Atención, pregunta: ¿cuál es el coche más potente del mundo?

Y no, no es un maldito Bugatti.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

¿Alguna vez te has visto envuelto o envuelta en una feroz discusión para encontrar el coche más potente del mundo? Lo más probable es que sí... y que si tus contertulios no eran tan petrolhead como tú hayas tenido que escuchar que, sin duda alguna, este noble título debería recaer en algún modelo de Ferrari o Porsche. Hoy acudimos a tu rescate para que puedas darle una buena ración de humildad al enterado o enterada de turno. No hace falta que nos des las gracias. Dinero. Danos dinero...

Koenigsegg busca 40 nuevos trabajadores: ¡corred!

Es muy probable que tú mismo o misma creas que el coche con más caballos del mundo es el espectacular Bugatti Chiron que, con un precio de más de dos millones de euros, puede presumir de albergar dentro de sí uno de los bloques más salvajes del momento: ocho litros repartidos entre 16 cilindros -dieciséis, sí- que erogan nada menos que 1.500 CV, 1.600 Nm de par y que le capacitan para alcanzar los 100 km/h en sólo 2,3 segundos. Vale, esa cifra es exactamente igual que la lograda por el Dodge Challenger SRT Demon, pero... no tienen la misma clase. Mola mucho más el americano. Obviamente. 

Pero las acongojantes cifras del Chiron no son lo suficientemente contundentes como para hacerle proclamarse el coche más rápido del mundo... y tampoco el que más potencia promete en su ficha técnica. ¿Recuerdas que el Agera RS le ha robado el récord en el 0-400-0? Pues el título de modelo con más caballos del momento también ha ido a parar a manos de otro producto de la firma sueca... que no es otro que el Koenigsegg Regera. Propulsado por un tren de rodaje híbrido, el monstruo escandinavo creado por el bueno de Christian tiene una cifra final de algo más de 1.500 CV. Sí, ese algo más no es demasiado conciso, pero es suficiente como para estar seguros de que gana a su rival francés. Y encima te podría permitir presumir ante tus amigos de ser la persona más concienciada con el medio del grupo. Todo ventajas. 

 

 

Ahora que ya sabes cuál es el coche más potente del mundo, es tu turno: empieza a repartir bofetadas dialécticas a todo aquel que se atreva a contradecirte. Es tu deber como loco o loca de la gasolina. Recuerda que se empieza por ahí y se terminan llenando las calles de SUV diésel, tal como te recomendaría tu cuñado al comprar cepo nuevo...

Lecturas recomendadas