Dale al play mientras vuelas a 347 km/h en este Mercedes AMG One

Gustavo López Sirvent

Un youtuber alemán se graba en el interior de este hiperdeportivo que circula como un rayo por una Autobahn alemana. Este vehículo híbrido desarrolla conjuntamente 1.063 caballos con los que consigue acelerar de 0 a 100 kilómetros/hora en 2,9 segundos, alcanzar los 200 kilómetros/hora en 7,0 segundos y llegar a 300 en 15,6 segundos.

Velocidad, más Autobahn, más adrenalina, más rugido, más pelos de punta es un cóctel que a muchos amantes del motor nos gustaría experimentar alguna vez en la vida, pero sólo hay privilegiados que lo consiguen. Como el youtuber Gercollector, que se ha montado en un Mercedes AMG One y prácticamente lo ha hecho volar.

No exageraríamos si decimos que este hiperdeportivo con el que puedes ir a comprar el pan también podría estar en un circuito de grandes competiciones (elige tú cuál). El influencer alemán lo ha comprobado personalmente. Se grabó mientras se dirigía a la Autobahn, donde no hay límite de velocidad, y donde puso el coche a 347 km/h antes de tener que frenar por el tráfico.

La joya de la corona de esta brutalidad de vehículo híbrido está entre la parte central y trasera del coche. Se trata de un propulsor V6 turboalimentado de 1.6 litros extraído del programa de Fórmula 1 de AMG, con 574 CV. Está emparejado a tres motores eléctricos (dos en la parte delantera y otro en la parte trasera conectado al motor). Todos ellos llegan a desarrollar 1.063 CV de fuerza.

Te recordamos, aunque si eres fan ya lo sabrás, que este bloque mecánico puede acelerar hasta las 11.000 rpm y, como prácticamente no hay ningún sistema de insonorización en el interior, se puede disfrutar lo que para unos será una sinfonía de Beethoven y para otros sólo ruido (revisad vuestras cavidades auditivas...).

Los responsables de los motores de competición de Mercedes aseguran que la velocidad máxima del One está limitada a 352 km/h. Asimismo, acelera de 0 a 100 kilómetros/hora en 2,9 segundos, alcanza los 200 kilómetros/hora en 7,0 segundos y llega a 300 en 15,6 segundos. Y todo esto casi sin respirar. Cojamos aire...

El suertudo influencer relata en las imágenes que ha optado por incorporar el modo más radical, en el programa Strat 2, en el que este hiperdeportivo desciende el chasis y prepara su aerodinámica para alcanzar su máximo rendimiento, lo que simularía la búsqueda de una vuelta rápida en un Gran Premio de la F1.

Con un peso en vacío de unos 1.678 kilos y una aerodinámica activa en movimiento que se puede esconder para eliminar la resistencia, pensamos que los 347 km/h que se ven en la imagen podrían haber sido muchos más y llegar hasta los 362 km/h, aunque eso ya es elucubrar.

Desde el interior de la cabina se aprecian todos los sonidos de este AMG One. El ya mencionado del V6, conocido por todos, sigue siendo una pasada, pero es que también se escucha el trabajo del bloque eléctrico cuando va circulando con esa tecnología. Otro de los soniquetes que se oye es el de la palanca de cambios, que suena muy metálica.

Ya sabes que si quieres ver a algún animal de esta especie tendrás que ir a alguna Autobahn alemana donde no solo no existe límite de velocidad máxima, y está permitido circular a velocidades ilegales en el resto del mundo, sino que además sus conductores están habituados a que pueda aproximarse por el carril izquierdo un vehícuo como el Mercedes del que te hemos hablado.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: Vídeocoches deportivos híbridos, coches premium,