Pasar al contenido principal

Así fueron los primeros bocetos del Mazda MX-5 NB

deportivo japones deportivo altas prestaciones
Si te gusta la historia, estos bocetos te van a encantar.

El Mazda MX-5 es uno de los coches más queridos por todos los que nos divertimos al volante. Uno de los coches deportivos más vendidos de todos los tiempos y que gracias a su combinación entre sencillez estética, mecánica y de precio asequible ha conquistado a todos. Pocos secretos guarda, pero hoy te traigo los primeros bocetos del Mazda MX-5 NB y no pueden molar más.

Te interesa: prueba Mazda3 Skyactiv-X

El diseño del Mazda MX-5 siempre ha sido sobrio y sin grandes florituras. Una de las claves de su éxito. Hace un tiempo te mostré los bocetos del Mazda MX-5 NA, el primero en nacer, y destacaba especialmente por su frontal afilado y sus faros escamoteares. Pero también propuestas que contaban con faros normales y corrientes. Una sorpresa para más de uno.

Primeros bocetos de diseño del Mazda MX-5 NB

deportivo japones deportivo altas prestaciones

Tras el éxito del Mazda MX-5 NA, la firma japonesa buscó mantener las claves estéticas sin cambios. Se apostó por mantener una figura elegante y proporcionada, con unos faros delanteros pequeños y minimalistas y un interior sencillo pero con toques deportivos. La fórmula estaba clara y el resultado fueron los conceptos que puedes ver a lo largo de este artículo.

En el frontal destacaban los faros bastante pequeños y con unos intermitentes inferiores de tamaño notable. En la zaga se buscó el minimalismo evolucionado desde el NA. Lo mismo ocurría en el interior, con un salpicadero donde las claves estéticas del primer MX-5 seguían muy vivas, como el diseño redondeado de los aireadores del climatizador.

Mazda MX-5 NB MPS

prototipo boceto dibujo concept deportivo

Pero quizás el boceto de diseño del Mazda MX-5 NB más sorprendente es el de una posible versión deportiva MPS. El Mazda MX-5 MPS estuvo cerca de ser una realidad e incluso se presentó como prototipo en el Salón de Frankfurt de 2001. En este boceto se pueden apreciar las claves de diseño de esta versión, cuya principal novedad era la incorporación de faros completamente rediseñados.

También destacaban elementos como la toma de aire en el frontal, las llantas deportivas de cinco radios dobles o unas taloneras específicas, con pasos de ruedas más marcados. Una versión super atractiva que Mazda finalmente no se atrevió a producir. Una pena porque no tengo ninguna duda que hoy sería un auténtico objeto de deseo.

Buscador de coches

Y además