Pasar al contenido principal

El Carice TC2 es un descapotable biplaza que viene de Holanda con un precio muy chulo

Un biplaza eléctrico que se parece a cierto modelo, aunque nadie lo dice. Pero este es eléctrico...

La industria automovilística holandesa (aunque bastante pequeña) está en auge. Así lo hemos deducido después de que el Donkervoort F22 se agotara a principios de año debido a una demanda inesperadamente alta.

Así que como por ahora no podemos hablar de uno de los fabricantes más locos del mundo del automóvil, te traemos otra empresa con sede en los Países Bajos que está llenando los libros de pedidos rápidamente: la firma en cuestión es Carice, fabricantes del descapotable TC2 que ves arriba.

Carice comenzó su andadura en 2011 fabricando coches eléctricos por encargo en tiradas limitadas, pero ahora ha crecido lo suficiente como para poner este coche eléctrico biplaza en producción.

El Carice TC2 se presentó públicamente por primera vez en su propio país el pasado fin de semana y, al parecer, solo quedan "unos pocos coches" disponibles del segundo lote de producción que se entregará a finales de este año, ya que el primero se agotó.

Con un peso de 630 kg (muy ligero para un eléctrico) y más de 300 km de autonomía, el TC2 puede ser tuyo por 44.500 euros más impuestos, lo que no deja de ser interesante para un modelo así.

Carice no ha hecho públicas más especificaciones de rendimiento, así que nos centraremos en lo que podemos ver en la galería.

La cubierta del techo parece que se puede guardar detrás de la barra antivuelco, mientras que el interior evita pantallas en favor de interruptores de palanca, desde los intermitentes hasta los limpiaparabrisas. Muy al estilo Caterham.

Un rápido vistazo a la página web de Carice revela por qué no hay tapa de carga: la toma del cable está situada en el maletero, con una muesca recortada en la línea del maletero para poder cerrarla mientras se recarga durante la noche.

"Con el Carice TC2 queremos crear arte sobre ruedas", dicen Niels van Dril y Richard Holleman, fundadores de la empresa. "Elegante, respetuoso con el medio ambiente, ágil y hecho a mano. Hemos destilado el coche hasta su forma más pura, y todo lo que hay dentro se ha creado con amor y ojo para el detalle".

"Se trata de sentir la conducción en cada fibra de tu cuerpo. Nos apasiona crear coches bonitos que hagan feliz a la gente". Pues genial.

Etiquetas:

Coches deportivos

Y además

Buscador de coches