Pasar al contenido principal

Si no hubiera confinamiento, hoy me encantaría conducir un... Lotus Exige Sport

Es lo que me pide el cuerpo. ¡Rock'n Roll!
Imagen de perfil de Raul Salinas
prueba deportivo lujo altas prestaciones

Sin duda, el Lotus Exige Sport es el coche que me pide el cuerpo para dejar atrás el confinamiento y volver a sentir la libertad más absoluta. Un coche creado para disfrutar de la conducción más pura, más auténtica y más divertida. Un coche radical para dejar este anquilosamiento apartamental en el que nos encontramos para hacer un poco de ejercicio. ¿Pero quién quiere un gimnasio pudiendo conducir en libertad absoluta? Sin rumbo.

Y es que amigos, pienso en un Lotus Exige Sport, con el depósito lleno, sin horarios, sin tiempo, sin destino concreto, y sonrío tontamente. Creo que esto del confinamiento por el Coronavirus nos está empezando a afectar y es en estos momentos cuando toca ser fuertes y pensar en cosas bonitas, cosas que, no tengo ninguna duda, volverán más pronto que tarde.

 

¿Por qué el Lotus Exige Sport?

He probado muchos coches a lo largo de mi vida y pocos me han transmitido lo que me ha transmitido este coche. Es un coche radical y austero a más no poder, con un único objetivo: pasar un buen rato. Es emocionante, divertido y salvaje, no es el mejor coche para viajar, pero yo no quiero viajar, a diferencia de mi compañera Rebeca Álvarez y su Mercedes S560. ¡Yo quiero diversión!

 

prueba deportivo lujo altas prestaciones

 

Es más, una de las primeras cosas que haría sería abandonar la autopista para perderme por carreteras comarcarles: ¡ya sabéis, cuántos más números tenga la carretera, mejor! Perderme por la España vaciada, por ese inmenso parque de atracciones que tenemos ahí detrás, a un paso. 

Con un compañero de batallas que si bien es espectacular por fuera, todavía lo es más por dentro. Y no me refiero al habitáculo, que se parece más a un coche de carreras que al de un coche de calle, me refiero a su alma. En su última evolución, el Lotus Exige Sport tiene un motor V6 de 3.5 litros con 416 CV, tracción trasera y cambio manual. ¡Oh, sí!

 

Menos peso, más diversión

Pero eso no es lo mejor. 416 CV para 1.054 kilos de peso. Ligereza extrema, diversión máxima. Todo en este coche tiene un sabor muy racing: amortiguadores Nitron, frenos AP Racing o un embrague prácticamente idéntico al de las versiones de carreras. Este bólido acelera de cero a cien en 3,3 segundos y alcanza los 290 km/h, aunque te aseguro que a más de 200 km/h este coche da respeto. Mucho.

 

prueba deportivo lujo altas prestaciones

 

En cualquier caso: el Lotus Exige Sport es el coche más emocionante que he probado y ahora mismo es lo que me pide el cuerpo. Quiero divertirme, quiero pasar un buen rato, quiero olvidarme, al menos por un ratito, de tanta tragedia y malas noticias. Seguro que no soy el único: tú, querido lector petrolhead, sé que estás pensando lo mismo que yo. Pero algo debo decirte. ¡Volveremos más fuertes y con más ganas de disfrutar de nuestra gran pasión!

Y además