Pasar al contenido principal

Diez compactos y pequeños deportivos rabiosos que no llegaron a producción

Pequeños y matones... Cada día nos preguntamos: ¿por qué no podemos conducirlos?

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Renault Zoe e-sport

Seguimos pensando que estos compactos deportivos y pequeños olvidados, a pesar de no llegar a producción, podrían habernos regalado momentos realmente emocionantes. Porque no hay mejor sensación que subirse a uno de estos hot-hatches y decir: "¿cómo puede caber tanta 'mala leche' en tan poco espacio?"

No te pierdas: Los compactos deportivos que más guerra darán en 2018

Aunque muchos de los compactos deportivos de hoy en día no son baratos, todavía hay aquellos que se mantienen fieles a la idea original, que era la de ofrecer un vehículo deportivo, fácil de conducir y, sobre todo asequible. En más de una ocasión, a los fabricantes se les ha olvidado esto y han querido ir más allá de los estipulado... 

Quizá por ese motivo, todos estos compactos y pequeños deportivos quedaron olvidados y no llegaron nunca a producción.   ¿Se lo merecían? El concepto era tentador.

 

Los compactos deportivos más rápidos de Nürburgring

 

 

Citroën Visa by Lotus

 

Citroën Visa Lotus

 

Para hablar del primero de estos pequeños deportivos olvidados tenemos que remontarnos a 1981, cuando Citroën decidió participar en el WRC. La marca francesa se unió a Lotus para lanzar este Citroën Visa by Lotus. Ofrecía 212 CV procedentes de un motor de 2.2 litros y asociado a un cambio manual de cinco velocidades. Se estima que hay dos unidades, una en un museo y otra en paradero desconocido.

 

Renault Clio RS16 Concept

 

Renault Clio RS16 Concept

 

Para celebrar los 40 años de Renault Sport (RS), Renault lanzó este concept con los mismos dotes que el Megane RS, que ya dominó el Infierno Verde. Se dice que podría haber sido el tracción delantera más rápido de Nürburgring gracias a sus 274 CV transmitidos al eje delantero a través de un cambio de seis marchas, pero nunca lo intentó. Nunca fue nada más que un prototipo. 

 

Volkswagen Golf R400

 

Volkswagen Golf R400

 

Dado que 2015 no fue un buen año para Volkswagen con todo el tema del ‘Dieselgate’, tuvo que parar algunos de sus proyectos más interesantes, como es el caso del Volkswagen Golf R400. Sin embargo todavía hay quien cree en que este compacto deportivo olvidado resurgirá de sus cenizas. Nosotros tenemos esperanza. 

 

Volvo C30 Polestar Concept

 

Volvo C30 Polestar Concept

 

Polestar -antes de volverse independiente y eléctrica- decidió coger uno de los coches más populares en cuanto a diseño de Volvo y convertirlo en algo más radical para conmemorar la victoria lograda en el Campeonato sueco de Turismos en 2009. Aunque sus cifras eran prometedoras -0 a 100 km/h en 4,2 segundos y una potencia de 462 CV, nunca llegó a producción, pero al menos se dejó ver en algunos salones del automóvil. Para ponernos los dientes largos, claro.

 

Renault TwinRun

 

Renault TwinRun

 

¿Imaginas un Renault Twingo con motor V6 de 3.5 litros, 324 CV y tracción trasera? Esto es lo que intentó Renault con el Renault TwinRun. Una pequeña bala que, la verdad, podría convertirse en un aparato peligroso para la carretera. Quizá por eso nunca llegó a producción… pero no se merece estar entre los pequeños deportivos olvidados. 

 

Audi A1 Clubsport Quattro

 

Audi A1 Clubsport Quattro

 

Un Audi A1 Clubsport Quattro con 500 CV y una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos nos pone los dientes largos. Sí o sí. Este pequeño cohete se quedó lejos de entrar a producción y nunca pasó de ser una edición especial del Wörthersee, pero nos hubiera encantado. Al menos tenemos el Audi S1 para consolarnos. 

 

Peugeot 308 R Hybrid

 

Peugeot 308 R Hybrid

 

Un Peugeot 308 GTI venido a más… aAsí era el Peugeot 308 R Hybrid, que utilizaba un motor turbo de 1.6 litros y 290 CV, combinado con otro propulsor eléctrico de 115 CV que ofrecía una potencia total de 500 CV. Con esto, podía acelerar de 0 a 100 km/h en cuatro segundo… pero no pasó más que de un proyecto. 

 

Renault Zoe e-Sport Concept

 

Renault Zoe e-Sport Concept

 

Uno de los proyectos más locos de Renault fue el Renault Zoe e-Sport, un eléctrico de 466 CV capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y con una velocidad máxima de 209 km/h. Y todo a pequeña escala… Puede que sea uno de los deportivos olvidados, pero nosotros tuvimos ocasión de hacer la prueba del Renault Zoe e-Sport y quitarnos la espina clavada… 

 

Opel Astra OPC Extreme

 

Opel Astra OPC Extreme

 

Aunque ya tenían la versión del Opel Astra OPC, en Opel decidieron dar un paso adelante y lanzar el Opel Astra OPC Extreme, aunque nunca llegaría a producción. Peso reducido gracias a los paneles de fibra de carbono, arneses de seis puntos en el interior, jaula antivuelco… y un motor turbo de 2.0 litros con 304 CV.

 

Volkswagen Golf W650

 

Volkswagen Golf W650

 

Su nombre lo delata: motor W12 y 650 CV dentro de un coche basado en el Volkswagen Golf GTI, tracción trasera, cambio automático de seis marchas y un 0 a 100 km/h en 3.7 segundos. Interesante, pero nada más que un nuevo proyecto de Wörthersee.

 

Lecturas recomendadas