenido principal

BMW M8 Competition: ‘M’aravillosa bestia de 625 CV

La marca bávara se saca de la manga un coupé capaz de acelerar de cero a cien en 3,2 segundos.

deportivo lujo altas prestaciones cabrio coupe azul rojo

El BMW M8 Competition es uno de los coches deportivos más esperados del año, ¡y la espera ha merecido la pena! BMW presenta su modelo más prestacional, un coupé de altos vuelos que llega con toda la tecnología implementada en el BMW M5 Competition, incluyendo su descomunal motor V8 con más de 600 CV. ¿Creías que el BMW Serie 8 era difícilmente mejorable? Pone un nuevo paragolpes, cuatro salidas de escapes y una bomba bajo el capó. ¡Et voilá!

Es verdad que no lo habíamos visto todavía sin camuflaje, pero la verdad es que el BMW M8 Competition escondía pocos secretos pese a tratarse de un coche nuevo. Para empezar, el protagonista del coche es un viejo conocido: el motor V8 biturbo de 4,4 litros con el sistema de inyección directa a una presión máxima de 350 bares ya lo conocíamos del M5: 625 CV a 6.000 rpm y 750 Nm de par constantes entre las 1.800 y 5.800 vueltas. ¿Qué significa eso? Pues que esta bestia tiene fuerza de sobra en prácticamente cualquier régimen de vueltas.

 

 

El objetivo principal de la versión más deportiva del BMW Serie 8 es conseguir un GT de lujo combinado con un comportamiento más radical y deportivo. Para ello se han esforzado mucho: por ejemplo, el soporte del motor es más rígido y se ha desarrollado un chasis deportivo específico para este modelo. Se han rediseñado elementos de la suspensión como los cojinetes o una nueva barra de torretas que incrementan la rigidez del eje delantero. Los brazos de suspensión forjados específicos de BMW M dan al eje trasero también mayor rigidez y estabilidad, apoyado por unas barras estabilizadoras reforzadas.

BMW M8 Competition: mayor placer de conducción

El BMW Serie 8 es un modelo que debe combinar imagen, prestaciones y refinamiento. En el BMW M8 Competition, esto último deja de tener una importancia capital y es sustituido por un mayor compromiso con la deportividad y la efectividad extrema. Chasis más deportivo, motor absolutamente bestial y un sistema de tracción integral inteligente que pone la guinda al conjunto. El inmenso empuje del motor necesita ayuda extra para poder sobrevivir, pero esto es un BMW M y la tracción trasera pura está ahí.

 

deportivo lujo altas prestaciones cabrio coupe azul rojo

 

Efectivamente, el BMW M8 Competition equipa la tracción integral M xDrive que envía, de manera estándar, más potencia al eje trasero, pero actúa como un ángel de la guarda cuando la tracción está sufriendo más de la cuenta. El embrague multidisco controlado electrónicamente asociado al diferencial M Activo es capaz de distribuir el par de manera inteligente entre los dos ejes en función de las necesidades de tracción.

Otro elemento clave en la capacidad de conseguir prestaciones y agrado de conducción a lo bestia es la transmisión M Steptronic de ocho velocidades, que combina un funcionamiento rápido y preciso cuando se quieren las máximas prestaciones pero también un cierto grado de refinamiento en un uso más tranquilo.

Tanto el motor como la suspensión y la dirección se puede ajustar con tres tarados: Efficient, Sport y Sport plus. Si deseamos desconectar el control de estabilidad, el reparto de par se podrá elegir entre la tracción integral permanente, la tracción integral ‘sport’ y la tracción trasera.

 

deportivo lujo altas prestaciones cabrio coupe azul rojo

 

Y es que aunque el BMW M8 Competition se haya creado para ser un deportivo con todas las de la ley, al final estamos ante un súper GT de altísimas prestaciones, gran comportamiento dinámico pero también mucho lujo en su interior. No, no es un deportivo radical y tampoco quiere serlo: será el compañero de viaje ideal para aquellos que quieran volar sobre la autobahn o para viajar relajadamente entre semana y entrar el domingo en el circuito a soltar adrenalina.

BMW M8 Competition: estética espectacular

También es para aquellos que a nivel de imagen quieran un plus. el BMW M8 Competition incorpora un nuevo paragolpes delantero, llantas de 20 pulgadas y un espectacular difusor trasero con una cuádruple salida de escape que genera un sonido más contundente. Hay que reconocer que a nivel estético es espectacular: en el interior, detalles más deportivos, costuras en color, asientos con mejor agarre e inserciones en fibra de carbono.

 

deportivo lujo altas prestaciones cabrio coupe azul rojo

 

En el interior, la tecnología también es clave: el cuadro de mandos digital del BMW M8 Competition estará de serie y podrá modificar su aspecto según los modos de conducción escogidos en el botón M Mode, inédito en el M8. Habrá tres modos de funcionamiento que modificarán también la respuesta de los asistentes a la conducción. Por supuesto, a nivel de equipamiento estará a la última, tanto a nivel de confort y conectividad como en términos de seguridad.

El BMW M8 Competition es el deportivo más impresionante de la marca alemana de los últimos años: prestaciones, calidad, imagen y diversión al volante, todo en uno. Un coche tanto para viajar (su maletero alcanza los 420 litros) como para ir de tandas a un circuito, con carrocería coupé o descapotable y un precio todavía por conocer, pero que no estará lejos de los 200.000 euros. ¡Menuda bestia!

PUBLIRREPORTAJE

Audi Q8: Desafíos multiplicados por 8 >>

DesafíosAudiQ8_Mejoresimágenes

Desafíos Audi Q8: ¡Tenemos las mejores imágenes del rodaje de desafío Audi Q8!

PUBLI-REPORTAJE. Traemos las mejores imágenes del desafío Audi Q8, tres videos top creados por la BBC para Audi. Así se ha comportado el nuevo SUV de Audi.

Y además