Pasar al contenido principal

Compa oldie: Alfa Romeo 33 Boxer 16v o Opel Kadett GSI

¿Pasión italiana o razón alemana?
Imagen de perfil de Raul Salinas
compacto deportivo sedan italia

Los años 90 fueron protagonistas por alguno de los compactos deportivos más interesantes de la historia, especialmente si no tenías un presupuesto demasiado elevado. El Alfa Romeo 33 Boxer 16v y el Opel Kadett GSI son dos buenos ejemplos, pero hay muchos otros, como el Golf GTI, el Peugeot 309 GTI o el Renault 19 y su motor de 16 válvulas. Coches todos ellos relativamente potentes, ligeros, divertidos de conducir y sin tener que dejar un riñón como parte del pago.

El Alfa Romeo 33 y el Opel Kadett fueron dos coches compactos deportivos populares en su tiempo. El italiano destacaba por su diseño de líneas rectas, muy de los años ochenta. El Opel tenía un diseño algo más dulce, pese a que ambos coches se empezaron a fabricar en la misma época: en el 83 el Alfa Romeo y en el 84 el Kadett E. A comienzos de los 90, ambos modelos tenían en sus gamas dos versiones deportivas muy diferentes. ¿Cuál era más interesante?

 

¿Alfa Romeo 33 Boxer o Opel Kadett GSI?

Como te decía, el Opel Kadett GSI fue un coche que marcó a una generación. Fue el primer coche de producción en superar los 200 km/h con un motor de menos de dos litros. Su pequeño bloque de 1.8 litros y 115 CV daba al coche una alegría muy interesante. Aerodinámico, con un Cx de 0,30, y con un interior bien resuelto, era un coche pintón y con unas prestaciones notables, aunque siendo sinceros, a nivel de manejo no era el mejor del segmento.

 

Missing multimedia.
Missing multimedia.

 

El Alfa Romeo 33 Boxer 16v era el compacto deportivo de Alfa Romeo a comienzos de los 90. El Alfa 33 fue el sustituto del Alfasud y su nombre homenajeaba al mítico Alfa Romeo 33 de competición. Su diseño era limpio y sencillo, obra de Ermanno Cressoni, con líneas contundentes que le daban tanto un toque de agresividad de líneas como de elegancia atemporal.

Alfa Romeo apostó por un motor raro en la época, un bóxer de cuatro cilindros con 1.7 litros, inyección electrónica y 16 válvulas, capaz de generar hasta 137 CV. Era un coche con un temperamento mayor que el del Opel, aunque los últimos GSI también aumentaron la potencia hasta los 130 CV.

 

¿Cuál era mejor?

Es prácticamente imposible determinar con total rotundidad cuál era mejor, si el Alfa Romeo 33 Boxer 16v o el Opel Kadett GSI. Dos coches con planteamientos bastante diferentes. A nivel dinámico, el Alfa Romeo tenía ese ADN italiano que le permitía tener un temperamento algo más salvaje. Tenía frenos de disco ventilados o suspensión independiente en el eje delantero, además de un diseño deportivo discreto que convencía.

El Alfa Romeo era un coche italiano y tenía sus problemas, especialmente hablando de ciertos elementos de calidad. Sin embargo, también era bastante básico pese a lo exótico de su motor y fue un coche ampliamente modificado, especialmente en su país de origen. Digamos que el Alfa Romeo es algo más pasional que el Opel, algo que también se traducía en un precio más elevado.

Pese a que las cifras eran muy similares entre ambos, el Alfa Romeo era algo más rápido en aceleración, aunque el Opel ganaba por poco en velocidad punta. El Alfa Romeo, con sus 950kg de peso era capaz de acelerar de cero a cien en 8,4 segundos. El Opel, cuyo peso era de 970 kg, lo hacía en nueve segundos. La velocidad máxima del Opel Kadett GSI era de 208 km/h, por los 203 km/h del italiano.

 

 

Cifras como podéis ver muy similares entre dos coches muy especiales y raros de encontrar a día de hoy, especialmente el italiano. El Alfa Romeo 33 fue el más vendido de la marca italiana, con más de 1 millón de ejemplares producidos entre 1983 y 1995 y sin duda, fue un coche clave en la historia de la firma. El Opel Kadett también fue un éxito rotundo para Opel. ¿Alguien echa un poco de menos esa época entre tanto SUV?

Sin duda, dos coches con mucha personalidad y que, pese a no tener unas prestaciones de infarto o un comportamiento de primera, eran coches divertidos y exigentes. Gran emoción al volante a un precio razonable. Lo interesante del Alfa Romeo a día de hoy es su exclusividad: fue un coche menos popular que el Kadett, en parte debido a la mala fama de la marca italiana en cuanto a fiabilidad y a un precio más elevado. Esa rareza lo hace tremendamente interesante a día de hoy.

Y es que, en una búsqueda rápida, solo he encontrado dos modelos a la venta en Italia, uno con 240.000 km por 10.000 euros y otro por 15.000 euros, con 145.000 km. Sin duda, son coches mucho más caros y especiales: los clásicos deportivos de Alfa Romeo siempre se cotizan al alza. El Opel Kadett GSI es un coche mucho más fácil de encontrar y de comprar, ya que su precio está al alcance de cualquiera. En ese sentido, el Opel es claramente la opción ganadora.


 

Y además